El Banco de España permite que las cajas no registren como pérdidas la devaluación de sus activos inmobiliarios

Otro capote a la banca

Las pérdidas siguen existiendo. Pero, gracias a las maravillas de la "contabilidad creativa" del capitalismo financiero, los bancos no tienen que asumirlas

0
0 votos
09-04-2009
Publicidad
Imagínese que pudiera traspasar sus cuotas impagadas de la hipoteca o del crédito del coche a una "sociedad filial", y que inmediatamente, éstas dejaran de contabilizarse como deudas con el banco.
¿Imposible, verdad? Nadie se lo permitiría.
Pues el Banco de España, en el enésimo capote de Zapatero a la banca, va a permitir que las cajas de ahorros lo hagan.
La banca, y especialmente las cajas, habían invertido el 60% de sus créditos en la construcción, intentando así, vía intereses, apropiarse de buena parte de las plusvalías generadas por el boom inmobiliario. Cuando estalló el crack, y constructoras e inmobilaiarias fueron incapaces de pagar los préstamos, la banca se apropió de los inmuebles, para recuperar el capital invertido. Pero la devaluación de estos activos inmobiliarios generaba pérdidas que lso bancos debían asumir en sus balances. Son los activos tóxicos de la banca española.
El Banco de España ha dado un respiro a las cajas de ahorros que gestionan sus inmuebles a través de la nueva compañía Ahorro Corporación Soluciones Inmobiliarias (ACSI). El regulador que capitanea Miguel Ángel Fernández Ordóñez permitirá que las entidades no reflejen las pérdidas de valor de los activos inmobiliarios que aporten a las sociedades vehículo que habilitará ACSI.
Es el resultado de una entrevista "extraoficial" que mantuvieron los representantes de ACSI con el Banco de España.
Un regalo que puede extenderse tambien a los bancos. Ya se ha credo Aliancia, una sociedad abierta a la participación de bancos y cajas mediante el traspaso a la misma de sus activos inmobiliarios con el fin último de reducir así el riesgo en sus balances.
Las pérdidas siguen existiendo. Pero, gracias a las maravillas de la "contabilidad creativa" del capitalismo financiero, los bancos no tienen que asumirlas.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad