Salud. Luchas vecinales

El principio de precaución ante los campos electromagnéticos

La Eurocámara aprobó el pasado dí­a 2 de abril un informe sobre las consecuencias que puede tener sobre la salud la influencia de los campos electromagnéticos

0
0 votos
14-04-2009
Publicidad
Este informe, aprobado por el 95% de los Eurodiputados (559 votos a favor, 22 en contra y 8 abstenciones), destaca la importancia de considerar el PRINCIPIO DE PRECAUCION y también destaca la necesidad de "soluciones dialogadas" en la instalación de estas infraestructuras entre los interesados -industria, las autoridades y asociaciones de vecinos-, cuestión que ha sido ampliamente ninguneada tal como han destacado reiteradamente las asociaciones vecinales, asociaciones de madres y padres de los diversos colegios afectados, y el amplio conjunto de colectivos que llevan adelante esta lucha en toda España. Este informe, aprobado por el 95% de los Eurodiputados (559 votos a favor, 22 en contra y 8 abstenciones), destaca la importancia de considerar el PRINCIPIO DE PRECAUCION y también destaca la necesidad de "soluciones dialogadas" en la instalación de estas infraestructuras entre los interesados -industria, las autoridades y asociaciones de vecinos-, cuestión que ha sido ampliamente ninguneada tal como han destacado reiteradamente las asociaciones vecinales, asociaciones de madres y padres de los diversos colegios afectados, y el amplio conjunto de colectivos que llevan adelante esta lucha en toda España.
El tiempo y las instituciones, en este caso el Parlamento Europeo, siguen dando la razón a las vecinas y vecinos del barrio de Patraix en relación a los efectos que los campos electromagnéticos (CEMs) originados por las instalaciones de alta tensión, pueden provocar sobre la salud de la personas. Antes de construirse la subestación, una de las reivindicaciones en las que se basaron para impedir esa ubicación, fueron los posibles perjuicios sobre la salud que puede ocasionar la contaminación electromagnética provocada por la alta tensión. Ahora es  como los que crean las redes eléctricas de alta tensión, y pide que se establezca una distancia mínima respecto a escuelas, residencias de ancianos o centros de salud. Recordamos que tanto la subestación de Patraix, como la línea de alta tensión que la suministra, pasan a escasos metros de colegios, centros de educación infantil y de centros de salud, así como por calles con una elevada densidad de población.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad