Entrevista a Diego Cañamero

Secretario General del Sindicato de Obreros del Campo

Tienen que haber unas normas de producción para que no se amontonen las patatas o las cebollas en el campo, y que luego venga un monopolio a decir que esto vale una peseta, o que ahora no lo quiero.

0
0 votos
02-05-2009
Publicidad
Tú tienes que poder decidir qué es lo que tienes que producir para alimentar a tu gente, y para vender fuera
 Diego Cañamero interviniendo como invitado en un congreso sindical
Diego Cañamero interviniendo como invitado en un congreso sindical
Tú tienes que poder decidir qué es lo que tienes que producir para alimentar a tu gente, y para vender fuera
¿Cuál es la lí­nea de actuación que están siguiendo desde el sindicato contra la crisis?
Las movilizaciones que estamos haciendo son reivindicaciones. A parte de criticar el sistema que ha puesto en marcha el Gobierno de favorecer a los bancos, ni no a las ciudades, los pueblos, los trabajadores… el Estado debe mirar más a los trabajadores que a los bancos.
¿Qué particularidades de la economí­a española cree que han hecho que la crisis sea más aguda en España que en otros paí­ses?
El Gobierno y los sabios de la economí­a nos están diciendo que la crisis es algo natural, como si fuera un fenómeno meteorológico, como cuando llueve, o nieva o hay un terremoto, para que la gente lo asuma. Como si no hubiera culpables, nadie lo pusiera en marcha, ni tuviera responsabilidades.
La crisis es ya de lo que llaman la economí­a de mercado. Es una crisis estructural de sobreproducción. Porque no se puede ya consumir lo que "el libre mercado" nos presenta. La gente no puede comprar un coche todos los años, o una lavadora, ni si quiera un móvil, a pesar de que cambian la pantalla veintisiete veces.
No se puede ya soportar todo lo que ponen en el mercado. A parte de una crisis medioambiental, ecológica y financiera, es de sobreproducción.
En España es más aguda porque no hay fortaleza económica. Nos hemos basado en la especulación, la burbuja inmobiliaria, el ladrillo, y el tema del turismo. Ante la crisis se nos está cayendo todo. No es lo mismo Francia o Alemania, que España.
Al acabar el año estaremos en 4,5 millones de parados, y en Andalucí­a, que es donde yo vivo, vamos por el millón de parados. No hay industria fuerte.

¿No cree que la limitación de España a cuatro cinco mercados y el lí­mite de cuotas de producción son causas de nuestra debilidad?
También tiene que ver. Pero las medidas que se están tomando en Europa por parte de los gobierno de derechas, son las mismas que está tomando el Gobierno de Zapatero. El Gobierno deberí­a tomar medidas autónomas. Zapatero dice que le ha dado las ayudas a los bancos para proteger al pueblo. ¿Y por qué no lo protege subiendo las pensiones?, ¿o con una subvención para los subsidios?, ¿o con ayudas directas para que la gente pueda pagar sus hipotecas?, ¿o a los ayuntamientos para que den trabajo a los parados coyunturalmente?
Esos es distribuir la economí­a para que el jornal llegue a cada casa. Porque la gente lo que quiere es poder pagar la bombona de butano, el agua, la luz…

¿Qué medidas habrí­a que exigir para acabar con las imposiciones abusivas de los monopolios en los precios que pagan a los productores, y la diferencia que hay con el precio de venta?
Es fundamental que haya "soberaní­a alimentaria". Tú tienes que poder decidir qué es lo que tienes que producir para alimentar a tu gente, y para vender fuera. Esas reglas son elementales. Hace falta un control para que no se produzca a lo loco. "¡El mercado lo regula todo!" y nada de que intervenga el Estado porque entonces huele a socialismo y a economí­a estatalizada…
Tienen que haber unas normas de producción para que no se amontonen las patatas o las cebollas en el campo, y que luego venga un monopolio a decir que esto vale una peseta, o que ahora no lo quiero. Luego resulta que cuando llevas los productos al mercado valen veintisiete mil veces más. Hace falta soberaní­a y control por parte de los agricultores sobre sus propios productos. Es un robo y una explotación. Es prostituir la tierra.
No puede ser que el Gobierno permita que los monopolios se metan como si esto fuera una autopista de cinco carriles, explotando a los agricultores, a los inmigrantes…

Entonces, ¿debemos exigir independencia de la Polí­tica Agraria Común - PAC - de Europa?, al fin y al cabo, es donde se nos han impuesto cuotas de producción en los sectores en los que, por ejemplo, interesaba a Francia eliminarnos como competencia.
Claro. Hace falta una reforma y, sobre todo, las ayudas, que habrí­a que cuestionar como se dan y como sirven para que otros se arruinen. Las ayudas deben estar de acuerdo a la superficie, los cultivos y los jornales. Lo que se lleva la Duquesa de Alba son tres millones de euros; eso es un insulto.
El 80% del dinero que viene de Europa va a parar a un 20%. Hay agricultores que sin sembrar nada, ni pipas, recogen millones y millones de euros. Eso no contribuye ni al desarrollo de la economí­a, ni a la riqueza de la zona, ni a crear puestos de trabajo, infraestructura…

¿Le parecerí­a una buena medida reducir un 10% los gastos del estado autonómico y central en gastos superfluos, despilfarro y redes clientelares para reinvertirlo en generar puestos de trabajo, ayuda a las pymes e industria?
Estoy de acuerdo. Y más de acuerdo con que los polí­ticos se bajaran un 30% o un 40% los salarios. Es un escándalo. Así­ no se representa a la población.
¿Y una escala salarial en la que nadie cobrara menos de 1.000 euros y nadie más de 10.000, con una escala impositiva en la que paguen más los que más ganan?
Claro, serí­a lo lógico. Con esos sueldos que luego malgastan y despilfarran, para que luego haya que darles más dinero encima.
Un cabrero se mete en una ví­a agropecuaria y lo meten en la cárcel, y resulta que a esta gente no hay manera. No sé que habrá que hacer en este paí­s para que se pueda meter a un banquero en la cárcel cuando malgasta el dinero. ¿Tendrá una responsabilidad por lo que ha hecho? Porque el dinero no ha desaparecido. En todo caso habrá cambiado de manos, pero el dinero está. Habrá que recaudarlo otra vez.

¿Cuál es la posición del sindicato ante una posible huelga general?
Hace falta que la población salga a la calle. La huelga general podrí­a ser positiva para que el Gobierno le ponga rostro humano a la crisis, porque para ellos solo son números. Serí­a un toque de atención.
En tiempos de crisis el Estado tiene que ser el responsable subsidiario de los ciudadanos. Debe ser el protector de los trabajadores, los pequeños productores… hay que invertir dinero en los pueblos para que la gente pueda subsistir.

¿Quiere añadir algo más?
Hacen falta medidas concretas para una crisis que va ha ser larga y muy difí­cil. Vamos a tardar mucho en recuperarnos.
Hay que crear un fondo especial para que en los pueblos y en las ciudades se les pueda dar trabajo a los parados durante cuatro meses; que exista una renta básica para los que no tengan nada; una ayuda para autónomos y pequeñas empresas; que el subsidio en el campo en vez de ser de cinco meses sea de diez, y en vez de 500 euros, 624 como el salario mí­nimo; y que los 35 jornales que hacen falta para el subsidio agrario no se exijan durante el tiempo de crisis. Mucha gente viene a refugiarse en el campo y hay que dar respuesta a eso, porque no hay trabajo para todos.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad