Selección de prensa nacional

Cambio de ciclo

Una casta de polí­ticos que más o menos piensan lo mismo de las mismas cosas. Son escolásticos menores que mantienen sus dogmas como bicicletas dialécticas, a piñón fijo.

0
0 votos
11-04-2009
Publicidad
Aunque hoy es uno de los tres dí­as del año en que la prensa nacional no publica su edición impresa, traemos hoy a la sección la columna publicada ayer por Raúl del Pozo en su habitual columna de El Mundo. A pesar de que por los mentideros madrileños se abre paso la idea de un "cambio de ciclo" (es decir, el final de la era Zapatero y su previsible sustitución por Rajoy), para Raúl del Pozo tal cambio de ciclo es prácticamente impensable puesto que, en realidad, tanto uno como otro, tanto PSOE como PP configuran una casta polí­tica que "más o menos piensan lo mismo de las mismas cosas".
 Cambio de ciclo
Aunque hoy es uno de los tres dí­as del año en que la prensa nacional no publica su edición impresa, traemos hoy a la sección la columna publicada ayer por Raúl del Pozo en su habitual columna de El Mundo. A pesar de que por los mentideros madrileños se abre paso la idea de un "cambio de ciclo" (es decir, el final de la era Zapatero y su previsible sustitución por Rajoy), para Raúl del Pozo tal cambio de ciclo es prácticamente impensable puesto que, en realidad, tanto uno como otro, tanto PSOE como PP configuran una casta polí­tica que "más o menos piensan lo mismo de las mismas cosas".
Y mientras la clase política habla y hace cábalas sobre mudas y cambios de ciclo que nada, o muy poco, cambian, “a los que hacen cola en los comedores sociales y en las filas del Inem” el asunto les importa todavía menos.
 
Por su parte. F. Martín, en El Confidencial, se hace eco de una noticia publicada por el Financial Times de la que en estas páginas venimos hablando desde hace ya tiempo. Asombrosamente, pese a ser España el país de Europa donde más se ha inflado en la última década la burbuja inmobiliaria, llegando al extremo de que en algunos años (y hace sólo dos o tres de esto) se construían más viviendas nuevas que la suma de las construidas esos mismos años en Francia, Inglaterra y Alemania, es sin embargo uno de los países donde menos ha bajado el precio de la vivienda. Tres veces menos, por ejemplo, que en Inglaterra o dos menos que en Holanda o Portugal. ¿Misterios insondables de las leyes económicas?
 
Nada de eso. Simplemente la actuación monopolística y depredadora de la banca española, que después de haber intercambiado con las mayores inmobiliarias del país deuda por pisos, ahora mantienen de forma artificialmente alta el precio de las viviendas, impidiendo que las leyes de la oferta y la demanda del mercado actúen de acuerdo a su lógica. Veremos, si la crisis sigue adquiriendo profundidad y dimensión, hasta dónde pueden mantenerlo. O si están preparando un estallido todavía mayor.
 
 
 
 
 
Opinión. El Mundo
CAMBIO DE CICLO
Raúl del Pozo
 
Los partidarios de Joselito ni siquiera ovacionaban a Belmonte cuando a éste se lo llevaban a la enfermería. Ese odio en las gradas tiene traducción en política. Excepcionalmente, en la plaza del País Vasco alternan las dos siglas con la condición de que el PP se quede tapado después de hacer el paseíllo. Ahora Rajoy espera, toreando de salón, a que lo llamen a torear después de que se lleven a Zapatero con una cornada a la enfermería. Todo empezó el 1 de marzo, cuando habían preparado un golpe de sede para sustituirle pero volvió a Madrid, como Alfonso XIII, en el caballo blanco de Santiago.
 
Parece que en Génova y en Ferraz guardan encuestas que anuncian cambio de ciclo: el PP alcanzaría al PSOE sin llegar al vuelco. Las encuestas ya no se las cree nadie en un país en que se vota en secreto y por venganza, como si se apedreara, pero algo debe de haber porque los políticos de la derecha parece que estuvieran en el festín de Baltasar y una mano misteriosa anunciara que los días de Zapatero están contados.
 
Mayor Oreja piensa que va a ganar las europeas. Según el padrecito, el 7 de junio confirmará el retroceso socialista que se inició el 1 de marzo. A mí me encanta que el diablo lo enrede todo y haya nuevas caras y cesantes; los cambios son muy entretenidos, pero díganme qué les importan las mudas a los que hacen cola en los comedores sociales y en las filas del Inem. Seguro que se comen la sopa acordándose de los antepasados de todo el arco parlamentario. Tal vez es que la penuria es aquí lo constante; nunca salimos de la miseria excepto en rachas cortas. Al subir al trono Felipe II, momento de máximo esplendor, estaban las cosas de tal modo que un favorito hubo de decir que se hallaba el reino sin soldados y sin denarios; ni se ponía el sol ni los manteles.
 
Pero ellos hablan de cambio de ciclos. Cuanto más parados, más pressing catch, en una lucha libre fingida donde utilizan llaves y golpes bajos una casta de políticos que más o menos piensan lo mismo de las mismas cosas. Son escolásticos menores que mantienen sus dogmas como bicicletas dialécticas, a piñón fijo. Imitan a Obama hasta en la manera de estornudar, pero no lo emulan en su cóctel de dogmas, en su política transversal cuando más necesario es un acuerdo nacional. Igual pasa en los medios, los remeros del Volga, más Herodes que el propio Herodes, como avisó Hamlet. Ustedes habrán visto que en las tertulias donde manda la derecha siempre ponen de saco de serrín a un bobo de izquierdas. Y viceversa.
 
Todo esto ocurre en un instante terrible cuando tenemos la lengua más larga que el razonamiento y el brazo más largo que la mano
EL MUNDO. 10-4-2009
 
 
 
 
 
 
Prensa Digital. El Confidencial
LA BANCA SÓLO HIPOTECA A PRECIO DE BURBUJA
F. Martín
 
El precio de la vivienda ha bajado el triple en Reino Unido (9%) que en España (3,2%) en 2008, según el índice de precios de Financial Times, que ha tomado una instantánea de la Europa inmobiliaria en el cuarto trimestre del año pasado. Según este índice, los pisos en España can caído menos que en Noruega (-7,5%), Portugal (-6,3%) u Holanda (-5,2%), países que no presentan los desequilibrios de nuestro país. ¿Por qué sucede esto? Una de las claves es que la banca persiste en su empeño de hipotecar pisos sólo a precios de burbuja.
 
En el actual contexto de sequía crediticia, las entidades financieras comienzan a abrir el grifo hipotecario con cuentagotas para colocar sus propios activos inmobiliarios. Es decir, hipotecan las viviendas que ellos mismos han acumulado en los últimos meses. Así, nos encontramos, a comienzos del segundo trimestre de 2009, con ofertas de pisitos nuevos de 44 metros cuadrados en Madrid a 200.000 euros. O con zulos de 34 m2 en Terrasa a 116.000 euros. Ambos ejemplos, reales, dicen incluir un 30% de descuento.
 
Para los economistas, el precio de la vivienda no ha de superar tres veces los ingresos medios del comprador. Los ejemplos arriba señalados, suponen respectivamente 10 y 5,8 veces un salario medio anual de 20.000 euros. Se supone que desde el estallido de la crisis subprime en EEUU, las entidades financieras se muestran mucho más cautelosas a la hora de conceder hipotecas (...)
 
El índice de precios de Financial Times arriba mencionado coincide con el gran valorador inmobiliario internacional RICS (Royal Institution of Chartered Surveyors) en señalar su sorpresa por la leve caída oficial de los precios de las viviendas en España en 2008 respecto al resto de Europa. El periódico británico pone de manifiesto en su análisis que el paraguas de la zona euro no ha protegido a sus países miembros de la tempestad de la crisis inmobiliaria.
 
Y señala que, en la Eurozona, las mayores caídas de precios inmobiliarios correspondieron a unos pocos países, particularmente a Portugal, Holanda, Irlanda y España, lo que ha lastrado al conjunto del área. Concretamente respecto a nuestro país, Financial Times sugiere que la caída se acelerará a lo largo del presente año.
EL CONFIDENCIAL. 11-4-2009
 
 
 
 
 
 
 
Editorial. El Mundo
FIN AL CORTIJO DE CHAVES EN ANDALUCÍA
 
LA CRISIS de Gobierno de Zapatero ha abierto una premeditada crisis de Gobierno también en Andalucía que tiene evidentes claves internas. Con el nombramiento de Manuel Chaves como ministro de Política Territorial, Zapatero jubila al último barón histórico del PSOE después de haber hecho lo mismo con Bono y Rodríguez Ibarra.
 
Andalucía ha sido un coto vedado para el zapaterismo todos estos años, con el problema añadido para el secretario general del PSOE de que se trata de la federación socialista más numerosa del país. Es sabido, además, la falta de sintonía en cuestiones de fondo entre el dirigente andaluz -que apoyó a Bono frente a Zapatero en el Congreso del PSOE del año 2000 y que se considera heredero político de Felipe González- y el presidente del Gobierno.
 
El perfil del dirigente andaluz como supuesto aval de una visión homogénea de España distinta a la defendida estos años por Zapatero es lo que ha llevado por ejemplo a la clase política catalana a criticar su nombramiento como ministro, pues le considera un obstáculo para sus aspiraciones en materia de financiación. Sin embargo, no está claro que la incorporación del ex presidente de la Junta al Gobierno vaya a servir de dique de contención en ese sentido. El ha sido quien ha incluido en el Estatuto que Andalucía es una «realidad nacional», ha reclamado permanentemente la «deuda histórica» y ha blindado el Guadalquivir.
 
En la decisión de Zapatero de retirar a Chaves de la Junta ha pesado seguramente también la sangría de votos que ha empezado a sufrir el PSOE en Andalucía. Aunque en las elecciones autonómicas de 2008 Chaves revalidó la mayoría absoluta, el PP obtuvo los mejores resultados de su historia y le recortó 15 escaños. En el último año la valoración de Chaves ha caído en picado en las encuestas y algunos sondeos sitúan ya al PP a un solo punto de distancia del PSOE.
 
A este desgaste del dirigente andaluz han contribuido tanto los numerosos casos de corrupción como la delicada situación económica por la que atraviesa la región. Después de tres décadas seguidas de gobiernos socialistas, en los que el PSOE se ha convertido casi en un partido-régimen, la Administración se ha transformado en un sistema cerrado en el que han proliferado las irregularidades y los escándalos, algunos de ellos protagonizados por el apellido Chaves, es decir, por los hermanos de quien durante 19 años ha presidido la Junta.
 
En el capítulo económico, Andalucía sigue a la cola en la mayoría de indicadores de desarrollo pese a todas las ayudas recibidas. Chaves encontró la región con 700.000 desempleados y la deja superando el millón, y el servicio de estudios de Unicaja prevé que en 2009 la comunidad alcanzará una tasa de paro del 27% que afectará a más de 1.100.000 personas.
 
El experimento de Zapatero puede tener contraindicaciones para sus propios intereses, tanto en Andalucía como en Madrid. Chaves ha consentido entrar en el Gobierno a cambio de seguir como secretario general del PSOE-A y de nombrar a su sucesor en la Junta: José Antonio Griñán. Con un presidente heredero que no ha sido votado en las urnas, su precariedad será manifiesta frente a un Arenas 11 años más joven y crecido como referente del PP.
 
Por otra parte, está por ver el aguante y la disciplina de Chaves a las órdenes de Zapatero, acostumbrado como está a hacer y deshacer a su antojo. Ha escogido como secretario de Estado nada menos que a Gaspar Zarrías, su hasta ahora vicepresidente primero en la Junta, célebre protagonista de votaciones en el Senado con pies y manos y del pucherazo contra Borrell en las primarias socialistas
EL MUNDO. 10-4-2009
 
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad