Inmigración

Historias Insostenibles

Programa de retorno voluntario: una estafa para los inmigrantes y para, los españoles. Creación de riqueza y empleo para todos.

0
0 votos
12-04-2009
Publicidad
Ya en los buenos tiempos el sector de los inmigrantes han llevado las peores partes de este paí­s. Cualquiera que los conozca personalmente sabe de su inestabilidad, ajuste de cinturón para que las cuentas le lleguen para él en España y para la familia que dejó en su paí­s, del poco tiempo libre, con jornadas en la construcción o en el campo que se alargan hasta los trabajos de servicio doméstico como interina, donde viven enclaustradas en casas al servicio de la familia que les contrata. Ya en los buenos tiempos el sector de los inmigrantes han llevado las peores partes de este paí­s. Cualquiera que los conozca personalmente sabe de su inestabilidad, ajuste de cinturón para que las cuentas le lleguen para él en España y para la familia que dejó en su paí­s, del poco tiempo libre, con jornadas en la construcción o en el campo que se alargan hasta los trabajos de servicio doméstico como interina, donde viven enclaustradas en casas al servicio de la familia que les contrata.
Ahora con esta crisis que atraviesa nuestro país. La situación para muchos es insostenible. Muchos a pesar de haber conseguido los papeles están en paro puesto que los trabajos que muchos de ellos solían ocupar como la construcción, está actualmente en crisis. A la vez que el resto de sectores cada vez se disputan más entre los propios españoles por la escasez de empleo.

La gran mayoría fueron despedidos en empresas que se declararon en quiebra, debiéndoles meses de sueldo. De ellos una gran mayoría han agotado la prestación de desempleo. Pero los pagos de alquileres, gastos de luz, de agua se mantienen. Por no hablar de los que buscaron prosperar hipotecándose en una casa que se les lleva en muchos casos hasta 1000 euros por mes, cada vez más difíciles de pagar

El crecimiento de España no se puede entender sin la mano inmigrante que ha importado, desde 1999. Además de su importancia demográfica hay que sumar el hecho de que sectores productivos y regiones de nuestro país han dependido de esta mano de obra: jornaleros en el campo, construcción, hosteleria, servicio doméstico  y cuidado de mayores.
 
Objetivamente están unidos a nuestro pueblo, más allá de los lazos ancestrales que podamos tener en concreto con la comunidad latinoamericana. Objetivamente se ha contribuido a la constricción de este país. Ahora en crisis, pero donde los recursos generados siguen existiendo.

Por eso la alternativa de la repatriación aparte de solo beneficiar a una parte de los mismos, miles de ellos quedan fuera por ejemplo los bolivianos. Se enfrentan a su vez al regreso a un país de origen sumergido también en crisis, donde a la familia que tenían que mantener también  se encuentra sin trabajo.

Lo que necesitan los inmigrantes como los trabajadores españoles, a la par de atender sus especifidades es cambio de modelo productivo, a la vez que de un plan contra la crisis capaz de generar empleo.
Este país se lo debe a la par de compartir los mismos intereses. Esto es lo que nos convierte en una misma clase obrera.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad