Corresponsalí­a Navarra.

Conmemoración de la II República.

La defensa de una polí­tica que de verdad defienda los intereses de las amplias masas debe ser el centro de esta celebración.

0
0 votos
13-04-2009
Publicidad
 
Mañana 14 de Abril, se conmemorará la proclamación de la II República de España. En Pamplona se celebrarán diversos actos organizados por IUN, Batzarre, PCE y Unidad Cívica Navarra. La fiesta se celebrará en El Frontón de la Mañueta , donde podremos asistir a diferentes intervenciones de personalidades, música y vídeos.
 
En Tudela la fiesta será en la Plaza Nueva con el lema “afirmarnos en los valores republicanos una vez más”. Con esta iniciativa, los organizadores declaran su objetivo como “la libertad, la solidaridad y la igualdad se desarrollen ensanchando la democracia, superando el actual régimen monárquico y abriendo camino a un régimen republicano”. Una orientación que no lleva a preguntarnos si centra el objetivo o por el contrario despista.
 
En la II República España gozó con uno de los sistemas democráticos más avanzados, donde se gestó una sociedad popular donde en diferentes ámbitos la democracia burguesa actual, tras la dictadura aún no ha llegado a recuperar. Reclamarse republicano, debe tener este centro de defensa democrática popular y de unos principios de igualdad y libertad donde los derechos e igualdades se conquistaban en toda su esencia. La superación del régimen monárquico que reclaman es despistar y descentrar el objetivo principal donde hay que golpear con la fuerza concentrada y unitaria de un puño, y este centro debe ser en primer lugar la defensa de la independencia nacional para poder tener un proyecto propio, la defensa de una política que de verdad defienda los intereses de las amplias masas, todo ello contextualizado en esta época de crisis del capitalismo, se debe materializar en la denuncia de quienes manejan y dirigen los objetivos nacionales de nuestra gente con unos intereses ajenos, un SR: Botín que dirige y manda a un Zapatero que obedece pasando por encima de los intereses populares en beneficio del interés de la gran banca. Una política que permite a los grandes monopolios cautivar al país poniendo grilletes de dependencia a la clase obrera y produciendo unas consecuencias en las que nuestra producción de riqueza y empleo se ve condicionada y esposada a los intereses de estas multinacionales.
 
Centrar en este momento el blanco en la monarquía, no solo es mentira, por muy mal que le caiga a uno la monarquía, sino que pone el centro en el que golpear en quien poco tiene que ver y que decidir sobre las condiciones nacionales que nos acontecen. El problema será Botín, ese navarro al que nadie ha votado, pero regenta, ese que no tiene cargo porque está en otro nivel, ese que no tiene que dar explicaciones porque es el que manda, ese que tiene a un Gobierno a su servicio y de esta forma un país para sus beneficios.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad