Los trabajadores afectados pro EREs se multimplican por quince

¿Hay EREs? No hay ayudas

¿Los monopolios quieren mantener las multimillonarias ayudas públicas que reciben? Pues no pueden aplicar EREs. Si hay EREs, no hay más ayudas. Y que devuelvan las que se le han entregado

0
0 votos
05-04-2009
Publicidad
Hací­a mucho tiempo, practicamente desde la transición, que los obreros de la planta valenciana de Ford en Almussafes no se reuní­an en asamblea en el claustro de una universidad. Ayer ocurrió, para concretar las movilizaciones frente a los planes de despido de la multinacional americana. Y uno de los trabajadores expuso en la asamblea una propuesta, sumamente sencilla y extremadamente fácil de aplicar, que eliminarí­a de plano muchos de los EREs que enviá al paro a miles de obreros: "¿Los monopolios quieren mantener las multimillonarias ayudas públicas que reciben? Pues no pueden aplicar EREs. Si hay EREs, no hay más ayudas. Y que devuelvan las que se le han entregado". ¿Sencillo, no? Y extremadamente justo. También ayer se conocí­a que los trabajadores afectados por EREs se han multiplicado por quince. Hay que detener ya esta sangrí­a de destrucción de empleo,subvencionada con nuestro dinero.
 (EFE)
(EFE)
Hací­a mucho tiempo, practicamente desde la transición, que los obreros de la planta valenciana de Ford en Almussafes no se reuní­an en asamblea en el claustro de una universidad. Ayer ocurrió, para concretar las movilizaciones frente a los planes de despido de la multinacional americana. Y uno de los trabajadores expuso en la asamblea una propuesta, sumamente sencilla y extremadamente fácil de aplicar, que eliminarí­a de plano muchos de los EREs que enviá al paro a miles de obreros: "¿Los monopolios quieren mantener las multimillonarias ayudas públicas que reciben? Pues no pueden aplicar EREs. Si hay EREs, no hay más ayudas. Y que devuelvan las que se le han entregado". ¿Sencillo, no? Y extremadamente justo. También ayer se conocí­a que los trabajadores afectados por EREs se han multiplicado por quince. Hay que detener ya esta sangrí­a de destrucción de empleo,subvencionada con nuestro dinero.
Las cifras son sangrantes. Los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) se multiplicaron por quince en un año. Sólo durante los dos primeros meses de 2009, 124.998 trabajadores perdieron su empleo por este motivo, frentea los 8.092 del mismo periodo del 2008. Estas cifras suponen aproximadamente el 40% del incremento del paro en enero y febrero.
Según el Boletín de Estadísticas Laborales (BEL) del Ministerio de Trabajo, durante los meses de enero y febrero se registraron 2.982 expedientes autorizados, el 468 por ciento más que en el mismo periodo de un año antes (525 ERE autorizados).
En todos los sectores productivos, el capital echa mano de los EREs para facilitar despidos masivos. El sector de la construcción registró 256 regulaciones, frente a los 23 que se registraron un año antes, con lo que la cifra se multiplica por once. En la industria se registraron 1.579 ERE, el 722,4 por ciento más que en 2008, cuando se alcanzaron los 192. Por su parte, los servicios registraron 888 expedientes, el 230,1 por ciento más que entre enero y febrero de 2008 (269 ERE).
Por comunidades autónomas, dónde más trabajadores se incluyeron en los ERE en los dos primeros meses del año fue en Cataluña, con 31.048, provocando una dramática destrucción de empleo en el tejido industrial.

Pero ¿qué será lo que tiene el ERE? Las grandes empresas han hecho del ERE el instrumento ideal para traspasar los costes a los trabajadores y a la Seguridad Social. En los hechos un ERE significa pasar al paro (temporal o definitivamente) a los trabajadores afectados. Primero porque es la SS quien se hace cargo del 70% del sueldo de los trabajadores del ERE. El resto del salario tienen que negociarlo los trabajadores con la empresa, y éstas están aprovechando la crisis para no pagarlo o pagar sólo una parte que casi nunca llega a cubrir el 100% del salario. Y segundo porque los trabajadores consumen el tiempo de paro acumulado.
Y además, lo pagamos por partida doble, porque antes, los mismos monopolios que han recibido multimillonarias ayudas públicas para mantener el empleo, anuncian un ERE tras otro.
En Valencia, Ford ha recibido hasta 800 millones de euros de subvenciones públicas para mantener la carga de trabajo de la factoría de Almussafes. Este año ha presentado ya dos EREs, y ahora anuncia una reestructuración que acabará enviando a la calle a cientos de trabajadores.
Pues apliquemos la sencilla propuesta del trabajador de la Ford. Tanto el gobierno central como el autonómico han inundado durante años a la multinacional americana de subvenciones a fondo perdido. Y lo siguen haciendo, sustentando con dinero público sus beneficios. Pues ya que pagamos, impongámosles condiciones. Si quieren seguir manteniendo esas ayudas, que se les prohiba presentar un solo ERE, y se les obligue a reinvertir en España buena parte de sus beneficios.
Y no escuchemos los chantajes del tipo de que podrían trasladar la fábrica a otra parte y dejarnos sin nada. Si siguen en España es porque les interesa, y les sale muy rentable, entre otras cosas, por las millonarias subvenciones que reciben.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad