Las empresas del Ibex-35, las que más dividendos se reparten

Premios a los accionistas

Las grandes empresas que cotizan en el Ibex-35 españoll (eléctricas, telefoní­a, combustibles) ocupan el primer puesto mundial a la hora de repartir beneficios entre sus accionistas.

0
0 votos
20-04-2009
Publicidad
Según las últimas cifras dadas a conocer, la rentabilidad de los dividendos de las empresas que cotizan en el Ibex-35 de la bolsa española (es decir lo que las empresas reparten a sus accionistas) se ha situado en una media del 6,16% en 2009. El doble, por ejemplo de del Dow Jones norteamericano, que se ha situado en el 3,19%.
 (EFE)
No dudan en repartirse millonarios dividendos, mientras los ciudadanos están cada vez más desprotegidos. Manifestación frente a la sede del Banco de España convocada por la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) para denunciar la desprotección de los ahorradores.
(EFE) No dudan en repartirse millonarios dividendos, mientras los ciudadanos están cada vez más desprotegidos. Manifestación frente a la sede del Banco de España convocada por la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) para denunciar la desprotección de los ahorradores.
Según las últimas cifras dadas a conocer, la rentabilidad de los dividendos de las empresas que cotizan en el Ibex-35 de la bolsa española (es decir lo que las empresas reparten a sus accionistas) se ha situado en una media del 6,16% en 2009. El doble, por ejemplo de del Dow Jones norteamericano, que se ha situado en el 3,19%.
Las bolsas europeas copan los primeros puestos en rentabilidad por dividendo. El Ibex de la bolsa española está repartiendo esa media por encima del 6 por ciento. Seguida de los valores del Ftse-100 británico con el 5,08% que da el británico. Y el grupo formado por las bolsas italiana, holandesa, francesa y alemana que superan ampliamente el 4%.
Aparte de Grifols (una empresa catalana fabricante de productos sanitarios) son las grandes empresas eléctricas (como Iberdrola o Red Eléctrica), de telefonía (Telefónica) y combustibles (como Repsol o Gas Natural), todas ellas con participación de los grandes bancos y cajas, las que encabezan el aumento del porcentaje de su dividendo a la hora de repartir a sus accionistas. Por ejemplo, Iberdrola Renovables aumentará el dividendo este año en torno a un 33%. O Telefónica en un 15%
En definitiva, los grandes grupos monopolistas y la oligarquía no sólo obtienen miles de millones de euros de beneficios, incluso en épocas de crisis, a costa del sacrificio de la inmensa mayoría de la población, especialmente de las clases trabajadoras, sino que en vez de hacerlos revertir sobre la economía productiva, se los reparten en su propio beneficio.
 
Sus beneficios se cimentan en un sistema de leyes hechas a medida de sus intereses oligárquicos y monopolistas. Leyes que les permiten disfrutar de los mercados (de la energía, la telefonía…) en régimen de monopolio; ayudas estatales de todo tipo; leyes laborales que les permiten ajustes (ERE’s) o despidos a conveniencia…
Y unas leyes que priman la concentración de la riqueza en vez de una redistribución social a través del sistema de impuestos. El propio gobierno de Zapatero rebajó por igual un 5% el impuesto de sociedades para monopolios que pequeñas empresas. ¿Cómo es posible que las grandes empresas –un 2% del número total, pero que acaparan el 58,5% de los beneficios empresariales- tributen sólo un 24,1%; mientras que las pymes –el 85% de las empresas, que sólo disfrutan del 16,1% de las ganancias- paguen el 31% de los impuestos?
Es preciso establecer una nueva escala de impuestos sobre beneficios, progresiva, para que a más beneficios sobre capital, más impuestos. Una escala que empiece en 0 para las pymes y autónomos con pocos beneficios, y llegue al 90% en el caso de los beneficios de los grandes bancos y monopolios.
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad