Corresponsalí­a Navarra.

De la inversión local a la deuda.

La partida contará con una cantidad de 40 millones de euros de los que cada ayuntamiento podrá reclamar la parte que le corresponda.

0
0 votos
14-04-2009
Publicidad
 
El Parlamento Navarro aprobó una enmienda por la cual, la partida destinada a la inversión local podrá ser usada por los ayuntamientos para pagar la deuda que acumulan. Esta enmienda salió adelante con los votos de UPN, CDN y PSN, y significa un pequeño alivio para muchos consistorios que acumulan deudas qua suponen una carga para los ciudadanos, que se ven pagar tras el despilfarro acometido durante estos años.
 
La partida contará con una cantidad de 40 millones de euros de los que cada ayuntamiento podrá reclamar la parte que le corresponda. Pero este pequeño impulso no significa nada para la situación a largo plazo si no se ponen medidas de sentido común para que el despilfarro y la corrupción se salden en beneficio del daño causado. Es decir ¿Se puede saldar la deuda de muchos ayuntamientos si las sanciones por corrupción se destinan para cuestiones no solo de saneamiento, también para que se pueda ahorrar y reinvertir en economía productiva? Pues habría que hacer cuentas, claro está, pero desde luego, medidas en este sentido serían en beneficio de todos y desde la orientación de que la inversión de los Ayuntamientos sea efectiva, que produzca riqueza y empleo. Hacia donde se dirigen las inversiones locales sería otro blanco a tratar, ya que el dinero se puede destinar en cuestiones que puedan producir rentabilidad que no solo produzcan puestos de trabajo a largo plazo, también que los beneficios se destinen a proyectos locales que se necesiten en cada momento, que en la situación actual sería sanear en primer lugar la deuda de muchos municipios.
 
Lo que no es lógico es que el Gobierno destine partidas millonarias a obras urbanas, mientras las fábricas echan el cerrojo y los ayuntamientos se ven de deudas hasta la nariz. Si todo el dinero del plan anticrisis se hubiera destinado a este fin, desde luego que la cosa cambiaría. Millones que se van a usar en remendar aceras puestos a producir riqueza y empleo, ¿Cuántas aceras se podrían remendar a largo plazo? ¿Cuántos puestos de trabajo productivos? ¿Cuántos hospitales? ¿Cuántas cosas tan necesarias se pueden producir poniendo en funcionamiento la máquina? Muchas, está claro, y desde luego que la caja de la inversión es una de esas partidas que bien usadas puede dar beneficios, pero sin embargo, las únicas partidas que se autorizan para estos fines por desgracia son las que no solo no se deberían tocar, como la inversión o la sanidad, también son gastos que deben administrarse con el objetivo de los intereses de conjunto y ser utilizados y puestos en marcha como generador de riqueza y empleo, que de beneficios y se nutra con recaudación de multas a los corruptos, con devolución del daño causado en beneficio de todos, ya podía Zapatero haber usado la inyección a la banca en este objetivo, y no que les ha regalado nuestro dinero y encima los que debemos somos los ciudadanos a causa de la deuda local.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad