Dato del dí­a

En España el precio de la vivienda sigue sobrevalorada un 44%

Las entidades bancarias no pueden permitir que baje el precio de la vivienda y, con ella, el monto y los intereses de los créditos hipotecarios

0
0 votos
19-04-2009
Publicidad
El prestigioso semanario financiero inglés The Economist advierte en su última edición que los precios de la vivienda en España seguían sobrevalorados en un 44% al cierre de 2008, después de que registraran su primer descenso 'oficial' en 15 años, al caer un 3,2%.

Los precios de la vivienda en España son “impermeables” a un ajuste a su precio real, que se empieza a provocar en toda Europa.

Como afirma la Biblia de las finanzas, España se encuentra en los puestos de cabeza de la OCDE en sobrevaloración de sus viviendas, sólo superada por Holanda, con una ratio del 54%. Por ejemplo, el precio de la vivienda ha bajado el triple en Reino Unido (9%) que en España (3,2%).
 
Estas son las conclusiones del ranking publicado por The Economist, del que se desprende que los precios de la vivienda deberían descender casi a la mitad para poder ajustarse a su valor real.
 
¿En qué reside la particularidad del mercado de la vivienda español, que truene, llueva o relampaguee, no baja los precios de la vivienda?
En España “La banca sólo hipoteca a precio de burbuja” es la conclusión del informe del trimestre anterior del Financial Times.

La banca persiste en su empeño de hipotecar pisos sólo a precios de “burbuja”. Las pocas gotas de crédito que han abierto las entidades financieras españolas para colocar sus propios activos inmobiliarios, lo hacen con precios anteriores a la crisis.

¿Por qué?

Desde el estallido de la crisis la banca española ha acumulado un buen parque inmobiliario, principalmente embargando los activos de las constructoras que no han podido hacer frente al pago de sus deudas.

Las entidades bancarias no pueden permitir que baje el precio de la vivienda y, con ella, el monto y los intereses de los créditos hipotecarios.

Bancos y cajas prefieren engordar sus carteras de inmuebles valorados a precios hiperinflacionados a la espera de que lleguen tiempos “mejores”.

Están dispuestas a asfixiar a la economía productiva (las pymes) y a las familias españolas.

“Hay que aguantar como sea para que la banca no tenga que hacer ingentes provisiones y nadie quiebre”. Señala una fuente del periódico Cotizalia (03-04-09).

Existe evidentemente un gran pacto entre el Gobierno, el supervisor y los banqueros para evitar que bajen los pisos, como denunció el periódico El Confidencial hace seis meses.

Es tan grave, anormal y atrofiada la situación en España que no deja de llamar la atención que sean los periódicos financieros nacionales e internacionales –a los que no se les puede tachar como “enemigos” del capital financiero- los que la están denunciando.
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad