Tailandia manifestaciones

Se reabre conflicto polí­tico en Tailandia

El Frente Unido por la Democracia contra la Dictadura (FUDD), que ha realizado manifestaciones desde el 26 de marzo, demandó el miércoles que el presidente renunciaran antes dede las 4 p.m. de este jueves.

0
0 votos
10-04-2009
Publicidad
Los manifestantes, partidarios del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, tras casi dos semanas de protestas se concentraron hoy frente a la residencia del general de reserva Prem Tinsulanonda, de 88 años, presidente del consejo privado del rey. Allí­, los dirigentes de la manifestación de protesta clamaron que hemos venido para expulsar al gobierno. Los manifestantes, partidarios del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, tras casi dos semanas de protestas se concentraron hoy frente a la residencia del general de reserva Prem Tinsulanonda, de 88 años, presidente del consejo privado del rey. Allí­, los dirigentes de la manifestación de protesta clamaron que hemos venido para expulsar al gobierno.

Más de 100.000 personas se manifestaron en esta capital pidiendo la renuncia del primer ministro tailandés Abhisit Vejjajiva y su gabinete, en el poder desde hace cuatro meses, a quien consideran ilegí­timo por haber asumido mediante un cambio de la coalición en el Parlamento y no por elecciones.

Abhisit, de 44 años, nacido en Gran Bretaña y visto como sí­mbolo de las elites de Bangkok, advirtió que no tolerará actos de violencia. El gobierno actuará de forma decisiva ante cualquier provocación, dijo, y rechazó la demanda de disolver el Parlamento y convocar a elecciones anticipadas.

Thaksin acusa a Prem de haber orquestado el golpe de Estado de 2006 que lo derrocó y lo mandó al exilio. En ese contexto, Thaksin se dirigió a los manifestantes mediante un video en que les pidió permanecer en el lugar hasta el fin de semana en una lucha por la democracia.

Desde aquel golpe el paí­s se ha mantenido dividido entre quienes favorecen la monarquí­a y la elite de empresarios, los que acusaron a Thaksin de corrupción, y los sectores pobres que se beneficiaron de sus polí­ticas populistas.

El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, rechazó el jueves las demandas de manifestantes que piden su renuncia, en un discurso transmitido por la televisión nacional, cinco horas después de que expiró un ultimatum del movimiento pro-Thaksin.

El Frente Unido por la Democracia contra la Dictadura (FUDD), que ha realizado manifestaciones desde el 26 de marzo, demandó el miércoles que Abhisit y tres miembros del gobierno renunciaran antes de las 4 p.m. de este jueves.

Abhisit señaló desde un lugar no identificado que no disolverá el parlamento ni renunciará, señalando que el FUDD no tiene necesidad de establecerle un plazo.

Los manifestantes, denominados "camisas rojas", que permanecen en varios lugares en el centro de Bangkok, intentaron interrumpir las cumbres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y sus socios de diálogo, comentó el primer ministro.

Hizo un llamado al pueblo tailandés, que será anfitrión de la cumbre de la ASEAN del 10 al 12 de abril en Pattaya, una ciudad turí­stica a 145 kilómetros al sureste de Bangkok.

El FUDD anunció que realizará una gran manifestación de centenares de miles de sus seguidores durante la ya inminente cumbre asiática del próximo fin de semana en Pattaya, localidad balneario a unos 160 kilómetros de Bangkok.

La escena polí­tica tailandesa se ha polarizado cada vez más entre los sectores afines a la coalición en el poder, encabezada por el Partido Democrático de Abhisit y otros pro monárquicos, oligarcas y cercanos a los militares, frente a otros mas populares, sobre todo rurales, seguidores del derrocado Taksin Shinawatra.

En el extremo conservador sobresale la Alianza por la Democracia (APD), el bloque que propició al lanzarse a las calles el golpe de Estado a Shinawatra en 2006, y la crisis que batió a dos gabinetes del disuelto Partido Popular del Pueblo desde febrero de 2008.

Exiliado desde entonces y sentenciado en ausencia por cargos de corrupción y abuso de poder levantados por la junta castrense que lo depuso, Taksin se ha convertido en manzana de la discordia impulsora de la actual crisis polí­tica.

En otra alocución a sus simpatizantes este domingo, el ex gobernante desmintió tenga

una cuenta millonaria en Islas Caimán y versiones que lo sitúan residiendo en la vecina Cambodia.

Entretanto, el FUDD confirmó realizará una multitudinaria manifestación de tres dí­as que arrancará este miércoles 8, en ví­speras de la Cumbre de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), China, Japón y Surcorea, seguida por otra que incluirá a la India, Australia y Nueva Zelanda, del 10 al 12 siguientes.

El riesgo de que el conflicto entre partidarios y opositores de Thaksin desemboque en un conflicto civil aumenta, sobre todo después de que un próximo colaborador del rey -el general Prem Tinsulanonda- fuera acusado por los protestantes de orquestar el golpe de Estado de 2006.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad