Euskadi. Empieza la desintoxicación

¿Por qué no subvencionar también a los familiares de las ví­ctimas de ETA?

El deporte más sano de Euskadi: desintoxicarnos de la realidad tóxica que ha creado el PNV en estos 30 años.

0
0 votos
10-04-2009
Publicidad
Invitamos a todos los vascos, nacidos o no de estas tierras, a llevar adelante el deporte más sano imaginable. No le hará más fuerte ni más delgado. Pero sí­ más sano ideológicamente. Invitamos a todos los vascos, nacidos o no de estas tierras, a llevar adelante el deporte más sano imaginable. No le hará más fuerte ni más delgado. Pero sí­ más sano ideológicamente.
De repente verá a Euskadi con unos ojos como no lo había visto antes, todo tendrá más coherencia, y cada cosa reposará de repente en el sitio donde siempre tenía que haber estado, pero que alguien, por la cara, lo había movido.
 
Estos 30 años de Gobierno vasco, han movido multitud de cosas de sitio, y las han alejado tanto de su sitio correcto, que cuesta trabajo recordar donde estaban. Es muy un deporte muy sano, pero que cuesta trabajo.
 
De entrada Mikel Cabieces, nuevo delegado del Gobierno socialista, opta por una de las condecoraciones. Ante el recurso que se ha presentado por parte del Gobierno Central a anular las ayudas concedidas por el Gobierno vasco en funciones (PNV) a las familias de presos de ETA, ha declarado que porque no se aprueban subvenciones para las familias que tienen que ver a sus muertos (por ETA) en los cementerios o a las familias que se han ido a trabajar fuera para venir a visitar a sus allegados. Podríamos añadir a los exiliados por amenaza, extorsión, o simplemente negazón a que sus hijos se eduquen en este ambiente de intoxicación.
 
Estas subvenciones, se justifican en el apartado de “ayudas a familias”. Oímos estas palabras, y pensamos, ¿cómo no lo había pensado antes? No se preocupe, no es una enfermedad irreversible. Solo costará un poco de esfuerzo al principio, pero pronto notará los síntomas, lo que le animará a practicarlo siempre que pueda.
 
Así podemos ir cogiendo uno por uno, los muchos climas de opinión que se oyen por Euskadi, que a fuerza de repetirlos parecen una verdad.
 
Así, por ejemplo, un vasco será aquel que quiera a esta tierra, a la manera que le plazca quererla, aunque la quiera en castellano. Parece sencillo pero todavía lo normal es escuchar “no, si yo soy extremeño, pero llevo 50 años aquí”. Claro así no existirían madrileños.
 
La próxima cita para este deporte la tenemos este domingo en el Aberri Eguna. Día de la Patria Vasca, que para ir calentando motores os comunicaré que el origen de este día, es para conmemorar el día que Sabino Arana, fundador del Partido Nacionalista Vasco, descubrió que no era español, sino vizcaíno. Así sin más. No, no conmemora ningún acto del pueblo vasco.  La ilustración de esta bonita historia la tendréis en otra entrega de la práctica de este deporte.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad