Memória histórica

Le quitan los honores concedidos a Franco en la dictadura

El texto del acuerdo, manifiesta que son honores dados en época donde no hay libertad, y no son reconocibles en democracia

0
0 votos
19-04-2009
Publicidad
 
Tras un largo debate, la Alcaldesa de Gijón ve de justicia la retirada de los honores que en tiempos de dictadura y falta de democracia le fueron concedidos a Franco. Honores desde Hijo Predilecto a Medalla de Oro, pasando por alcalde perpetuo del ayuntamiento de Avilés. Alguno de estos títulos ya habían sido retirados con su muerte, pero otros era de justicia quitárselos ya que son reconocimientos perpetuos, concedidos en medio de una dictadura y que conviene poner en orden.
 
El ayuntamiento ya adoptó el 15 de noviembre de 2007 la retirada del título de alcalde perpetuo del ayuntamiento de Avilés a Francisco Franco Bahamonde. Decisión que fue aprobada con la abstención de ASIA y PP. Tras estos años llega la esperada decisión, y la junta de gobierno ya le ha retirado todos los honores que se le habían concedido al respecto de la ciudad de Gijón.
 
La decisión fue valorada por el equipo de Gobierno en cumplimiento de la Ley de la Memoria histórica. La cuestión de la retirada de los honores y otros actos que se están haciendo con esta ley necesaria, deben servir para dar conciencia y que se salde el daño causado por una dictadura y un pueblo que se defiende, debe servir por tanto para recuperar la histórica reciente de España, que son nuestros abuelos, en muchos casos. Les ha costado mucho trabajo borrar de la memoria del pueblo, su carácter de lucha, y la ley de la memoria historia debe servir para dar conciencia y conocimiento de nuestra histórica.
 
Por otra parte la retirada de honores es lógica en la democracia, ya que no puede ser que pervivan en democracia, unos títulos dados en una situación de falta de libertad, por lo que localmente es una cuestión que se debe hacer. El acuerdo adoptado reza que “Es evidente que ambos acuerdos fueron adoptados bajo una durísima dictadura militar. Los órganos que acordaron la concesión de esos honores carecían por completo de representatividad, por la forma y circunstancias en que fueron designados o elegidos”. Así se salda un proceso comenzado hace años, y que de esta forma intenta poner las cosas un poco al día.
 
Por su parte el portavoz de IU declaró que la intención es comenzar con Franco y continuar con otros como Francisco Carantoña o a Horacio Fernández Inguanzo, que también están fallecidos, pero no debe ser una cuestión de que estén o no fallecidos, es una cuestión de mirar por una alternativa de regeneración democrática que de verdad defienda los intereses de la gente. Y la ley de la memoria viene en un momento en el una alternativa que fortalezca la democracia y no los intereses de la banca.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad