Música

Dylan y los buitres del plagio

El asunto enseguida se acelera, los buitres "se ponen" y las acusaciones de plagio empiezan a "rodar como una piedra"…

0
0 votos
15-04-2009
Publicidad
El cineasta Olivier Dahan encantó con su "La vida en rosa" - biografí­a de Edith Piaf - al viejo Dylan. Puestos en el tema le propuso componer una canción "Life is hard - la vida es dura -, para su siguiente pelí­cula, "My own love song" - mi propia canción de amor -. Dylan ya estaba tocado. Se encerró en el estudio con Jack Frost y… "Together through life" es el resultado. Nunca se sabe por dónde ha de salir un genio, en este caso, por la puerta de atrás de un bar de carretera fronteriza en Nuevo México. El cineasta Olivier Dahan encantó con su "La vida en rosa" - biografí­a de Edith Piaf - al viejo Dylan. Puestos en el tema le propuso componer una canción "Life is hard - la vida es dura -, para su siguiente pelí­cula, "My own love song" - mi propia canción de amor -. Dylan ya estaba tocado. Se encerró en el estudio con Jack Frost y… "Together through life" es el resultado. Nunca se sabe por dónde ha de salir un genio, en este caso, por la puerta de atrás de un bar de carretera fronteriza en Nuevo México.
A parte del disco, se editará la edición de lujo con un CD con el programa radiofónico de Dylan “Theme time radio hour” y un DVD con entrevistas. Y todo para desesperación de la discográfica que está más preocupada de contener las nuevas ediciones so pena del posible fiasco de ventas en plena crisis. Por eso apuestan por los nuevos trabajos y no por las reediciones. Sin embargo, a parte de la exquisita  colección de rarezas contenidas en “Tell tale signs”, fue “Modern times”, la anterior colección, la que alcanzó lo más alto de las listas estadounidenses.

El nuevo trabajo en clave de rock&blues y tonteos countries, no ha dejado de ser motivo de observación meticulosa y registro cuasi policial. Lo primero que ha saltado es la portada: La fotografía de Bruce Davison, ya había sido utilizada en “Big bad love”, una colección de relatos del escritor Larry Brown, como de hecho también ocurrió con la fotografía utilizada en “Modern times”, usada también antes en la portada de un disco del grupo Luna. ¡Ejem!... disculpen… ¿y qué?

También las “pejigatas” – mojigatos y pejigueras - musicales han encontrado la presencia – parece que espectral – de Ovidio o Henry Timrod en los versos de “Modern Times”. El asunto enseguida se acelera, los buitres “se ponen” y las acusaciones de plagio empiezan a “rodar como una piedra”. La canción “Beyond here lies nothin´” ha sido denunciada como una copia de “Black magic woman”, de Fleetwood Mac, que a su vez Santana transformó en un éxito hace 37 años. Pero es que su autor, Peter Green, ha reconocido que la canción se basa en “All your love” de Otis Rush. A parte de que el tema se parezca lo suficiente a “Who´s been talkin´” de Howlin´ Wolf.

Todo, Otis y Wolf han pasado por el programa de Dylan… se lo pueden imaginar – ji, ji, ja, ja… ponte otra copa Otis y ¡tócate algo, caray!, ¿cómo era aquella? –

Desde luego si un pequeño o nuevo compositor sufre el “robo” de uno de sus temas, haciéndose famoso sólo porque el ladrón dispone de la maquinaria mediática para promocionarlo… es un problema. Pero no es el caso.

Aquí hay compadreo, complicidad y una vieja costumbre de los bluesman de montarse unos sobre otros – en el buen sentido… o no, claro -, versionarse, revisarse y disfrutar. Quizás nada exista a parte de Dylan para sus fans, pero lo importante es que mientras los buitres sobrevuelan, los demás disfrutemos con el maestro. Y al tema….
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad