En Roma se procesara a Massera, ¿Cuándo se procesara a los implicados del Vaticano?

Emilio Massera, se acabo la farsa.

En 2005 el sumario por su implicación en las muertes y desapariciones de tres italianos, quedara suspendido por un informe pericial que determinaba que el acusado padecí­a demencia.

0
0 votos
07-04-2009
Publicidad
Massera "debe ser considerada una persona con plenas facultades para ser juzgado, a pesar de los intentos de manipulación más o menos conscientes, con exagerados sí­ntomas psí­quicos ficticios", reza el estudio médico, de veintiocho páginas, que abrí­a las puertas al procesamiento del ex dictador, por su implicación en las muertes y desaparición, tras su arresto el 18 de junio de 1977 en la ESMA (Escuela de mecánica de la Armada- Argentina) de los italianos Angela Aietta Gullo, madre del diputado nacional Juan Carlos Dante Gullo, el contratista Giovanni Pegoraro y su hija Susana, militante peronista de 21 años, estaba embarazada de cinco meses al caer en manos de los militares y dio a luz en cautiverio, en la ESMA, a una niña, que tras muchos años de búsqueda fue localizada por las Abuelas de Plaza de Mayo. Massera "debe ser considerada una persona con plenas facultades para ser juzgado, a pesar de los intentos de manipulación más o menos conscientes, con exagerados sí­ntomas psí­quicos ficticios", reza el estudio médico, de veintiocho páginas, que abrí­a las puertas al procesamiento del ex dictador, por su implicación en las muertes y desaparición, tras su arresto el 18 de junio de 1977 en la ESMA (Escuela de mecánica de la Armada- Argentina) de los italianos Angela Aietta Gullo, madre del diputado nacional Juan Carlos Dante Gullo, el contratista Giovanni Pegoraro y su hija Susana, militante peronista de 21 años, estaba embarazada de cinco meses al caer en manos de los militares y dio a luz en cautiverio, en la ESMA, a una niña, que tras muchos años de búsqueda fue localizada por las Abuelas de Plaza de Mayo.
En ese sumario ya fueron juzgados en rebeldía y condenados a cadena perpetua, en marzo de 2007, los represores argentinos Jorge Eduardo Acosta, Alfredo Astiz, Jorge Raúl Vildoza, Antonio Vañek y Héctor Antonio Febrés. Todos ellos fueron encontrados culpables del asesinato de estos ciudadanos italianos residentes en Argentina
 
Una de las dedicaciones de Emilio Eduardo Massena o El  almirante Cero durante la dictadura fue la del silenciamiento de la difusión de "ideas opuestas a la civilización occidental y cristiana". “Silenciamiento” que se tradujo en la desaparición de una cifra aun hoy no confirmada con exactitud de miles de personas, “silenciamiento” de civiles con distintos grados de militancia y un importante número de sacerdotes y monjas tercermundistas (un movimiento carismático dentro de la Iglesia Católica argentina con una fuerte participación política y social; formado principalmente por sacerdotes activos entre 1967 y 1976. Fue uno de los canales por los se canalizó la acción social, muy cercano a organizaciones de la izquierda peronista y en ocasiones al marxismo.)
 
Pero pese a los clérigos desaparecidos, la relación de Massera con la Iglesia Católica fue siempre excelente. La Iglesia católica fue uno de los primeros lugares en saber de las torturas, los secuestros y centros clandestinos de detención. De parte de la Iglesia institucional no hubo una reacción contra, por ejemplo, la desaparición de las monjas francesas, Alice Domon y Leónie Duquet o de los curas palotinos. "El régimen militar que secuestraba y mataba por izquierda, lo hacía en nombre de Cristo. Decía defender un orden occidental y cristiano. Y (la dictadura) necesitaba la legitimidad de la Iglesia,
 
Monseñor Pío Laghi, que en aquel entonces era el embajador del Vaticano en el país, fue denunciado ante la Justicia italiana como "cómplice activo" de la represión ilegal, por el sector de Madres de Plaza de Mayo que lidera Hebe de Bonafini.
 
Así mismo las Abuelas de Plaza de Mayo investigan el rol de miembros de la Iglesia en el robo de bebés y la “distribución” de los niños: la última nieta que recuperó su identidad nació en el Campo de Mayo y fue entregada a la pareja que la crió a través del Movimiento Familiar Cristiano, una fundación de laicos que actuaba como “mediadora” de familias adoptantes.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad