El PIB español caerá hasta un 3% en 2009

… Y esto es sólo el principio

Y esto, aunque sea una fotografí­a aterradora, es sólo el principio. En España sufrimos las consecuencias de la crisis con cierto retraso.

0
0 votos
04-04-2009
Publicidad
Cada nueva previsión económica es peor que la anterior. El Banco de España dibuja un panorama económico desolador para 2009 y 2010. El PIB caerá un 3% este año y sólo a finales del próximo puede haber una incipiente recuperación. El déficit público superará el 8% y el paro alcanzará los cinco millones. Y esto, aunque sea una fotografí­a aterradora, es sólo el principio. En España sufrimos las consecuencias de la crisis con cierto retraso. CCM es el primer banco en caer, y en EEUU Lehman Brothers se hundió hace ya nueve meses, agudizando con ello la magnitud de la recesión.
 (EFE)
(EFE)
Cada nueva previsión económica es peor que la anterior. El Banco de España dibuja un panorama económico desolador para 2009 y 2010. El PIB caerá un 3% este año y sólo a finales del próximo puede haber una incipiente recuperación. El déficit público superará el 8% y el paro alcanzará los cinco millones. Y esto, aunque sea una fotografí­a aterradora, es sólo el principio. En España sufrimos las consecuencias de la crisis con cierto retraso. CCM es el primer banco en caer, y en EEUU Lehman Brothers se hundió hace ya nueve meses, agudizando con ello la magnitud de la recesión.
El brusco descenso del consumo en la segunda mitad del año pasado llevó a la economía española a cerrar 2008 con un retroceso intertrimestral del 1%, el mayor desde 1960. Pero todo puede empeorar, y  España sufrirá en 2009 la peor caída del producto interior bruto (PIB) desde la Guerra Civil. El PIB descenderá un 3%, y el informe de proyecciones del Boletín Económico, el supervisor aparca la recuperación más allá de 2010.
Las consecuencias respecto al empleo no pueden ser peores. Hemos superado los 3,6 millones de parados, y según el Banco de España, el desempleo seguirá escalando este año hasta afectar al 17,1% de la población activa, mientras que el año que viene se situará en el 19,4%. Pero hay predicciones más pesimistas, el director del Servicio de Estudios de Funcas, Ángel Laborda, recalca que este dato supone que "en algún momento del año que viene se llegará a una tasa del 20%". Esta tasa implica que prácticamente habrá 5 millones de parados, un millón y medio más que ahora.
El Estado de las cuentas públicas, cuyo superávit era antaño presentado como “ejemplo del milagro económico español”, empiezan a estar casi en bancarrota. Si el año pasado las administraciones cerraron con un déficit del 3,8% del PIB, este año darán un salto de vértigo hasta el 8,3%. Y en 2010 todavía avanzará otras cuatro décimas, hasta el 8,7%. La deuda pública, que en 2007 era del 39,5% del PIB, pasará a ser este año cercana al 50%, mientras que en 2010 se situará alrededor del 60%, según el Banco de España.
Todo para poder financiar unos planes de rescate cuyo coste aproximado alcanza los 359.000 millones de euros, casi un 40% del PIB español.
¿Y cuáles son las recetas que plantean el gobierno de Zapatero y el Banco de España?
Miguel Angel Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España, propone contener la crisis “mediante reformas que pasen por incentivar que los ajustes se realicen a través de los salarios y condiciones de empleo, y no mediante la destrucción de puestos de trabajo".
Es decir, como el chantaje impuesto a los trabajadores de SEAT, si queremos conservar el empleo deberemos rebajar nuestro salario y aceptar condiciones de trabajo mucho más precarias.
Ellos vuelven a insistir en cargarnos la factura de la crisis, y nosotros debemos contestar a la ofensiva, con un plan de choque contra la crisis que eleve el nivel de vida de los trabajadores, y cuyos costes sean asumidos por quienes, como bancos y monopolios, más se han enriquecido durante los años de bonanza.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad