Cataluña

Crisis del sector eléctrico

Simon afronta el despido de 800 trabajadores

0
0 votos
18-04-2009
Publicidad
La multinacional del sector eléctrico Simon prevé despedir el 73% de sus trabajadores en un ERE temporal de un año y medio La empresa multinacional Simon está formada por un grupo de seis compañí­as en España con una plantilla de 1100 trabajadores en total. La multinacional del sector eléctrico Simon prevé despedir el 73% de sus trabajadores en un ERE temporal de un año y medio La empresa multinacional Simon está formada por un grupo de seis compañí­as en España con una plantilla de 1100 trabajadores en total.
El Comité de Empresa de Simon ha sido informando de la inminente presentación de un Expediente de Regulación de Empleo que afecta a 800 trabajadores dentro de nuestro país.
El ERE afecta a la totalidad de la plantilla cinco de las seis compañías del grupo español. La propuesta de la dirección de la empresa fabricante de pequeño material eléctrico se concreta en una suspensión temporal de trabajo de 122 días al año, con una duración de año y medio.
Simon cuenta con 11 plantas en España, y otras 14 a nivel internacional, con más de 3.800 colaboradores en total. Por el momento, se desconoce si la empresa presentará el ajuste con la presentación de un sólo ERE o uno por cada factoría. Desde 2006, Simon ha reducido la plantilla existente en España de los 1.500 trabajadores a los 1.100 existentes actualmente
La facturación de la compañía cayó un 25% en 2008, hasta los 260 millones de euros. La crisis del sector de la construcción afectó la actividad. Las factorías españolas trabajaban en febrero pasado al 50% de su capacidad, muestra de esta ralentización del negocio. Así, la reducción de las ventas fue mayor en España en 2008, del orden del 35%, sólo compensada por las exportaciones, que crecieron.
Simon ya ha ido reduciendo la plantilla desde hace meses, por ejemplo, en Septiembre del año pasado presentó un expediente de regulación  que afectana  a 80 trabajadores del centro situado en la calle Sancho de Ávila de Barcelona, con una plantilla de 149. El hecho provoco gran indignación u manifestaciones por parte de los trabajadores.
Los trabajadores están  en desacuerdo con este expediente, por considerar que está provocado principalmente por la externalización de la producción de las plantas españolas. Aparte de la deslocalización de la producción a plantas de otros países, las plantas españolas también externalizan, de forma que subcontrata a pequeños talleres que los explota, porque el poderoso impone el precio. Los moldes de las máquinas del centro los llevan a empresas de inyección de plástico, todo el volumen de trabajo que se hace fuera supuestamente mejora la competitividad de la empresa.

Sin embargo, la intensidad de la crisis actual afecta a todos los niveles. La empresa debería de reinvertir los beneficios de los últimos años en sanear y potenciar el grupo de empresas. Sólo así, singastos superfluos, con las cuentas claras, repartiendo los salarios adecuadamente, se puede salir de la crisis.
El Comité de Empresa de Simon ha sido informando de la inminente presentación de un Expediente de Regulación de Empleo que afecta a 800 trabajadores dentro de nuestro país.
El ERE afecta a la totalidad de la plantilla cinco de las seis compañías del grupo español. La propuesta de la dirección de la empresa fabricante de pequeño material eléctrico se concreta en una suspensión temporal de trabajo de 122 días al año, con una duración de año y medio.
Simon cuenta con 11 plantas en España, y otras 14 a nivel internacional, con más de 3.800 colaboradores en total. Por el momento, se desconoce si la empresa presentará el ajuste con la presentación de un sólo ERE o uno por cada factoría. Desde 2006, Simon ha reducido la plantilla existente en España de los 1.500 trabajadores a los 1.100 existentes actualmente
La facturación de la compañía cayó un 25% en 2008, hasta los 260 millones de euros. La crisis del sector de la construcción afectó la actividad. Las factorías españolas trabajaban en febrero pasado al 50% de su capacidad, muestra de esta ralentización del negocio. Así, la reducción de las ventas fue mayor en España en 2008, del orden del 35%, sólo compensada por las exportaciones, que crecieron.
Simon ya ha ido reduciendo la plantilla desde hace meses, por ejemplo, en Septiembre del año pasado presentó un expediente de regulación  que afectana  a 80 trabajadores del centro situado en la calle Sancho de Ávila de Barcelona, con una plantilla de 149. El hecho provoco gran indignación u manifestaciones por parte de los trabajadores.
Los trabajadores están  en desacuerdo con este expediente, por considerar que está provocado principalmente por la externalización de la producción de las plantas españolas. Aparte de la deslocalización de la producción a plantas de otros países, las plantas españolas también externalizan, de forma que subcontrata a pequeños talleres que los explota, porque el poderoso impone el precio. Los moldes de las máquinas del centro los llevan a empresas de inyección de plástico, todo el volumen de trabajo que se hace fuera supuestamente mejora la competitividad de la empresa.

Sin embargo, la intensidad de la crisis actual afecta a todos los niveles. La empresa debería de reinvertir los beneficios de los últimos años en sanear y potenciar el grupo de empresas. Sólo así, singastos superfluos, con las cuentas claras, repartiendo los salarios adecuadamente, se puede salir de la crisis.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad