Cataluña. Listas de espera

Justicia gratuita: espera de 8 meses

En Terrasa (Barcelona) ha aumentado un 20% la demanda de abogados de oficio en tan sólo medio año

0
0 votos
10-04-2009
Publicidad
A pesar de que muchas personas necesitan asesoramiento inmediato, y no pueden costearse un abogado privado, las listas de espera de aquellas que solicitan atención en El Sevicio de Orientación Jurí­dica, llegan a ser de ocho meses. A pesar de que muchas personas necesitan asesoramiento inmediato, y no pueden costearse un abogado privado, las listas de espera de aquellas que solicitan atención en El Sevicio de Orientación Jurí­dica, llegan a ser de ocho meses.
    La mayoría de estas peticiones se deben al aumento de ejecuciones hipotecarias y de desahucios y muchos de las personas que acuden a solicitar asesoramiento gratuito son inmigrantes que no tienen dinero para hacer frente a estos problemas. Hoy, en día, cualquiere puede requerir de asistencia gratuita siempre que el núcleo familiar no tenga ingresos mayores de 1.100 euros al mes.


    A esta situación, consecuencia directa de la crisis, se suma la restricción decretada por la Generalitat a principios de este mismo año, de la cantidad de horas que los abogados pueden dedicar a estos casos. De 60 horas se pasó a 38, lo cual contribuye a una saturación intolerable para la situación de estas personas.
La justicia gratuita está dirigida a personas que sólo ganan hasta el doble del salario mínimo interprofesional (624 euros al mes en catorce pagas); o hasta el cuádruple dependiendo de las cargas familiares. Excepto en el caso de violencia doméstica que es gratuita independientemente de los ingresos.
                 
Lo colegios de abogados que son los que tramitan las petición es de justicia gratuita advierten de que la crisis han añadido un impulso adicional a la demanda.
 
Y crea una situación especialmente delicada.
 
De un lado el deterioro de la economía y el desempleo, genera un incremento, de cantidad de personas en condiciones para acceder a la justicia gratuita por el descenso de sus ingresos. Especialmente el sector de los inmigrantes, mucho más desprotegidos.
 
A lo que se le suma que el incremento de casos, están relacionados por situaciones  relacionadas a su vez por la situación de crisis. Como ejecuciones hipotecarias, desahucios, despidos improcedentes o sueldos sin pagar por parte de empresas que se declaran en quiebra a sus trabajadores.
Lo que crea dos problemas directos en la justicia:
 
El primero un aumento significativo del presupuesto dedicado, Como dato comparativo tenemos que sólo en cuatro años el presupuesto se ha disparado de 4,2milllones de euros a once millones previstos para 2009.
 
Y el segundo, al problema de las listas de esperas de la justicia, un problema intrínseco de la justicia misma, que ha salido a la luz en casos recientes por lo descarnado, pero que corre el peligro de aumentar aún más en estas condiciones. Creando una situación explosiva.
 
Si pensamos, en ocho meses de espera, como el dato que ha salido Cataluña, para alguien que se mete a juicio para denunciar que le llevan seis meses sin pagar el sueldo, que es la razón misma de porque no puede costearse un abogado. Nos encontramos a una persona metida en una espiral insostenible.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad