El Banco de España se plantea liquidar Caja Castilla-La Mancha

CCM, un inmenso agujero negro

Una vez troceada y sus activos divididos en paquetes, la Caixa, Caja Madrid e Ibercaja pujarán por quedarse con la mayor parte de CCM.

0
0 votos
20-04-2009
Publicidad
Todos los intentos por salvar Caja Castilla-La Mancha han fracasado hasta ahora. Fracasó el primer intento de fusión con la aragonesa Ibercaja cuando ésta pidió al banco de España una inyección de dinero del Fondo de Garantí­a de Depósitos para tapar el agujero de la caja manchega. Volvióa fracasar el segundo, la fusión con la andaluza Unicaja, por la misma razón, sólo que esta vez los 3.000 millones que el Banco de España estaba dispuesto a poner del Fondo de Garantí­a no les parecií­a suficiente a los representantes andaluces, que exigí­­an además muchos más millones en avales ante la inmensidad del agujero. Y estáa punto de fracasar el tercero tras la intervención del Banco de España.
 (EFE)
Todos los intentos por salvar Caja Castilla-La Mancha han fracasado hasta ahora.
(EFE) Todos los intentos por salvar Caja Castilla-La Mancha han fracasado hasta ahora.
Todos los intentos por salvar Caja Castilla-La Mancha han fracasado hasta ahora. Fracasó el primer intento de fusión con la aragonesa Ibercaja cuando ésta pidió al banco de España una inyección de dinero del Fondo de Garantí­a de Depósitos para tapar el agujero de la caja manchega. Volvióa fracasar el segundo, la fusión con la andaluza Unicaja, por la misma razón, sólo que esta vez los 3.000 millones que el Banco de España estaba dispuesto a poner del Fondo de Garantí­a no les parecií­a suficiente a los representantes andaluces, que exigí­­an además muchos más millones en avales ante la inmensidad del agujero. Y estáa punto de fracasar el tercero tras la intervención del Banco de España.
El agujero de la caja manchega sería tan grande que el  nuevo equipo de gestores colocados por el Banco de España se está viendo incapaz de fijar un plan de viabilidad con posibilidades de futuro para la entidad que presidía el ex diputado socialista Juan Pedro Hernández Moltó. Y por lo tanto todo apunta a que finalmente la Caja Castilla-La Mancha está abocada a la liquidación y la subasta de sus bienes y activos.
Según la auditoría que realizan los expertos del Banco de España, las pérdidas de la entidad en el ejercicio pasado rondarían entre 800 y 1.000 millones de euros; pero el agujero negro nadie sabe donde tiene el fondo, sólo en créditos irrecuperables concedidos a 20 promotores inmobiliarios habría 3.000 millones de euros.
 
Alguien tendrá que explicar y responder cómo es posible que su ex presidente, Hernández Moltó, pudiera ocultar semejante socavón y presentar unos beneficios de 30 millones de euros. ¿Es posible pensarlo sin la complicidad, al menos de una parte, del Consejo de la Caja? Y ahí está la madre del cordero, ya que en ese Consejo estaba además de la Junta de Castilla-La Mancha, los representantes de los partidos (PSOE y PP), de los sindicatos y de los impositores. ¿Qué hicieron cuando el pozo crecía y crecía? ¿Dónde estaba la supervisión de los responsables del Banco de España?
Hay responsabilidades económicas y políticas que todos tratan de tapar.
 
Pero mientras los auténticos responsables se van de rositas, el gobierno se prepara para sanearla con dinero público y entregarla a la voracidad de las grandes cajas (la Caixa, Caja Madrid, Ibercaja…, incluso a los bancos que podrían entrar también en la subasta para repartirse los bienes y activos de la caja manchega.
Ya que “hay que sanearla”. Primero, ¿por qué no exigir las responsabilidades económicas y políticas a los responsables?  Y segundo, ¿por qué una vez saneada no cambiar la ley para integrar las Cajas de Ahorros en una Confederación nacional pública al servicio de un plan de choque contra la crisis?
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad