Selección de prensa nacional

La resurrección de las bolsas

Si se consolida este avance y el mí­nimo anual se confirma como la cota más baja de la crisis, podemos estar asistiendo ya al momento de la recuperación de la renta variable

0
0 votos
10-04-2009
Publicidad
La en apariencia espectacular reacción de las principales bolsas mundiales, y de manera muy destacada la española, disparándose con subidas de alrededor de un 25% en las últimas semanas, está haciendo que empiecen a surgir los análisis -como el del editorial del Cinco Dí­as de hoy- anunciando un más que probable fin de la recesión mundial para finales de este año.
 La resurrección de las bolsas
La en apariencia espectacular reacción de las principales bolsas mundiales, y de manera muy destacada la española, disparándose con subidas de alrededor de un 25% en las últimas semanas, está haciendo que empiecen a surgir los análisis -como el del editorial del Cinco Dí­as de hoy- anunciando un más que probable fin de la recesión mundial para finales de este año.

¿Es esto así? ¿Indica la recuperación momentánea de las bolsas que los inversores están viendo el fondo de la crisis y se anticipan ya a la recuperación de la economía? La cosa parece bastante más complicada que eso. Por varias razones.
 
En primer lugar, porque pese a lo aparentemente espectacular de las cifras, hay que relativizarlas y ponerlas en su justa dimensión. Por ejemplo, si antes de la crisis mis acciones valían 100 euros y se han depreciado hasta un 80%, llegando en su momento mínimo a valer 20 euros, desde ese mínimo una recuperación del 80% significa que ahora esas misma acciones valen 36 euros. Lo que, lógicamente, es alentador desde los 20 que llegaron a valer, pero están todavía a años luz de los 100 que valieron en su momento de auge. La pérdida real que sigo sufriendo, pese a lo espectacular de una subida meteórica del 80%, es de un 64% del valor. Lo que indica, de forma bastante objetiva, que el fin de la crisis y el inicio de un nuevo período de expansión está todavía lejos, muy lejos.
 
En segundo lugar, la misma experiencia histórica enseña que en las crisis sistémicas el comportamiento de las bolsas hay que medirlo en un largo período de tiempo. En la de 1929, por ejemplo, aunque el dato más conocido es el del jueves negro, donde en apenas dos semanas las bolsas se desplomaron, la realidad es que fue a lo largo de un extenso período de casi tres años, hasta agosto de 1932, cuando las bolsas siguieron cayendo más y más, hasta perder un 89,2% del valor que tenían en 1929. Dentro de ese ciclo largo de tres años, hubo breves períodos de tiempo de semanas o incluso meses donde pareció revertirse la tendencia, y las bolsas acumularon importantes recuperaciones. Pero visto de conjunto a lo largo de esos tres años, su tendencia era a la pérdida continuada de valor.
 
Y en tercer lugar, lo más importante. En una economía de capitalismo monopolista desarrollado, son los bancos y no las bolsas los que miden el estado real de la economía. Ya en 1917, Lenin sintetizó un aforismo que era un lugar común entre los economistas de su época, “las bolsas de nuestros días son los bancos. Quien quiera conocer el pulso real de la economía de un  país, no debe mirar principalmente a su bolsa, sino a sus bancos”. Casi un siglo después, esto es todavía mucho más así. Y por tanto la señal indicativa del fin de la crisis no la va a dar, ni hay que buscarla ahí, los movimientos de las bolsas, sino el estado real del sistema financiero. Es importante tenerlo presente, porque en España apenas si ha empezado a revelarse, con la intervención de Caja Castilla La Mancha, el estado de insolvencia de buena parte del sistema financiero.
 
 
 
 
 
Editorial. Cinco Días
LA RESURRECCIÓN DE LOS MERCADOS BURSÁTILES
 
El rebote bursátil parece cosa hecha. El Ibex se ha revalorizado el 27% desde el mínimo anual, se ha asentado con solvencia por encima de los 8.000 puntos y, poco a poco, que es la mejor forma de crecer, se ha encaminado por la senda ascendente. En términos parecidos se están manifestando también las Bolsas más importantes del mundo. Si se consolida este avance y, como consideran ya muchos expertos, el mínimo anual (6.817,40 puntos en el Ibex el 9 de marzo) se confirma como la cota más baja de la crisis, podemos estar asistiendo ya al momento de la recuperación de la renta variable.
 
El diagnóstico que hacen los 100 mejores gestores de fondos de renta variable, que figuran en la selecta lista elaborada por Citywire, se resume en la certeza de que una vez más no habrá que esperar a que se recupere la economía para ver cómo lo hacen las Bolsas (...)
 
Será, sin embargo, la temporada de resultados la que determine si el rebote es sostenible y si es acertado pensar que la Bolsa vuelve a tomar impulso como primer objetivo de los inversores. La persistente restricción crediticia y la profunda recesión de las economías más poderosas dibuja un escenario incierto. El hecho de que estén en recesión nada menos que 14 países de la Unión Europea, entre los que figuran todas las grandes economías, basta para ilustrar la incertidumbre a que se enfrentan los mercados a pesar del éxito impulsor, al menos teórico, de la reciente reunión del G-20.
 
Los efectos de esa fuerte desaceleración de la economía han minado seriamente la capacidad de generar beneficios en todos los sectores, así que habrá que esperar pocas alegrías. Pero los mercados quieren creer que lo peor de la crisis ya ha pasado, y están pendientes de que los directivos de las empresas lo corroboren con sus previsiones. Si los ejecutivos no cambian el discurso sobre la debilidad de la demanda, los mercados sufrirán de nuevo.
 
(...) los expertos esperan que en Estados Unidos los resultados tocarán fondo el tercer trimestre, para recuperarse en el cuarto y, en este sentido, ya barajan crecimientos de resultados claramente superiores al 100%, tras el difícil 2008.
 
Sin llegar necesariamente a tales grados de optimismo, sí conviene reconocer factores que pueden ayudar a tomar con más claridad las decisiones de inversión. Entre ellos, los agresivos planes de reestructuración a los que la crisis ha obligado a las empresas, así como unos recortes drásticos en los planes de inversión, dos procesos que impactarán positivamente en los resultados. Pero además, la recuperación de las economías puede dar lugar a sorpresas positivas en algunos sectores y esto, unido a los importantes esfuerzos que están realizando las compañías para contener los costes, tendrá al final un resultado positivo en las cuentas anuales. Por otra parte, los ajustes de producción en muchas empresas pueden provocar retrasos en la oferta, incluso si la demanda es moderada, lo que beneficiará a los precios.
 
En todo caso, una banca que esté limpia de sus productos tóxicos, una industria en pleno ajuste y unos servicios más abiertos a la competencia sólo pueden dar lugar a nuevas y deseables oportunidades de inversión.
CINCO DÍAS. 10-4-2009
 
 
 
 
 
Editorial. El País
PEGAS A LA INMIGRACIÓN
 
El Gobierno ha justificado la nueva Ley de Extranjería que prepara en los cambios habidos en el escenario económico y en su impacto sobre el mundo de la inmigración en Europa. La convergencia legal en materia de inmigración en el seno de la UE se ha hecho visible en uno de los puntos más polémicos de la nueva norma: la ampliación de 40 a 60 días del periodo de internamiento administrativo del inmigrante sujeto a expediente de expulsión.
 
Pero no sólo ha sido criticado este punto de la ley. Diversas instituciones y organizaciones sociales censuran otros aspectos, tanto desde el punto de vista jurídico como del social y político. Y lo han debido hacer con fundamento, dada la predisposición del Gobierno a aceptar sus sugerencias, antes de que el anteproyecto de ley sea debatido en el Congreso. Desde el ministerio público, su Consejo Fiscal ha mostrado una especial preocupación sobre el tratamiento dado a los menores inmigrantes; también el Consejo General del Poder Judicial ha hecho precisiones críticas a aspectos jurídicos del anteproyecto. Desde el ministerio público no se considera correcto que no se distinga entre menores y adultos en el supuesto de expulsión por condena a pena superior a un año de prisión. Al menor repatriado de esa forma se le privaría indebidamente de los objetivos de reinserción establecidos en una ley de igual rango como la del menor. También se observa en otros apartados de la nueva ley un tratamiento administrativo empeñado en no hacer la necesaria distinción entre extranjeros menores, no acompañados o tutelados, y extranjeros adultos.
 
La reforma que plantea el Gobierno supone un avance sustancial en el reconocimiento de derechos -asociación, reunión, manifestación y sindicación- que el Tribunal Constitucional siempre ha considerado consustanciales a la persona, no concesiones administrativas. Ello no ha impedido que el Consejo General del Poder Judicial cuestione la diferencia de trato -un procedimiento diferenciado y más gravoso- en el acceso del inmigrante a la asistencia jurídica gratuita. El Consejo también propone un cambio en el artículo 53 del proyecto, relativo a "infracciones graves", cuya ambigua redacción ha hecho que algunas organizaciones sin ánimo de lucro de ayuda a los inmigrantes se hayan sentido aludidas por una referencia a quienes acogen a inmigrantes irregulares en fraude de ley
EL PAÍS. 10-4-2009
 
 
 
 
Opinión. Estrella Digital
AHORA LE TOCA A RAJOY HACER LOS DEBERES
José Oneto
 
Mariano Rajoy pretende convertir las próximas elecciones europeas del mes de Junio en las que ya las primeras encuestas del Parlamento europeo le adjudican la victoria, en unas primarias, de cara a las generales, convencido, además, de que el Presidente del Gobierno se verá obligado a disolver el Parlamento después de la Presidencia europea del primer semestre del año que viene.
 
El triunfo en Galicia del que se ha apropiado Rajoy, después de venir insistiendo durante la campaña electoral que no se presentaba a nada y que el resultado de las autonómicas no afectaban a su liderazgo dentro del partido; las encuestas internas que le están dando cuatro puntos por delante del PSOE; la situación económica que le está pasando factura a Zapatero y los errores del Gobierno que se ha quedado en el Parlamento sin aliados estables, le han llevado a la convicción de que las europeas pueden ser el pórtico de su llegada a la Moncloa.
 
Y ese es el mensaje que lanzará la próxima semana en la Cumbre interparlamentaria que se reúne en Sevilla, en presencia de la plana mayor del Partido Popular (dirección del partido, diputados, senadores, y euro parlamentarios) y del candidato Jaime Mayor Oreja, al que van a dejar muy poca autonomía en la planificación de la campaña.
 
Con el argumento de que el escándalo de los espías en la Comunidad de Madrid y el “caso Gurtel” no se reflejan, por ahora, en las encuestas, no ha decidido todavía si Gerardo Galeote, acusado por Garzón de haber recibido dinero y favores de la trama Gurtel, ira en las listas europeas, quiere agotar el plazo, teniendo en cuenta de que si no es incluido perderá el privilegio de aforado ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo y pasaría a engrosar la lista de los más de sesenta imputados por el juez Garzón.
 
Otro frente abierto y que Rajoy se ve incapaz de resolver, a pesar de que la semana pasada estuvo a punto de estar listo para sentencia, es el del Tesorero Nacional Luis Bárcenas, acusado por Garzón de haber recibido 1,3 millones de euros de la trama, por el propio Correa de haber aceptado más de mil millones de pesetas y por el contable, e incluso del chofer del principal implicado de haber recogido sobres con dinero tanto en su domicilio del Barrio de Salamanca como en el edificio del PP en la calle Génova.
 
Existen apuntes contables sobre “Luis” “Luis B” “Bárcenas” y “Luis el cabrón” en la contabilidad B ocupada en un piso de seguridad de la calle Serrano de Madrid.
 
Obscurecido mediáticamente por la crisis de Gobierno el “caso Bárcenas” sigue sin resolverse ya que cuando Rajoy le había convencido para que dimitiese, exigió tales condiciones que el acuerdo fue imposible. Se habla, incluso, de que había ya una carta firmada que fue destruida cuando el Presidente del PP se negó a aceptar las exigencias del Tesorero que tanto sabe de las finanzas del Partido.
 
Una vez que el Presidente del Gobierno ha hecho sus deberes realizando una crisis de Gobierno con la que no ha obtenido unos resultados muy satisfactorios, es Rajoy el que tiene que realizar los suyos ya que cuanto más tiempo tarde en tomar una decisión, que le reclama su propio equipo, peor será el resultado y mayores las consecuencias políticas para el propio Rajoy que si no logra la dimisión voluntaria de Bárcenas, no tendrá más remedio que destituirle.
ESTRELLA DIGITAL. 10-4-2009
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad