Oviedo. Despidos selectivos

Telethec despide a dos delegados sindicales de CGT.

Esta batalla es de unidad con Ana Isabel y Adrián que se han jugado sus puestos de trabajo por defender una organización que de verdad sea combativa y se oriente por los intereses de los trabajadores.

0
0 votos
09-04-2009
Publicidad
 
El arma principal de la que dispone la clase obrera y trabajadora es la organización. En esta época de crisis, los sindicatos mayoritarios plantean que no hay motivos para una huelga general, mientras en Francia ya van dos. Mientras los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT están vendidos a los intereses del Gobierno, y tan solo se plantean negociar subvenciones sin dar la batalla fundamental de cambio económico ni situar la contradicción en una redistribución de la riqueza para reinvertir en economía productiva, CGT se encuentra con diversas dificultades ya que un sindicato combativo que está por dar la batalla hay que intervenirlo a toda costa, o al menos intentarlo.
 
El caso de dos representantes sindicales que han sido despedidos en Oviedo tras las elecciones sindicales nos muestran el carácter democrático y de lucha de este sindicato. Todo comienza con unos delegados sindicales de CGT que consiguen medrar en sus trabajos y que son destapados y depurados de las listas sindicales en las elecciones de Marzo en Telethec. El resultado de estas elecciones les da cuatro representantes sindicales de forma que se sitúan como segunda fuerza sindical en la empresa, por delante de UGT. Adrián Redón Fernández y Ana Isabel Cotarelo Fernández son elegidos como delegados. Dos trabajadores de trayectoria intachable, honrados y trabajadores. Sin embargo, cuando miembros del Secretariado Permanente del sindicato se dirigieron a la empresa para informar sobre los nuevos delegados LOLS de CGT , la empresa no solo se negó a recibirlos, también procedió al despido estos.
 
Una plataforma de CGT exige la readmisión de Ana Isabel y Adrián, y ya convocaron una jornada de huelga en Oviedo el pasado 27 de Marzo en solidaridad con los trabajadores despedidos, y realizarán las acciones necesarias para que estos despidos se declaren nulos. Esto significa un atentado contra la libertad sindical en toda regla. Un acontecimiento que entre líneas nos lanza el mensaje de estar calladitos y tragar con que la crisis la paguemos los trabajadores, ya que esto es lo que les pasa a los que se organizan por defender los intereses de los trabajadores y no se venden.
 
Una batalla que hay que dar, ya que cuestiona los derechos y libertades del movimiento sindical, tan comprado y vendido en este tiempo, y que ante las organizaciones que no han olvidado el motivo de su existencia y mantienen una línea firme de lucha por los trabajadores, son objetivo de acciones como esta. La depuración de los antiguos delegados que consiguieron ascensos para ellos mismos y para sus amigos más cercanos, nos muestra que democracia y lucha de clase están presentes en esta organización sindical, y que los avances se dan en lucha, en lucha de clases. Esta batalla es de unidad con Ana Isabel y Adrián que se han jugado sus puestos de trabajo por defender una organización que de verdad sea combativa y se oriente por los intereses de los trabajadores. Así mismo debe significar que la línea justa y de lucha se CGT salga fortalecida.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad