Deportes

Muñoz rompe el "dogal español"

Pelphs pasó por su primer parcial a los 24,04 segundos, mientras que Rafa Muñoz lo hizo en 23,39 segundos

5
1 votos
09-04-2009
Publicidad
En los últimos años hemos asistido a la escalada deportiva que ha protagonizado España en muy diferentes disciplinas. Desde el imbatible Nadal, la mí­tica victoria de la selección de futbol, Contador en el Giro, Sastre en el Tour, el quipo de hockey sobre patines, el femenino de waterpolo, la magistral trayectoria de la selección de baloncesto, también la femenina, la audacia de nuestro incansable Alonso, Pedrosa, Gené, los éxitos en vela, las medallas de los regatistas Iker Martí­nez y Xabi Fernández… hasta Vallejo e Illescas en ajedrez. Pero hasta ahora la natación española llevaba décadas estancada, hasta ahora, digo. En los últimos años hemos asistido a la escalada deportiva que ha protagonizado España en muy diferentes disciplinas. Desde el imbatible Nadal, la mí­tica victoria de la selección de futbol, Contador en el Giro, Sastre en el Tour, el quipo de hockey sobre patines, el femenino de waterpolo, la magistral trayectoria de la selección de baloncesto, también la femenina, la audacia de nuestro incansable Alonso, Pedrosa, Gené, los éxitos en vela, las medallas de los regatistas Iker Martí­nez y Xabi Fernández… hasta Vallejo e Illescas en ajedrez. Pero hasta ahora la natación española llevaba décadas estancada, hasta ahora, digo.

El año pasado Mireia Belmonte conquistó el oro en 200 metros estilos en los Campeonatos de Europa. Y aunque en los Juegos Olímpicos la grieta no se consolidó en socavón, al final han acabado por emerger los campeones. Y ha sido en los Campeonatos de España en Málaga:

Rafa Muñoz batió el record mundial de 50 metros mariposa, para que a continuación Aschwin Wildeboer batiera el de los 100m espalda. En el próximo Campeonato del Mundo el próximo julio en Roma, España puede convertirse en una nueva potencia deportiva en un deporte más y avanzar así, un paso más, en la línea de ascenso de los últimos años.

Está Erika Villaecija, Mireia Belmonte, Rafa Muñoz y Aschwin Wildeboer. Con mucho menos se ha llegado a tener un equipo de élite altamente competitivo. Todo y que las sorprendentes marcas fueron examinadas con lupa por si el nuevo bañador – el Jaked – había influido en ellas.

La marca de los 100 metros mariposa se hizo en 50,58 segundos, es decir, Rafa Muñoz igualó así el tiempo con el que Pelphs ganó la medalla de oro en Pekín. Incluso mirado parcialmente es mejor. Pelphs pasó por su primer parcial a los 24,04 segundos, mientras que Rafa Muñoz lo hizo en 23,39 segundos. De esta manera el domingo pasado se convirtió en un día histórico para la natación española.

En la semifinal de los 50 metros mariposa Muñoz marcó 22,43 segundos, el mejor tiempo de la historia. El primer record mundial español en piscina larga desde hace 18 años, cuando Martín Lopez Zubero lo hizo en los 200 espalda.

Pese a que el nadador atribuye, y con razón, su evolución al cambio de escuela – ahora entrena con Romain Barnier en el Círculo de Nadadores de Marsella – y al trabajo invertido en el nado subacuático – técnica que sobretodo ha trabajado Pelphs  -, no podemos dejar de enmarcar esta rotura del dogal que atenazaba a la natación española en el ascenso del deporte español.

Independientemente de las particularidades técnicas y el desarrollo diferente en cada caso, lo que sí es seguro es que ahora la competición española, no solo tiene mejores medios – aún insuficientes – y mejores deportistas, sobretodo “aspira”, se propone llegar, y lo hace. Parece subjetivo pero antes no ocurría. Con llegar bastaba.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad