Bolivia, se aprueba la nueva ley electoral

La representación indí­gena una conquista de la nueva ley

El texto de 83 artí­culos, fue respaldado, por los integrantes de la comisión de concertación integrada por legisladores oficialistas, de la oposición y por miembros del Gobierno.

0
0 votos
14-04-2009
Publicidad
La ley electoral ha abierto una nueva confrontación entre oficialistas y opositores, donde las principales discrepancias se centran en el padrón electoral, la reserva de un cupo de escaños para sectores indí­genas y el sistema del voto de los bolivianos en el exterior. La ley electoral ha abierto una nueva confrontación entre oficialistas y opositores, donde las principales discrepancias se centran en el padrón electoral, la reserva de un cupo de escaños para sectores indí­genas y el sistema del voto de los bolivianos en el exterior.
El Congreso de Bolivia aprobó en la madrugada de este martes la Ley Electoral transitoria que regirá los comicios previstos para diciembre y abril próximos, tras nueve horas de debate que acabaron con la ratificación del acuerdo alcanzado en la mesa de concertación.

Luego de la sanción, dada por el vicepresidente, Álvaro Garcí­a Linera, se estima que hoy será promulgado el instrumento por parte del presidente, Evo Morales, que minutos después del anunció dio por levantada la huelga de hambre que mantení­a desde hace cuatro dí­as.

La nueva Constitución de Bolivia, aprobada en referendo el 25 de enero y promulgada el 7 de febrero, insta al Congreso Nacional a aprobar un nuevo régimen electoral transitorio en un plazo que venció en la medianoche del 8 de abril.

La ley electoral ha abierto una nueva confrontación entre oficialistas y opositores, donde las principales discrepancias se centran en el padrón electoral, la reserva de un cupo de escaños para sectores indí­genas y el sistema del voto de los bolivianos en el exterior.

El texto de 83 artí­culos, fue respaldado, por los integrantes de la comisión de concertación integrada por legisladores oficialistas, de la oposición y por miembros del Gobierno.

Garcí­a Linera, también presidente del Congreso, anunció que remitirá al Ejecutivo el texto para que pueda ser promulgado en las próximas horas.

Tras destacar el esfuerzo que ha costado producir esta ley, Garcí­a Linera resaltó que forma parte de un proceso fecundo para lograr los retos de reconocimiento de la igualdad de los bolivianos, la descentralización mediante autonomí­as y la equidad en la distribución de recursos.

Oficialismo y oposición también han superado sus diferencias en el cupo parlamentario reservado a minorí­as indí­genas y fijado en ocho escaños para este colectivo, así­ como en el "espinoso" asunto del voto de los bolivianos en el exterior.

El presidente Evo Morales, junto con los representantes de las centrales obreras que lo acompañaron en la huelga de hambre que mantení­a desde hace cuatro dí­as, anunció al paí­s sudamericano el levantamiento de la protesta pací­fica, luego de la aprobación de la Ley Electoral.

El mandatario recordó todos los procesos por los que ha pasado los movimientos sociales de esta nación para hacer cumplir la Constitución e impulsar la igualdad y el cumplimiento de los derechos del pueblo.

Agradeció a los integrantes de los movimientos y anunció que temprano en la mañana de este martes se realizará la promulgación de la ley ya sancionada.
Más temprano

En horas de la mañana de este lunes, al borrador, redactado por la Comisión de Concertación conformada por diputados y senadores del gobierno y la oposición del Congreso de Bolivia, se le dio el visto bueno pero con 23 modificaciones del texto original, aprobado por la Cámara de Diputados.

La sesión congelada desde este jueves , por el ausentismo de la oposición, se reinstaló luego de que la Central Obrera Boliviana (COB) y Consejo Nacional por el Cambio convocaran a sus bases a marchar sobre La Paz "para cerrar el Congreso" en caso de que la ley, no fuera aprobada con carácter de emergencia.

La ley regulará los comicios previstos para el 6 de diciembre, en el marco de una nueva Constitución que autoriza la reelección y reforma el poder legislativo con la asignación de escaños exclusivamente para indí­genas.

"Hemos incorporado los avances cualitativos más significativos que se contemplaban ya en la Constitución, entre otros, la posibilidad de que las minorí­as indí­genas accedan a la representación legislativa, a razón de un escaño por cada uno de los 9 departamentos bolivianos, excepto el sureño Potosí­, de mayorí­a quechua, tercera etnia del paí­s, y que a diferencia de los ocho restantes no contiene en su jurisdicción minorí­a étnica alguna", precisó el ministro de Autonomí­as, Carlos Romero, cabeza de la concertación por parte del gobierno de Morales.

La ley también alberga "la posibilidad de incorporar a la ciudadaní­a, a los compatriotas residentes en el exterior", alrededor de 300 mil, en 13 paí­ses de América, Asia y Europa, a la toma de decisiones polí­ticas.

También contiene un precepto para la elaboración de un nuevo padrón electoral biométrico, que elimina cualquier mecanismo discriminatorio y ventila hasta el más mí­nimo indicio de infiabilidad.

"Vamos a tener un padrón electoral no sólo moderno sino absolutamente incluyente de todos los ciudadanos del campo y la ciudad, de todas regiones, hombres y mujeres, porque la mejor manera de construir un paí­s, la mejor manera de construir una comunidad de destino histórico y de construir convivencia armónica entre bolivianas y bolivianos es precisamente facilitando la mayor participación ciudadana •", afirmó Romero.

Romero explicó que la mesa de consenso polí­tico salvó las profundas diferencias existentes entre el proyecto planteado por Diputados, de mayorí­a pro gubernamental, y de Senadores, controlada por la oposición, que encendió la querella en el Congreso.

Los acuerdos llegaron apenas después que Garcí­a Linera acusó a la oposición de "dilatar innecesariamente" ex profeso la sesión que se encaminaba a su sexto dí­a de vigencia con el argumento de que los estatutos autonómicos votados en los departamentos de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando en 2008, a contracorriente de la legislación nacional electoral, sean incorporados in extenso en la ley que canaliza el Congreso la noche del lunes al martes.

"Yo, como presidente del Congreso nacional, no voy a aceptar, nunca que una instancia que ha desconocido un Congreso nacional, que ha suplantado al Congreso nacional, ahora sea el mismo Congreso nacional que lo reconozca y le dé vicio de legalidad Eso no va a pasar", afirmó Garcí­a Linera.

"Estamos dispuestos a reconocer la legitimidad de sus estatutos en términos de formar parte de un debate regional. Pero no puede, de contrabando, acceder al ámbito de reconocimiento legal del Congreso, porque fueron elaborados en contra del Congreso, sustituyendo al Congreso", insistió.

La oposición boliviana también condicionó la consensuación de la ley a la renuncia del presidente de la Corte Nacional Electoral (CNE), José Luis Exeni, después que éste garantizara la construcción de un registro electoral biometral, ví­a rasgos dactilares y fisonómicos y que el presidente Morales garantizara financiar la empresa con 35 millones de dólares.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad