Informe Cáritas Vizcaya

Dos polos antagónicos

Aumenta el 40% de ayudas, y de ellas un 90% no tení­an ningún ingreso desde que comenzó el año. Aumentan los donativos de las personas menos afectadas y el Gobierno sigue rescatando bancos.

0
0 votos
03-04-2009
Publicidad
Los datos son alarmantes, el 73% de las personas que acudí­an a Cáritas, en los tres meses transcurridos de año, lo hací­an por primera vez, el 85% habí­an perdido el trabajo este año y, de ellos, el 38% no cumplí­an los requisitos para cobrar el paro. Por otro lado el 90% de las personas no tení­an ningún tipo de ingreso, sólo el 10% recibí­an el subsidio de empleo o pequeñas ayudas. Los datos son alarmantes, el 73% de las personas que acudí­an a Cáritas, en los tres meses transcurridos de año, lo hací­an por primera vez, el 85% habí­an perdido el trabajo este año y, de ellos, el 38% no cumplí­an los requisitos para cobrar el paro. Por otro lado el 90% de las personas no tení­an ningún tipo de ingreso, sólo el 10% recibí­an el subsidio de empleo o pequeñas ayudas.
Los datos son alarmantes, el 73% de las personas que acudían a Cáritas, en los tres meses transcurridos de año, lo hacían por primera vez, el 85% habían perdido el trabajo este año y, de ellos, el 38% no cumplían los requisitos para cobrar el paro. Por otro lado el 90% de las personas no tenían ningún tipo de ingreso, sólo el 10% recibían el subsidio de empleo o pequeñas ayudas.
 
El observatorio que creó Cáritas presentó ayer su primer balance. Esos datos reflejan que por ahora el aumento de solicitudes proviene de inmigrantes que llegaron a Vizcaya con trabajo y ahora lo han perdido, fundamentalmente de la construcción y del servicio doméstico. Pero esto no es más que un reflejo que de seguir así para finales de año, empezará a engrosar las filas de los miles de vascos, no inmigrantes, que han perdido ahora su puesto de trabajo y al acabar el año 2009 finalizaran el cobro de su subsidio actual.
 
Ante esta situación, la entidad benéfica en Vizcaya, y en el conjunto de España está mostrando una posición ante este problema en la otra cara de la moneda a la que están mostrando las administraciones y por supuesto el Gobierno.
 
Cáritas, que han visto el aumento progresivo de lo que va del año de la entrega de ayudas, en concreto un 40% más respecto al año anterior. En números supone que han superado el millón de euros. Aún así, de sus propias palabras, aseguran que “aún estando en una situación difícil de financiación, estamos decididos a ayudar como sea hasta el final”, Mikel Ruiz afirma “la Iglesia vizcaína estaría dispuesta a desprenderse de patrimonio si la situación fuese insostenible”.
 
A su vez declaran, que las personas que menos están sufriendo esta situación, están aportando donaciones más altas que meses anteriores.
 
Frente a eso, están las duras críticas hacia la administración, que según ellos se está viendo completamente desbordada y ha sido incapaz de generar una respuesta. Mientras ellos están tomando toda una serie de medidas para adecuarse a la nueva situación, desde emplear personas de forma eventual, o buscar acuerdos con Eroski o la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo para abaratar productos básicos a personas en situación de exclusión.
 
La posición de Cáritas o de todas aquellas personas que se están solidarizando aumentando sus donativos, está a años luz de un Gobierno al servicio absolutamente de los bancos, que las únicas medidas que está tomando respecto a la crisis es la donación de dinero público a la banca.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad