Vuelve a subir el paro en Euskadi

¡Libertad si!, pero ¿y de la crisis qué?

Euskadi sigue siendo la comunidad con mayor ritmo de crecimiento en paro. Empieza a notarse el paro en el sector servicios en el que la crisis todaví­a no habí­a entrado con tanta virulencia

0
0 votos
02-04-2009
Publicidad
El ministro de Trabajo e Inmigración, adelantó ayer que los datos del paro en marzo no serí­an tan negativos, pero se le olvidó mencionar que si bien hay menos descenso de paro respecto a los seis meses anteriores, es la primera vez que el paro sube en el mes de marzo, con respecto al mes anterior, desde 1996. El ministro de Trabajo e Inmigración, adelantó ayer que los datos del paro en marzo no serí­an tan negativos, pero se le olvidó mencionar que si bien hay menos descenso de paro respecto a los seis meses anteriores, es la primera vez que el paro sube en el mes de marzo, con respecto al mes anterior, desde 1996.
El otro dato negativo y significativo es que el paro subió en todos los sectores pero especialmente en los servicios, que es el sector que más suele capear las crisis (2,8 por ciento).
 
En cuanto al País Vasco vuelve a ser la autonomía, tan solo tras Castilla la Mancha, que más aumenta el desempleo en marzo, lo que supone 5.437 más, y un incremento del 4,70%. Es decir a día de hoy un total de 121.090 parados en cuanto a datos oficiales, ya que aquí no se incluyen todos aquellos autónomos o pequeñas o pymes que están cerrando.
 
La situación es grave, por eso los puntos que han fijado en común PSEE y PP en materia económica, y desde la distancia de que todavía el gobierno no se ha construido ni tan siquiera, pero si resultan de entrada poco concretos y desde ahí insuficiente.
 
Bien están todas las medidas que van a reducir gastos de la administración, con el lema “austeridad, ahorro y eficacia”, así como para los Presupuestos Generales del 2009. Y bien puede estar el inicio del diálogo social con los partidos parlamentarios, organizaciones empresariales y sindicales, cajas de ahorro y cámaras de comercio para poner en marcha las primeras medidas de choque en materia de empleo y de apoyo a las familias, empresas y autónomos.
 
Pero a su vez en esto último es donde queda todo demasiado ambiguo. En una comunidad como la de Euskadi muy industrial, hay que echar las cuentas y que estén  claras de cuantos beneficios han tenido realmente las diferentes empresas del automóvil, del metal… Que las que más beneficios han tenido devuelvan ahora más a modo de impuestos, y se proteja a las más pequeñas y dependientes de las grandes.
 
Es decir que haya una redistribución fiscal. 
No todo pueden ser ayudas que caígan en saco roto, que no hacen más que agrandar las deudas de las instutuciones, que tarde o temprano acabaremos pagando todos. Y que para tres años que quizá se alargue la crisis es totalment insuficiente
 
Segundo que se saquen las cuentas de la inversión que se ha hecho de esos beneficios, aquí en Euskadi o fuera en relación a la creación de riqueza y empleo. Que sirva para desgravar los que más hayan invertido.
 
Y por último que se revisen desde aquí todos los ERE´s aprobados y los que se vayan a tramitar. Los trabajadores no pueden ser los que paguen la bajada de ganancias de la gran industria.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad