El ayuntamiento de Guetxo, delPNV, se niega a retirar a una calle el nombre de un etarra

La calle sin nombre o el nombre de la ignominia

Hay quien ampara y homenajea al verdugo, unos abiertamente y otros ocultos desde sus despachos y sus coches oficiales

0
0 votos
12-04-2009
Publicidad
El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Bilbao ha ordenado al Ayuntamiento de Getxo que retire el nombre del etarra Eustaquio Mendizábal, Txikia, de la calle a la que da nombre.
El Ayuntamiento, del PNV, ha rechazado esta medida cautelar por considerarla “desproporcionada” y lo justifica porque dificulta la labor de los carteros y de los censados ya que la calle quedaría sin nombre.
Debe ser que para el PNV homenajear a un miembro de una banda terrorista que ha asesinado a cientos de personas con el nombre de una calle es algo proporcionado. Seguramente los afectados por los diferentes atentados que ETA ha perpetrado a lo largo de los años en el pueblo no piensen lo mismo.
Por supuesto que la excusa del trabajo de los empleados de Correos o los problemas con el censo es ya del todo sonrojante. Será que es muy complicado ponerle otro nombre. Pero no ha resultado tan complejo cambiar los nombres franquistas de las calles, se quita uno y se pone otro, y ya está.
Pero hay que mantener viva la llama de la ignominia, que nadie olvide que el matarife anda suelto todavía y que hay quien lo ampara y homenajea, unos abiertamente y otros ocultos desde sus despachos y sus coches oficiales.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad