Venezuela, exministro de defensa detenido

La oposición sin candidato

"Si van a amenazarnos con un golpe porque un militar retirado fue detenido, ellos verán. Nosotros actuaremos en consecuencia, sea cual sea el plan que ellos activen".

0
0 votos
11-04-2009
Publicidad
"Si alguien da un golpe, le damos un contragolpe", señaló el mandatario, que indicó que va a defender la revolución socialista ya que "no la puede parar nada (...) ni amenazas de esta burguesí­a grosera y corrupta" "Si alguien da un golpe, le damos un contragolpe", señaló el mandatario, que indicó que va a defender la revolución socialista ya que "no la puede parar nada (...) ni amenazas de esta burguesí­a grosera y corrupta"


La justicia militar detuvo al general Raúl Baduel, ex ministro de Defensa. Paralelamente, la Justicia penal ordenó la detención de Manuel Rosales, alcalde de Maracaibo y ex candidato a presidente por la oposición. Para evitar la detención, Rosales "pasó a la clandestinidad". Alegando que Rosales se fugó del paí­s, el gobierno pretende convocar a elecciones anticipadas o intervenir la alcaldí­a.

Baduel y Rosales están acusados de "enriquecimiento ilí­cito", algo que no debe estar muy alejado de la realidad. En el caso de Baduel, su fortuna creció cuando era el principal ministro del Gabinete y Chávez lo calificaba como "mi hermano".

Al mismo tiempo, Chávez creó la Superintendencia de Caracas, que depende directamente de la presidencia y a la cual quedan subordinadas las seis alcaldí­as de la capital. En las pasadas elecciones regionales, la oposición ganó en cinco de esas alcaldí­as.

Además, el parlamento transfirió al Estado nacional el control de las autopistas, los puertos y los aeropuertos, que hasta el momento estaban bajo la jurisdicción de los estados (provincias). El manejo de la infraestructura de transportes era "una importante fuente de ingresos para los Estados", que decidí­an a qué empresas concedí­an su administracion. Ahora, esos recursos pasarán al Estado.

Por la ví­a de la acción administrativa o la judicial, el chavismo busca arrebatar las posiciones que perdió en las pasadas elecciones regionales y acorralar a la oposición derechista.

"Si alguien da un golpe, le damos un contragolpe", señaló el mandatario, que indicó que va a defender la revolución socialista ya que "no la puede parar nada (...) ni amenazas de esta burguesí­a grosera y corrupta"

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, denunció que la oposición está llamando a un golpe de Estado, luego de la detención del ex ministro de Defensa Raúl Baduel, quien fue encarcelado por enriquecimiento ilí­cito.

"Si van a amenazarnos con un golpe porque un militar retirado fue detenido, ellos verán. Nosotros actuaremos en consecuencia, sea cual sea el plan que ellos activen", dijo Chávez al canal oficial Venezolana de Televisión en una entrevista telefónica.

Desde Teherán, una de sus paradas en la gira que realiza por Asia, el mandatario señaló: "Si alguien da un golpe, le damos un contragolpe, porque vamos a defender y profundizar la revolución socialista".

Chávez fue consultado por la reacción de algunos sectores de la oposición a la detención de Baduel, quien fue encarcelado luego de ser detenido a la fuerza por agentes de la Dirección de Inteligencia Militar.

Algunos dirigentes de oposición advirtieron a los militares que deben meditar lo que hacen, al considerar que violaron los derechos a la defensa del ex ministro.

La Fiscalí­a General Militar habí­a imputado a Baduel por presuntas irregularidades administrativas durante su gestión frente al Ministerio de Defensa, del que estuvo a cargo hasta mediados de 2007. Es acusado de la malversación de alrededor de u$s12 millones.

En julio de 2007 se retiró luego de ocupar el cargo de ministro de Defensa y en ese momento criticó el proyecto socialista del mandatario venezolano, concretando su distanciamiento.

Chávez llamó "traidor" a Baduel por hacer campaña contra la reforma constitucional socialista que fue rechazada en las urnas en la consulta de diciembre de 2007.

Un denominador común de esos procesos es el intento de los acusados de presentar sus casos como persecuciones polí­ticas y decisiones personales del presidente Hugo Chávez, según declaraciones de Baduel y Rosales.

Baduel que después de su renuncia, al dí­a siguiente estaba dando discursos contra la nueva constitución seduciendo a la reaccionaria y corrupta oposición venezolana, se perfilaba como un banderí­n de enganche para una futura rebelión militar. Perfilandose como el salvador de Venezuela y candidato de la oposición.

"Si en Bolivia la oligarquí­a choca con un lí­der serio y sólido como Evo Morales, en Venezuela los adversarios de la Revolución Bolivariana, que poní­an todas sus esperanzas en el golpe que la crisis económica internacional asestarí­a a ese paí­s, comprenderán que la lucha por el socialismo de Chávez es capaz de sobrepasar cualquier obstáculo. í‰l prometió que las conquistas y los grandes avances sociales serán mantenidos, la industrialización del paí­s seguirá su ritmo y Venezuela se convertirá en ejemplo de paí­s industrializado, con justicia social que servirí­a de inspiración y ejemplo para el Tercer Mundo". Escribió hoy Fidel Castro.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad