Sectores en crisis

Vendiendo la moto

Más de 7.000 puestos de trabajo se perderán este año en el sector de la motocicleta y ciclomotor en España si la situación del mercado no cambia

0
0 votos
16-04-2009
Publicidad
La caí­da de las ventas en el sector de los vehí­culos de dos ruedas ha superado todas las previsiones, e incluso las más catastróficas previstas por el sector. Según los últimos datos de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) la caí­da de las matriculaciones de motocicletas y ciclomotores (en el primer trimestre se desplomaron un 54,47%) en los concesionarios españoles. La caí­da de las ventas en el sector de los vehí­culos de dos ruedas ha superado todas las previsiones, e incluso las más catastróficas previstas por el sector. Según los últimos datos de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) la caí­da de las matriculaciones de motocicletas y ciclomotores (en el primer trimestre se desplomaron un 54,47%) en los concesionarios españoles.
    Según los datos presentados ayer por la asociación, el sector perderá cerca de 7.250 empleos directos y indirectos durante este año, lo que supone un recorte de aproximadamente el 25% de su plantilla actual.

    Anesdor, apuntó la fuerte caída de las ventas, ocasionada por la crisis, y cierta pasividad  del Gobierno a la hora de tomar medidas como principales causas del difícil momento de los concesionarios de dos ruedas, que pueden perder más de mitad de sus agentes hasta el 2010, si no se busca una solución urgentes para paliar la situación.

    Los representantes de los concesionarios y Anesdor han pedido al ejecutivo que empiece a intervenir para evitar el peor de los escenarios, proponiendo que se suprima de forma temporal el Impuesto de Matriculación para las motos, además de insistir en la importancia de aprobar un plan de incentivos para la compra de vehículos, similar al implementado en Italia, que atribuye hasta 500 euros de ayudas directas en la compra de una moto nueva.

    La situación es dramática', dijo el presidente de Anesdor, subrayando que los concesionarios, casi todos pymes, tienen en 'stock' más de 80.000 vehículos, con un coste medio por unidad de 3.000 euros, lo que les obliga a mantener créditos por un importe de 240 millones de euros.

    Además, la perspectiva por parte de los fabricantes no es mejor ya que tienen caídas de producción semejantes que sólo pueden paliar de forma parcial con la exportación. De tal forma que los Expedientes de regulación de Empleo han empezadoa a aparecer en las plantas esàñolas. Derbi está inmersa en un ERE y Suzuki prevé estar en una situación semejante en verano. Así como otros de los fabricantes japoneses instalados en España lo tienen sobre la mesa.

    Si la situación no mejora, está incluso en peligro la continuidad de las plantas de fabricación en nuestro país por parte de las grandes multinacionales, sobretodo del Japón. Hay que recordar que el país nipón está pasando una grave crisis económica en su propio país que irá afectando gradualmente a sus operaciones en el exterior.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad