Descalabro del PSOE en las encuestas

Suspenso popular a Zapatero

La posición de Zapatero ante la crisis, regalando cientos de miles de millones a la banca mientras no toma una sola medida para proteger a parados e hipotecados, no le va a salir precisamente gratis

0
0 votos
05-04-2009
Publicidad
La crisis está golpeando mes tras mes a Zapatero y al PSOE. Dos medios tan dispares como La Razón y Público han publicado esta semana sendas encuestas donde coinciden en diagnosticar un rotundo descalabro del PSOE y un suspenso generalizado a Zapatero, hasta el punto de que, de celebrarse hoy elecciones, el PP las ganarí­a. La posición de Zapatero ante la crisis, regalando cientos de miles de millones a la banca mientras no toma una sola medida para proteger a parados e hipotecados, no le va a salir precisamente gratis. La indignación social ha roto los diques, y el descrédito del presidente alcanza cotas históricas.
 (EFE) El descrédito de Zapatero alcanza cotas históricas según las encuestas publicadas por "Publico" y "La Razón"
(EFE) El descrédito de Zapatero alcanza cotas históricas según las encuestas publicadas por "Publico" y "La Razón"
La crisis está golpeando mes tras mes a Zapatero y al PSOE. Dos medios tan dispares como La Razón y Público han publicado esta semana sendas encuestas donde coinciden en diagnosticar un rotundo descalabro del PSOE y un suspenso generalizado a Zapatero, hasta el punto de que, de celebrarse hoy elecciones, el PP las ganarí­a. La posición de Zapatero ante la crisis, regalando cientos de miles de millones a la banca mientras no toma una sola medida para proteger a parados e hipotecados, no le va a salir precisamente gratis. La indignación social ha roto los diques, y el descrédito del presidente alcanza cotas históricas.
El PSOE ha dilapidado la ventaja que mantenía desde el pasado mes de septiembre. Si se celebraran ahora elecciones, el Partido Popular vencería a los socialistas por 1,5 puntos. El PSOE sólo alcanzaría el 39,2% de los votos, frente al 43,6% de hace un año. Eso significa la pérdida de más de un millón de votos.

Los cambios mes a mes, desde septiembre a marzo, han seguido una tendencia clara: en septiembre, con la abrupta emergencia de la crisis económica, el PSOE perdía el colchón de al menos cinco puntos de diferencia sobre el PP que mantenía hasta entonces. Y la posición de Zapatero ante la crisis no ha hecho sino erosionar paulatinamente la posición electoral del PSOE, hasta que se ha producido el "sorpasso", y el PP les supera en las encuestas.

Pero esa mejoría del PP no puede atribuirse a que el mensaje del partido de la oposición -que coincide punto por punto con el gobierno en dar prioridad al rescate de la gran banca- genere ningún entusiasmo. De hecho, la valoración de Rajoy sigue siendo incluso peor que la de Zapatero. Lo que si ocurre es que la fidelidad del votante del PP (un 81%), es sensiblemente superior a la del votante del PSOE (el 68%). Un chiste aparecido en la prensa sintentiza la posición del votante socialista. Un obrero contempla como el croupier Zapatero recoge el dinero que ha perdido apostando en la ruleta, y exclama sorprendido: "si aposte al rojo, ¿cómo es que gana la banca?".

La imagen de Zapatero con el gobierno de Botín es, con la explosión de la crisis, más nítida que nunca, y se traslada a las encuestas.
Desde enero, el presidente del Ejecutivo ha perdido la confianza del 16% de sus votantes. A principios de año, confiaban en él un 73% de los socialistas. Ahora son sólo el 57%. Ocurre lo contrario con quienes se confiesan desilusionados. Entre quienes en 2008 votaron al PSOE, crecen del 26% al 42%.

Sólo un 38,8% de los encuestados respalda el trabajo de Zapatero al frente del Gobierno
. Por primera vez desde septiembre son más quienes suspenden la labor del presidente que quienes la aprueban. Se debe, de nuevo, en gran parte al arrastre de sus propios votantes. En enero respaldaban la gestión de Zapatero el 81% de los socialistas, hoy son sólo el 70%.

La valoración de Zapatero ha seguido una drástica evolución negativa. En diciembre de 2007, su puntuación media era de 5,4 al inicio de la crisis, en septiembre de 2008, la puntuación de Zapatero bajó a 4,8; ahora, en marzo ha caído a 4,4.

Lo mismo ha sucedido con la confianza que suscita el presidente y la aprobación de su actuación. Cayeron a mínimos históricos al comienzo de la crisis (34,7% de confianza y 40,1% de aprobación en septiembre). En marzo han vuelto a caer mucho, por debajo de los mínimos de septiembre: ahora sólo el 29,8% de los electores declara confiar en Zapatero y sólo el 38,8% aprueba su actuación.

Que la crisis es el elemento central puede comprobarse, además de en el desplome de Zapatero, en los resultados de UPyD e IU. A pesar de que Rosa Díez sigue siendo la político más valorada, UPyD pierde un tercio de sus apoyos, precisamente porque todavía no ha situado las propuestas contra la crisis en el centro de su mensaje político. Mientras que IU, cuyo nuevo coordinador general, Cayo Lara, empieza a presentar un mensaje de movilización ante la crisis, sube y vuelve a colocarse como tercera fuerza política.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad