Televisión

El camino recto a la gran pantalla

El cine empieza a aprovechar el éxito de las series españolas para incorporar a sus actores y guionistas en las nuevas producciones.

0
0 votos
18-04-2009
Publicidad
La exitosa "Mentiras y Gordas", que ha superado en taquilla a Almodóvar y a Clint Eastwood, ha basado parte de su éxito comercial en la incorporación de un plantel de actores reconocidos en diversas series de televisión, encabezado por el í­dolo de las adolescentes Hugo Silva. Ahora es la pelí­cula "Fuga de Cerebros" la que sigue un esquema parecido, aunque esta vez con una comedia loca. Era evidente que uno de los caminos para superar la eterna crisis de taquilla del cine español era dar continuidad en la gran pantalla al éxito que nuestros profesionales si cosechan en la televisión. La exitosa "Mentiras y Gordas", que ha superado en taquilla a Almodóvar y a Clint Eastwood, ha basado parte de su éxito comercial en la incorporación de un plantel de actores reconocidos en diversas series de televisión, encabezado por el í­dolo de las adolescentes Hugo Silva. Ahora es la pelí­cula "Fuga de Cerebros" la que sigue un esquema parecido, aunque esta vez con una comedia loca. Era evidente que uno de los caminos para superar la eterna crisis de taquilla del cine español era dar continuidad en la gran pantalla al éxito que nuestros profesionales si cosechan en la televisión.
Hasta siete miembros del reparto de Mentiras y gordas provienen directamente de la televisión. Su protagonista, Hugo Silva, ha dado el salto gracias a convertir a Lucas, su personaje en Los hombres de Paco, en el más popular de la serie. Le acompaña también su compañero en la serie de Antena 3, Mario Casas, así como Ana de Armas y Yon González, ambos estrellas de El Internado, Ana María Polvorosa, de Aída, Maxi Iglesias, de Física o Química, y Alejo Sauras, de Los Serrano. Visto así podría parecer una alineación de la Selección Española, donde las series ejercen de cantera para que el cine se nutra de ese éxito alcanzado en la pequeña pantalla.
 
Este viernes se estrena en el Festival de Málaga Fuga de cerebros, y pese a que el registro de la película es muy diferente, la configuración del equipo parece haber seguido la misma línea. Vuelve a encabezar el reparto Mario Casas, esta vez acompañado de Amaia Salamanca, la revelación de Sin tetas no hay paraíso. Pero no sólo los actores protagonizan este particular “trasbase”, detrás de las cámaras también empiezan a aparecer nombres procedentes de la televisión. En este caso, el guionista y productor ejecutivo, Álex Pina, y el director, Fernando González, ocupan los mismos cargos en Los hombres de Paco.
 
Parece ser que el motivo de que por fin se haya originado este movimiento, que parecía totalmente lógico, es el porcentaje de beneficios que la Ley del Cine obliga a las televisiones a reinvertir en producciones nacionales. Las televisiones privadas han manifestado constantemente su desacuerdo con esta medida, pero consecuentemente han decidido aplicarla confiando en los artífices de sus éxitos televisivos para asegurarse unos beneficios que antes escaseaban.
 
Aseguran los responsables de estas películas que en España el “star system” está en la televisión, y eso es lo que debe de aprovechar el cine, que hasta hace poco miraba por encima del hombro a los que trabajaban en la pequeña pantalla. De hecho, este modelo no se aleja tanto del norteamericano, donde cine y televisión conviven cada día mas. El mismísimo George Clooney dio el salto después de su éxito en la serie Urgencias, así como Jennifer Aniston, protagonista de Friends. También ha ocurrido a la inversa: Glen Close o James Woods viven una segunda juventud con sus papeles protagonistas en series de televisión, y hasta Quentin Tarantino se atrevió a dirigir un capítulo de C.S.I.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad