Navarra: Tentáculos de ETA

Se incrementan las cartas de extorsión

Ante el retroceso objetivo del régimen en Euskadi, las cartas de extorsión aumentan en número y cuantí­a en Navarra

0
0 votos
18-04-2009
Publicidad
 
Ante la falta de financiación debido a las medidas que han cortado diferentes vías de ingresos de la banda terrorista ETA las cartas de extorsión recibidas de la banda por los empresarios navarros ha aumentado en número y en las cuantías exigidas. Así lo declaraba El presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), José Manuel Ayesa.
 
A pesar del miedo, cada vez son más frecuentes los empresarios que denuncian estas extorsiones y amenazas, una situación en la que se basan en el miedo y la falta de libertad para financiar su continuidad. Nunca ha cesado la extorsión, se intensifica dependiendo de la situación en la que se encuentre la banda terrorista. Los que ponen pistolas en la nuca no tienen otro medio de conseguir fondos para sus proyectos a la contra de la libertad de los ciudadanos.
 
En un momento en el que las elecciones vascas dieron un vuelco histórico dando una patada en el culo a Ibarretxe y su régimen, las fuerzas democráticas avanzan, dejando cada vez más aislada a ETA que tiene cada vez más que recurrir a prácticas de amenazas y chantajes para intentar desesperadamente levantar cabeza para poder imponer su estado de miedo y falta de libertad. Por eso, ahora que el retroceso del nacionalismo ha tenido consecuencias claras en estas elecciones, este aumento de extorsiones tiene dos aspectos.
 
En primer lugar muestra un aislamiento de la banda que ve como merman sus fuerzas y sus vías de financiación, debido a un retroceso objetivo del fascismo en Euskadi, que prolonga sus tentáculos en Navarra. El otro aspecto es la utilización de los medios de extorsión en un doble intento de financiarse y recordar el miedo, hacer presencia aprovechando así para recordar sus mecanismos y sus amenazas a la vez que se financian.
 
Nos recuerdan quién son, jugando el papel del trabajo sucio para implantar los proyectos del régimen, que por primera vez en 30 años se sitúa en la oposición del Parlamento Vasco, por si esto no fuera poco, también con una fuerza política independiente como lo es UPyD por la regeneración democrática. La valentía de los empresarios navarros se muestra en el aumento del número de ellos que cada vez se niegan a pagar el impuesto para financiar los planes de los violentos. La unidad debe fortalecerse y más aún en este momento de crisis, en la que los planes disgregadores están en retroceso y cada vez se hace más primordial la unidad del pueblo para buscar alternativas unitarias y de conjunto para que esta crisis no se salde a costa de los trabajadores, sino que podamos salir conjuntamente con un proyecto que unifique los intereses y las bases materiales de cada región para potenciar así la producción, el ahorro y la inversión de conjunto.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad