Selección de prensa internacional

Obama y el vecindario

Pero estas medidas no van lo suficientemente lejos. Creemos que el embargo económico debe ser levantado por completo

0
0 votos
18-04-2009
Publicidad
La Cumbre de las Américas, el primer encuentro de Obama y su nueva diplomacia "inteligente" con los lí­deres de una Iberoamérica que en los 8 años de Bush ha dado importantes pasos en el camino de una mayor unidad e integración y una mayor autonomí­a de numerosos paí­ses con respecto a Washington, ocupa el centro de la prensa internacional.
 Obama y el vecindario
La Cumbre de las Américas, el primer encuentro de Obama y su nueva diplomacia "inteligente" con los lí­deres de una Iberoamérica que en los 8 años de Bush ha dado importantes pasos en el camino de una mayor unidad e integración y una mayor autonomí­a de numerosos paí­ses con respecto a Washington, ocupa el centro de la prensa internacional.

Entre los diarios norteamericanos, el New York Times, que le dedica una de sus editoriales de hoy, saluda las medidas de Obama con respecto a Cuba y le insta a ir más allá todavía, hasta poner fin al bloqueo económico contra la isla. Advirtiéndole de que si persiste en mantener una actitud amistosa, o al menos no hostil, con Hugo Chávez, quien lidera en la actualidad el frente antihegemonista iberoamericano y la rebelión de sus naciones con el poderoso vecino del Norte, debe dar por descontado que se granjeará feroces críticas en Washington.
 
Por su parte, en el diario cubano Granma, Fidel Castro denuncia cómo frente a los elogios dedicados a Obama por levantar algunas de las medidas más odiosas puestas en marcha por Bush, nadie ha dicho sin embargo nada sobre el embargo, piadoso nombre con el que se denomina “a lo que constituye una medida genocida”. Puesto que el daño que causa al pueblo cubano “no se mide sólo por sus efectos económicos”. Sino que “constantemente cuesta vidas humanas y sufrimientos dolorosos a nuestros ciudadanos”. Afirmación que demuestra con datos y hechos concretos que ocurren todos los días, en el terreno de la medicina y la salud del pueblo.
 
Con respecto a la Cumbre de las Américas, Fidel vuelva poner de manifiesto cómo en ellas los distintos países del continente no pueden discutir en igualdad de condiciones. Pues si así lo hicieran, cada una de ellas formularía análisis críticos y levantaría alternativas frente a políticas que “dividen nuestros pueblos, saquean nuestros recursos y obstaculizan nuestro desarrollo”.
 
 
 
 
 
EEUU. The New York Times
OBAMA Y EL VECINDARIO
 
Sabiamente, el presidente Obama ha empezado esta semana tratando de mejorar las “extremadamente agrias” relaciones de Estados Unidos con América Latina. Alivió ligeramente el contraproducente embargo sobre Cuba, y en una visita a México, se comprometió a ayudar a enfrentar a los carteles de la droga. También prometió a los líderes de la cumbre regional un "nuevo día" en la cooperación práctica en lugar de las políticas ideológicamente estrechas del ex Presidente George W. Bush.

El Sr. Obama abordó el tema más neurálgico en las relaciones hemisféricas que viene de lejos, cuando abandonó las restricciones a la capacidad de los cubano-estadounidenses para visitar a los miembros de sus familias en Cuba y enviarles dinero. El pueblo de Cuba han pagado un alto precio por casi tres décadas de represión y aislamiento que les han sido impuestos por Fidel Castro y sus compinches.

El Sr. Obama también permitió a las empresas de telecomunicaciones buscar acuerdos de licencia en Cuba. Esos acuerdos son necesarios para atravesar el muro de silencio en el corazón del sistema cubano ampliando el acceso a la telefonía móvil y la televisión por satélite.

Pero estas medidas no van lo suficientemente lejos. Creemos que el embargo económico debe ser levantado por completo.

El presidente Raúl Castro respondió a las insinuaciones del Sr. Obama con un llamamiento para hablar sobre "todo". Esperamos que la administración siga adelante y que el Sr. Obama y la Secretaria de Estado Hillary R. Clinton sigan insistiendo en reciprocidad que La Habana libere a los presos políticos y respete los derechos humanos.

El Sr. Obama llegó a un buen compromiso para ayudar a Felipe Calderón, Presidente de México, a combatir el tráfico de drogas, lo que ha provocado una oleada de ataques en ambos lados de la frontera. Reconoció que la demanda de drogas ilegales de Estados Unidos, ha impulsado el comercio y que su incapacidad para detener el flujo de armas al sur ha alimentado la violencia.

Pero se quedó corto en lo que se necesita para solucionar el problema. Durante la campaña de 2008, el Sr. Obama apoyó la renovación de una prohibición de armas de asalto que expiró en 2004. El jueves, era desalentador oír las sugerencias de que sería políticamente imposible debido a la oposición del lobby de las armas. Con esa timidez, no vemos cómo va a cumplir su promesa al Sr. Calderón de instar al Senado a ratificar el largamente estancado tratado destinado a frenar el tráfico ilegal de armas.

La administración Bush dejó tanto desorden y resentimiento en todo el mundo que el Sr. Obama podría haber tenido la tentación de aplazar ocuparse de América Latina. Nos alienta que parezca dispuesto a asumir plenamente el conjunto de cuestiones, incluidos el comercio, la reforma de la inmigración, la recuperación económica, la pobreza y el cambio climático.

Si el Sr. Obama ganará sobre los feroces críticos de Washington, al igual que el Presidente Hugo Chávez de Venezuela, no está claro, ambos arquearon las cejas el viernes saludándose calurosamente uno a otro. Pero sospechamos que la mayoría de los latinoamericanos estaría dispuesto a darle una oportunidad. Su desafío será permanecer seriamente comprometido, y avanzar en un programa aún más eficaz.
THE NEW YORK TIMES. 18-4-2009
 
 
 
 
Cuba. Granma
DEL BLOQUEO NO SE DIJO UNA PALABRA
Fidel Castro
 
El gobierno de Estados Unidos anunció a través de la CNN, que esta semana, Obama visitaría a México, iniciando su viaje rumbo a Puerto España, Trinidad y Tobago, donde estará dentro de cuatro días para participar en la Cumbre de las Américas. Anunció el alivio de algunas odiosas restricciones impuestas por Bush a los cubanos residentes en Estados Unidos para visitar a sus familiares en Cuba. Cuando se indagó si tales prerrogativas reconocían a otros ciudadanos norteamericanos, la respuesta fue que no estaban autorizados.
 
Del bloqueo, que es la más cruel de las medidas, no se dijo una palabra. Así se le llama piadosamente a lo que constituye una medida genocida. El daño no se mide solo por sus efectos económicos. Constantemente cuesta vidas humanas y ocasiona sufrimientos dolorosos a nuestros ciudadanos.
 
Numerosos equipos de diagnóstico y medicamentos vitales no son asequibles para nuestros enfermos aunque procedan de Europa o Japón, u otro país, si utilizan algunos componentes o programas de Estados Unidos.
 
Las restricciones relacionadas con Cuba deben aplicarse por las empresas de Estados Unidos que producen bienes o prestan servicios en cualquier parte del mundo en virtud de la extraterritorialidad.
Un influyente senador republicano, Richard Lugar, varios más de su partido con igual título en el Congreso, y otro número de importantes senadores demócratas son partidarios de eliminar el bloqueo. Están creadas las condiciones para que Obama emplee su talento en una política constructiva que ponga fin a la que ha fracasado durante casi medio siglo.
 
Por otro lado, nuestro país que ha resistido y está dispuesto a resistir lo que sea necesario, no culpa a Obama de las atrocidades cometidas por otros gobiernos de Estados Unidos. No cuestiona tampoco su sinceridad y sus deseos de cambiar la política y la imagen de Estados Unidos. Comprende que libró una batalla muy difícil para ser electo, a pesar de prejuicios centenarios.
 
Partiendo de esa realidad, el Presidente del Consejo de Estado de Cuba expresó su disposición a dialogar con Obama y, sobre la base del más estricto respeto a la soberanía, normalizar las relaciones con Estados Unidos.
 
A las 2 y 30 de la tarde el jefe de la Oficina de Intereses de Cuba en Washington, Jorge Bolaños, fue citado por el subsecretario de Estado, Tomas Shannon, al Departamento de Estado. Nada de lo que conversó era diferente de lo señalado por la CNN.
 
A las 3 y 15 p.m. se inició una larga conferencia de prensa. La esencia de lo que allí se dijo está contenida en las palabras textuales del asesor presidencial para América Latina, Dan Restrepo, quien declaró:
 
"Hoy el presidente Obama ha ordenado que se tomen ciertas medidas, ciertos pasos, para extender la mano al pueblo cubano, para apoyar su deseo de vivir con respeto a los derechos humanos y para poder determinar su destino propio y el destino de su país.
 
"El presidente ha dado instrucciones a los secretarios de Estado, Comercio y Tesoro, para que pongan en marcha las acciones necesarias para eliminar todas las restricciones a individuos para que puedan visitar a sus familiares en la isla y mandar remesas. Además ha dado instrucciones para que se tomen pasos para permitir el flujo libre de información entre el pueblo cubano y entre quienes están en Cuba y el resto del mundo, y para facilitar la entrega de recursos humanitarios enviados directamente al pueblo cubano.
 
"Al tomar estas medidas para ayudar a cerrar la brecha entre familias cubanas divididas y promover el flujo libre de información y artículos de ayuda humanitaria para el pueblo cubano, el presidente Obama está esforzándose por cumplir los objetivos que fijó durante la campaña y desde que asumió el cargo.
 
"Todos aquellos que creen en los valores democráticos básicos anhelan una Cuba que respete los derechos humanos, políticos, económicos, básicos, de todo su pueblo. El presidente Obama considera que estas medidas ayudarán a hacer realidad ese objetivo. El presidente alienta a todos quienes comparten este deseo que sigan comprometidos a su firme apoyo para el pueblo cubano.
Gracias".
 
Al finalizar la conferencia el asesor confesó con franqueza: "Todo se hace por la libertad de Cuba."
 
Cuba no aplaude las mal llamadas Cumbres de las Américas, donde nuestros países no discuten en igualdad de condiciones. Si de algo sirvieran, sería para hacer análisis críticos de políticas que dividen nuestros pueblos, saquean nuestros recursos y obstaculizan nuestro desarrollo.
Ahora solo falta que Obama persuada allí a todos los presidentes latinoamericanos que el bloqueo es inofensivo.
 
Cuba ha resistido y resistirá. No extenderá jamás sus manos pidiendo limosnas. Seguirá adelante con la frente en alto, cooperando con los pueblos hermanos de América Latina y el Caribe, haya o no Cumbres de las Américas, presida o no Obama los Estados Unidos, un hombre o una mujer, un ciudadano blanco o un ciudadano negro.
GRANMA. 15-4-2009
 
 
 
 
 
México. La Jornada
YES, WE CAN
Julio Hernández
 
El verbo inglés can nada tiene que ver con el sentido firulais que en español corresponde a la misma palabra, pero ayer fueron muchos los que en las elites movían política y mediáticamente la cola ante la visita de Barack Superestrella. Esa diplomacia de alegremente móvil rabo pretende darle una dimensión transformadora o, cuando menos, esperanzadora, a una visita que al menos por lo que se pudo conocer ayer, luego de los primeros actos formales, podría quedar como uno más de los momentos de frágil escenografía con que Washington y México han simulado amistades, alianzas y sociedades. Pero, aún peor, por debajo de las apariencias de que nada o muy poco de importancia habrá de quedar de esta gira de pasada, rumbo a una reunión de líderes continentales, asoma el riesgo de que el nuevo líder imperial, sabidamente distante de lo latinoamericano en general, y de lo mexicano en particular, haya llegado ayer a la capital del vecino fallido para aceptar la imploración del velador local de que la gran potencia tome bajo tutelaje el estupefaciente caos nativo, si acaso compartiendo algunas rentas con quienes parecieran pretender el cambio del apellido Obama por el Habsburgo, en formas modernas pero igualmente abdicantes de solicitar que un extranjero se encargue de los asuntos nacionales incontrolables.
 
Nada nuevo ni de fondo. Felipe atrapado en la telaraña del narcotráfico que él ha tejido, convertida la visita del afroestadunidense en una oportunidad explícita de hablar de asuntos criminales y de ajustar en lo privado las tuercas a la maquinaria local que se muestra incapaz de contener a los cárteles expansivos. Lo narco como telón de fondo, como si la relación binacional se agotara en la “guerra” inventada por Calderón casi dos años y medio atrás, como si lo único importante fueran el tráfico de armas y la seguridad fronteriza, sin que la endrogada administración felipista fuera capaz de instalar en el foro, más que marginalmente, los temas migratorio y económico, éste relacionado con el tratado de libre comercio.
 
Eso sí, la sección de complacencias de la rocola oficial insistía en el advenimiento de una nueva era, en el inicio de tiempos promisorios cual nunca otros más. Pero, más allá de los movimientos entusiastas de la extremidad posterior de la columna vertebral que en algunos animales se da (¿we are canes?, pregunta bilingüe y ladrona), lo más importante de ayer fue que el jefe Barack aceptó hacerse cargo de los problemas que no puede resolver el Elliot Ness Región 4. Unidos, pues, por el destino (con doble queso y rajas de jalapeño). A petición de parte, ¿relevo de presunto presidente?
Yes, we can, dijo Calderón en un cierre discursivo mimético, recordando el exitoso lema de campaña del demócrata estadunidense, deseoso el mexicano de subirse al tren de las maravillas obámicas.
 
También ofrendó el recuerdo de la imagen y las palabras de John F. Kennedy, sin que hubiera cuando menos la evocación compensatoria de algún prócer mexicano, privatizadas militarmente las ceremonias de ayer, sin nada que ver con la recepción multitudinaria que en su momento dieron los mexicanos al presidente luego asesinado. Yes, we can. ¡Guau!
LA JORNADA. 17-4-2009
 
 
 
Venezuela. ABI
PRESIDENTES DE UNASUR SE REÚNEN CON OBAMA
Carolina Pérez
 
Los presidentes que integran la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se reunieron este sábado, en horas de la mañana, con el primer mandatario de Estados Unidos, Barak Obama.

Este encuentro, realizado a solicitud Obama, se efectuó previo a la primera sesión plenaria de la V Cumbre de las Américas, realizada en la ciudad de Puerto España, capital de Trinidad y Tobago.

Antes de la reunión formal Unasur-Estados Unidos, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, le obsequió el libro “La Venas abiertas de América Latina”, de Eduardo Galeano, al mandatario estadounidense, quien agradeció enfáticamente.

Doce naciones integran la Unión de Naciones Suramericana (Unasur), organización que busca unificar el accionar de los países en materia política, económica y social, para consolidar una visión integradora en el continente americano.

Representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, la República Cooperativa de Guyana, Paraguay, Perú, Suriname, la República Oriental del Uruguay y Venezuela sumaron sus voluntades para honrar el pensamiento de quienes lucharon por su libertad.

La Unasur surge de la necesidad de promover el desarrollo sustentable en la región, para garantizar el bienestar y disfrute de los derechos fundamentales de los pueblos, en un espacio ampliamente democrático y soberano, principios que se desprenden de las Declaraciones de Cuzco, el 8 de diciembre de 2004, Brasilia, 30 de septiembre de 2005 y Cochabamba, el 9 de diciembre de 2006.

La Unión de Naciones Suramericanas tiene como objetivo construir, de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos, otorgando prioridad al diálogo político, las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, el financiamiento y el medio ambiente, entre otros.

Asimismo, Unasur busca eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclusión social y la participación ciudadana, fortalecer la democracia y reducir las asimetrías en el marco del fortalecimiento de la soberanía e independencia de los Estados.
AGENCIA BOLIVARIANA DE NOTICIAS. 18-4-2009
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad