Mucha dieta mediterránea, ¿pero que pasa con los cultivos mediterráneos?

La lucha campesina.

En las embajadas y consulados españoles en la UE, el dí­a 17 se celebraron actos de protesta contra el cultivo de transgénicos, ya que es el único paí­s del continente que se cultivan a gran escala.

0
0 votos
18-04-2009
Publicidad
Desde 1996 cada 17 de abril de manera conmemorativa y de recordatorio se conmemora el Dí­a Mundial de la Lucha Campesina. Ese dí­a en 1996 fueron asesinados 19 campesinos del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil, en la localidad de El Dorado de los Carajás, hecho que fue reconocido a nivel internacional como la "masacre del Dorado". Este dí­a se movilizan y manifiestan organizaciones de campesinos, indí­genas y trabajadores rurales de todo el mundo, e invitan a las organizaciones sociales y populares a manifestarse también en esta jornada contra las grandes corporaciones económicas y de los organismos internacionales de comercio y finanzas, y el modelo agropecuario que imponen en muchos paí­ses, modelo que suponen, la pobreza para los pequeños campesinos, la contaminación del medio ambiente, la perdida de la biodiversidad de semillas autóctonas, y el enriquecimiento de las grandes multinacionales del sector. Desde 1996 cada 17 de abril de manera conmemorativa y de recordatorio se conmemora el Dí­a Mundial de la Lucha Campesina. Ese dí­a en 1996 fueron asesinados 19 campesinos del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil, en la localidad de El Dorado de los Carajás, hecho que fue reconocido a nivel internacional como la "masacre del Dorado". Este dí­a se movilizan y manifiestan organizaciones de campesinos, indí­genas y trabajadores rurales de todo el mundo, e invitan a las organizaciones sociales y populares a manifestarse también en esta jornada contra las grandes corporaciones económicas y de los organismos internacionales de comercio y finanzas, y el modelo agropecuario que imponen en muchos paí­ses, modelo que suponen, la pobreza para los pequeños campesinos, la contaminación del medio ambiente, la perdida de la biodiversidad de semillas autóctonas, y el enriquecimiento de las grandes multinacionales del sector.
El blanco de estas organizaciones de campesinos, indígenas y trabajadores rurales de todo el mundo como de las asociaciones que las apoyan tienen el blanco muy bien definido. Ya que van directamente a los que están haciendo posible el desarrollo, de los intereses imperialistas, y sumiendo a la mayoría de los pueblos en la miseria, alentando la corrupción y la pésima gobernanza mundial, que nos lleva hacia una verdadera catástrofe humanitaria generalizada. Estos blancos son: el Fondo Monetario Internacional (FMI), Organización Mundial del Comercio (OMC) y el Banco Mundial (BM). Que tras sus prestamos suicidas obligan a los países a ajustarse a las reglas que imponen en beneficio del imperialismo, entre otras medidas antisociales, la que afectan a los agricultores es el desembarco de grandes empresas transnacionales que fuerzan al sector campesino a producir para el gran mercado. para denunciar el incremento del desempleo generado por la agroindustria y la crisis económica.
 
En España La Plataforma Rural formada por 21 organizaciones agrarias y ecologistas, y Greenpeace exigen  una "España libre de transgénicos" ya que se producen contaminaciones genéticas en los cultivos, generan peligros para la salud de las personas y para el medio ambiente. Ya que en España "es inviable un modelo de coexistencia entre la agricultura ecológica y la transgénica" y destacaron el "impacto negativo" que ha supuesto para la naturaleza desde su primera aplicación, hace de diez años.  
 
"No hay ningún tipo de seguridad o control, ya que nadie responde por los daños que generan estas clases de cultivos", denunció el responsable del área de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra, David Sánchez. "En cinco países de la Unión Europea ya han prohibido su utilización porque diversos estudios han conseguido demostrar que son nocivos para la salud y la biodiversidad, pero es inadmisible que en este país no haya sido así"
 
El responsable de la campaña de Transgénicos de Greenpeace, Juan Felipe Carrasco, indicó que, sólo en 2008, se cultivaron con ellos un total de 79.300 hectáreas de todo el país. Según explicó, las regiones "más transgénicas" fueron Aragón (33.000 hectáreas); Cataluña (25.300 hectáreas) y Navarra (5.200 hectáreas).  
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad