La banca controla una de cada dos tasaciones inmobiliarias

El zorro amo y señor del gallinero

A través del control de las tasaciones, las entidades financieras sobrevaloran sus activos para ocultar su situación real e impiden que baje el precio de la vivienda en España.

0
0 votos
20-04-2009
Publicidad
Según publica el periódico financiero Expansión, la valoración de las garantí­as de la cartera hipotecaria de cajas y bancos y de sus inmuebles gana importancia. Las trece compañí­as ligadas a entidades financieras concentraron en 2007 el 47% de las valoraciones inmobiliarias realizadas. Según publica el periódico financiero Expansión, la valoración de las garantí­as de la cartera hipotecaria de cajas y bancos y de sus inmuebles gana importancia. Las trece compañí­as ligadas a entidades financieras concentraron en 2007 el 47% de las valoraciones inmobiliarias realizadas.
Esto significa que el sector financiero controla una de cada cuatro empresas de tasación registradas en el Banco de España.

La tasación de las garantías de la cartera hipotecaria de las entidades y de los inmuebles que están adquiriendo a través de adjudicaciones judiciales y canjes de deuda es fundamental para valorar la “solvencia” del sistema financiero.
 
Algo supremamente grave porque, por una parte, estarán sobrevalorando sus activos y, por otra, impidiendo que baje el precio de la vivienda.
 
Según denunció hace unos meses la consultora independiente Price Waterhouse Coopers, el Banco de España – a través de su tasadora oficial- ocultó deliberadamente fuertes pérdidas por el deterioro de activos y un desfase patrimonial que podía superar los 3.000 millones de Caja castilla la Mancha.

De esta manera presentan un problema de liquidez a corto plazo, no de graves problemas de solvencia de las entidades que “rescatan”.
Si esto es lo que practican las tasadoras del gobierno, las tasadoras privadas ¿cuántas veces lo hacen y con cuántas entidades?
 
De esta manera muchas cajas y entidades bancarias maquillan su situación real ,de paso, evitan que baje el precio de los pisos.
 
Bancos y cajas prefieren engordar sus carteras de inmuebles valorados a precios hiperinflacionados a la espera de que lleguen tiempos “mejores” en vez de tratar de venderlos a su precio real.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad