Desde Llodio

Un lugar en Euskadi

Hace veinte años, el incipiente gobierno del exalcalde de Llodio Juan José Ibarretxe, decidió arbitrariamente clausurar todas las actividades culturales y deportivas del colectivo "Txitxarra".

0
0 votos
06-04-2009
Publicidad
"La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, en tenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. Los Makhnovistas sólo pueen ayudarlos aconsejando, pero no pueden si quieres, en ningún caso, gobernarlos." El cosaco de la anarkí­a (Alexander Skirda) "La libertad de los campesinos y de los obreros les pertenece y no puede ni debe sufrir restricción alguna. Corresponde a los propios campesinos y obreros actuar, organizarse, en tenderse en todos los dominios de la vida, siguiendo sus ideas y deseos. Los Makhnovistas sólo pueen ayudarlos aconsejando, pero no pueden si quieres, en ningún caso, gobernarlos." El cosaco de la anarkí­a (Alexander Skirda)
    Hace ya dos décadas, el incipiente gobierno del exalcalde de Llodio Juan José Ibarretxe, coincidiendo con su fulguroante carrera política, decidió arbitrariamente clausurar todas las actividades culturales y deportivas del colectivo “Txitxarra”. Amparándose en las quejas de algunso vecinos que percibiern ruidos (los conciertos se celebraban a medio kilómetro del casco urbano y junto a una fábrica de derivados del a madera) y tráfico de drogas (lo cual es cierto, ya que la recién creada policía autónoma vasca se ocupó de, en un principio, dar manga ancha, y así estableció un red de “camellos-confidentes” en el municipio denominados por el populacho como “los intocables”.
 
El cierre de la “casa de pinturas” fue violento y el asalto, mientras el “Gaztetxe” de Llodio, adscrito al MLNV, se mantuvo al margen y mantuvo en funcionamiento su maquinaria de futbolines y elaboración de pancartas, y seguramente algo más…
 
El único conflicto que estalló después de cerrar el SKUAT coincidió con el traslado del Gaztetxe debido a que en el edificio se iba a colocar el hoy archiconocido Museo Gastronómico. Dicho traslado fue maquillado de desalojo y durante años la cosa quedó equilibrada.
 
Hoy en día, con la financiación pública, Llodio dispone de un Gaztexte, límpio, pulcro y que a lberga a la alegre muchachada laudiotarra que encaj en los parámetros ideológicos del fundamentalismo étnico local. como alguien los definió, son los “juveniles”.
 
No hace falta decir que cualquira que traspase la puerta del local es analizado de arriba abajo y, en un pueblo pequeño como Llodiao, quien se defien abiertamente como español y no apoya a ETA allí no es bien recibido.
 
Afortunadamente:
- existe un local denominado “Orbeko Etxea” en dondee la bandera de la autogestión ondea todo el año. Actualmente el colectivo libertario que allí se ubica desarrolla actividades que van desde los conciertos de rock local, pasando por la serigrafía, hasta la gestión asamblearia de un grupo de montaña y el mantenimiento y construcción de una sala de Bouldem que ha sido financiada por los propios integrantes del colectivo y sin ayuda exterior, aprovechando materiales de reiclaje y deseñando los moldes que luego se utilizarán para
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad