Memoria histórica.

Acto homenaje a los fusilados en Pamplona.

La dictadura en España, es la única que no ha rendido cuentas de justicia en toda Europa y es una cuestión de principios democráticos que así­ lo haga.

0
0 votos
11-04-2009
Publicidad
 
Hoy a las 12:30 horas tenía lugar en la Vuelta del Castillo de Pamplona, un acto convocado por la Asociación de Familiares Fusilados, en homenaje y recuerdo a los 3400 asesinados en Navarra durante la guerra civil.
 
El acto será presentado por el periodista Javier Pagola e intervendrán un grupo de cantautores y poetas de La Rioja. Un acto que nos recuerda la unidad de lucha del pueblo, y nos recuerda la tradición patriótica de la izquierda, de aquellos que en libre unidad se jugaron la vida en defensa de la libertad. Un pueblo unido que representa los principios de la izquierda y su trayectoria histórica de unidad.
 
La memoria histórica son nuestras raíces cercanas, el de dónde venimos, y hace falta arreglar cuentas con el pasado para así tener una conciencia clara sobre nuestro pasado y sobre el futuro que nos tienen preparado. Muchas voces se refieren a la memoria histórica como algo que no es bueno remover, sin embargo la realidad nos dice otra cosa. En primer lugar, la dictadura en España, es la única que no ha rendido cuentas de justicia en toda Europa y es una cuestión de principios democráticos que así lo haga. También hay que tener en cuenta que levando republicano ya rindió cuentas durante la dictadura, de forma que si sumáramos el número de personas que pasaron por las cárceles franquistas por motivos políticos, sumarían como la mitad de la población, de manera que los que luchaban contra las tropas fascistas ya pagaron con creces en cárceles y fusilamientos. Sin embargo las tropas fascistas no han tenido un proceso judicial que ponga las cosas en su justeza.
 
La memoria histórica no queda terminada con la Ley de la Memoria, no es solo una cuestión de homenajes puntuales, hay toda una generación a la que ha costado mucho trabajo borrar el pasado cercano de nuestros abuelos. No puedo hacer otra cosa que recordar mi época de escolar, y hacer memoria para darme cuenta de que en los temarios de historia, la historia reciente de España, venía muy resumida al final del temario y por supuesto nunca daba tiempo a estudiarla. La memoria histórica pertenece aplazado común de lucha de nuestro pueblo. La izquierda oficial a menudo se apropia de estas reivindicaciones, sin embargo, deberían aprender un poco de los principios y tradiciones de nuestra izquierda popular, la izquierda de la gente, esa que pone el dedo apuntando hacia los que con la transición, borraron una memoria de luchas aprovechando el momento de dar la bienvenida a la socialdemocracia. Recordar la memoria histórica pasa por recordar los principios revolucionarios de la Pasionaria, de Rosario la Dinamitera, de Lorca y de tantos y tantos que formaban una sociedad avanzada de la cual poco se habla en la Ley de la Memoria Histórica.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad