Danza

¿Bailamos?

"lo que trato es de traducir cómo es la vida allí­, cómo la lucha, la avaricia, la guerra y la sangre se convierten en el único lenguaje posible"

0
0 votos
18-04-2009
Publicidad
Del 13 de abril al 03 de Mayo podemos disfrutar de una muestra del más bello arte, el de la expresión a través del cuerpo. El XXIV certamen Madrid en Danza reúne durante tres semanas a una selección de compañí­as nacionales y extranjeras que pondrán en escena sus últimas creaciones de Danza Contemporánea. Del 13 de abril al 03 de Mayo podemos disfrutar de una muestra del más bello arte, el de la expresión a través del cuerpo. El XXIV certamen Madrid en Danza reúne durante tres semanas a una selección de compañí­as nacionales y extranjeras que pondrán en escena sus últimas creaciones de Danza Contemporánea.
Para poder entender la Danza Contemporánea es preciso partir de una premisa básica: tiene toda la técnica de la Danza clásica, pero sin esa magnífica estructura de movimientos. Es un estilo completamente diferente. A la gracilidad de los gestos clásicos el contemporáneo añade actualidad, un dinamismo moderno, lleva al abstracto las actitudes cotidianas. Buscando límites al cuerpo, los bailarines comunican a través de sí mismos la expresión corporal de la vida diaria. La plástica del movimiento se convierte en objeto de estudio con el fin de representar sucesos, necesidades o deseos personales y colectivos. El atractivo principal de este tipo de ballet es su lenguaje experimental, su provocación implícita, la novedad de unas propuestas, a veces atrevidas, a veces vanguardistas.

Son de destacar en esta edición algunas compañías que llevan tiempo renovando la Danza nacional e internacional:

Inauguran este encuentro Muhanad Rasheed Iraquis Bodies con la pieza Cryng of my Mother, única compañía iraquí que tuvo que emigrar ante la imposibilidad de crear en un país en guerra. En palabras del propio Rasheed: "Hubo una primera guerra contra los americanos pero esta segunda es interna, es la sectaria que destruye todo y a todos y lo que trato es de traducir cómo es la vida allí, cómo la lucha, la avaricia, la guerra y la sangre se convierten en el único lenguaje posible".

Provisional Danza presenta Sin Dios, una coreografía de Carmen Werner, una veterana que combina el gesto cotidiano y las preocupaciones humanas en una necesidad expresiva que va más allá del movimiento puro, alejado del espectador.

La compañía israelí Barak Marshall representa sobre la tarima de un Teatro un verdadero acto teatral bailado utilizando voz, movimientos, y música con evocaciones y referencias tradicionales

Les ballets de Monte-Carlo consiguen un hermanamiento entre el clásico y el contemporáneo, con evocaciones acrobáticas y circenses. Una estética barroca para una compañía casi centenaria que llegó a revolucionar el ballet de su tiempo.

Manuel Cañadas (Perros en danza) baila con toda su pasión flamenca en un espectáculo individual y reivindicativo, Petroff sólo quiere bailar.

La Compagnie Catherine Diverrès presenta La maison du sourd (La quinta del sordo), una reflexión acerca de la soledad, la incomunicación y las tensiones inevitables en una realidad agitada.

Y, por supuesto, la extraordinaria versatilidad del infatigable Merce Cunningham, que nos hace el honor de su visita a través de los bailarines de su Merce Cunningham Dance Company.

Este lenguaje físico y transgresor, en ocasiones provocador, pero siempre expresivo y emocional, inundará varios espacios escénicos (Teatros, Centros Culturales, Auditorios…) de la Comunidad de Madrid durante tres semanas llenas de ritmo, color y calor para culminar con la celebración del día internacional de la danza el próximo 29 de abril.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad