Corresponsalí­a Navarra

Ega pan para hoy, hambre para mañana.

La negociación intenta que este reajuste se salde con prejubilaciones y despidos incentivados.

0
0 votos
01-04-2009
Publicidad
 
Los trabajadores de la empresa Ega pan tienen hoy convocada una asamblea de negociación a razón del reajuste de plantilla por el cual quedarían en la calle 9 de los 74 trabajadores que forman la plantilla.
 
Desde que la empresa anunciara el reajuste de plantilla a fechade24 de marzo, ahora la negociación intenta que este reajuste se salde con prejubilaciones y despidos incentivados de manera que los compañeros afectados no se queden con una mano delante y otra detrás, de esta forma intentan evitar que la solución pase por posdespidos.
 
Esta empresa panadera número uno en la zona, se fundó en el año 66 al unirse siete pequeños panaderos, a los que años después de incorporaron otros siete, y que en la situación de crisis y de ventas algo más bajas que en otros años, se le une la inversión que Ega pan hizo y que incorpora avances siendo innecesarios estos nueve trabajadores. Lo que cabe preguntarnos es la situación en la que están las pequeñas y medianas empresas, que se ven desprotegidas pagando unos impuestos que les hace asfixiante en este momento el plantearse nuevos horizontes de aumento empresarial.
 
Es la pequeña y mediana empresa la que da una gran cantidad de puestos de trabajo, y es este tipo de negocios, que si se potencia y ayuda en esta crisis, puede convertirse en caladero de nuevos puestos de trabajo. Sin embargo, cada día se encuentran en situación cada vez más mermada, situación que afecta a los trabajadores que cruzan los dedos viendo peligrar su medio de vida mientras el Gobierno pone su atención en otros asuntos. Claro que Zapatero dirá que la inyección a la banca debe servir para dar facilidades crediticias para las empresas, pero entonces ¿Por qué no ha dedicado esa gran inyección de euros directamente a inversión productiva? Muy sencillo, porque no es verdad, el dinero no ha servido para potenciar nada, bueno, sirve para que a Botín le cuadre los objetivos de beneficios esperados a costa de todos.
 
En Ega pan vemos dos factores, uno es la inversión que se hace que simplifica los medios de producción haciendo que no sean necesarios estos nueve trabajadores. Por otra cabe preguntarse como una empresa de 74 empleados que invierte en medio de la crisis, no se potencia para que se amplíe, para que lejos de despedir se plantee ampliar su producción, sus locales, sus trabajadores. La cuestión es que estos nueve trabajadores ven su destino esta tarde sobre la mesa de negociación con una votación sobre la medida, que no se trata de un ERE.
 
Pequeñas y medianas empresas productivas, que se encuentran en una situación en laque potenciándolas de puede sacar muchos puestos de trabajo, pero el plan anticrisis de Zapatero ve cómo cierran y reajustan plantillas quedándose impávido mientras manda arreglar aceras. La medidas deben dirigirse a potenciar la reinversión de manera que estas inversiones y nuevos puestos de trabajo sean incentivadas con ventajas fiscales reales que supongan un interés de futuro para el tejido productivo.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad