Sindicatos nacionalistas convocan huelga general en Euskadi

Entrevista a Dámaso Casado - UGT Euskadi

"Esta huelga divide a los trabajadores y trabajadoras, y supone que sus condiciones laborales y sociales empeoren, porque se pueden aprovechar más los empresarios"

0
0 votos
01-04-2009
Publicidad
Los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU convocaron ayer una huelga general para el próximo 21 de mayo en el Paí­s Vasco y Navarra. Las razones que se esgrimen son la actual crisis económica y el chantaje patronal. La huelga no ha sido convocada contando con el conjunto de sindicatos, ni en consulta si quiera. Pese a las terribles condiciones que cada vez más están sufriendo las clases populares, pymes y trabajadores, no parece que éstas sean las razones que guí­an la convocatoria. Dámaso Casado, Secretario General de UGT de Euskadi, expone la posición de UGT Euskadi para De Verdad digital.
 Entrevista a Dámaso Casado - UGT Euskadi
Los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU convocaron ayer una huelga general para el próximo 21 de mayo en el Paí­s Vasco y Navarra. Las razones que se esgrimen son la actual crisis económica y el chantaje patronal. La huelga no ha sido convocada contando con el conjunto de sindicatos, ni en consulta si quiera. Pese a las terribles condiciones que cada vez más están sufriendo las clases populares, pymes y trabajadores, no parece que éstas sean las razones que guí­an la convocatoria. Dámaso Casado, Secretario General de UGT de Euskadi, expone la posición de UGT Euskadi para De Verdad digital.
¿Cuál es la posición de la UGT respecto a la huelga general convocada por algunos sindicatos nacionalistas?

A la UGT nos ha sorprendido que se convoque una huelga general en Euskadi por parte de los sindicatos nacionalistas sin hacer ninguna consulta al resto de sindicatos, lo que creemos que es muy negativo para los trabajadores y las trabajadoras, a pesar de la crisis. Porque les divide y eso supone que sus condiciones laborales y sus condiciones sociales no mejoren o incluso empeoren, porque se pueden aprovechar más los empresarios

¿No cree que hay una clara intencionalidad política frente al posible nuevo Lehendakari?

Esa es una de las posiciones que seguramente existe. Porque coinciden dos datos: el primero es que se convoque una huelga general cuando se va a constituir un nuevo Gobierno, sin que ni si quiera le permitan, como se ha comprometido Patxi López, suponiendo que sea el nuevo Lehendakari, convocar a los sindicatos y a los empresarios para hacer diálogo social en Euskadi. La primera respuesta es desde luego política.

Y en segundo lugar contra los sindicatos. La huelga que han convocado para el día 21, y es un dato que a nosotros nos ha sorprendido más todavía, coincide con el Congreso de la UGT de Euskadi. Esa fecha la conocían. La decisión que han tomado es política por una parte, y contra el resto de sindicatos por otra.

¿Cuál es la posición de la UGT ante la formación de Gobierno desde el acuerdo entre PSE y PP?

Desde la UGT lo vemos como algo positivo. Que haya un gobierno con mayoría, que hasta ahora era muy difícil, y que esa mayoría respete el dialogo social, respete a los sindicatos, a los trabajadores y las trabajadoras. Cosa que el anterior gobierno no ha hecho para nada. No quería saber nada de temas sociales…

Todos los compromisos que ha adquirido Patxi López, si los cumple, creo que van a ser un beneficio para toda la sociedad. Por eso la UGT de Euskadi somos bastante optimistas.

¿Cuál debe ser la línea de actuación ante la crisis?

Nosotros nos estamos movilizando y negociando los EREs. Acordamos muchos de ellos y otros no, porque hay empresarios que están abusando de forma clara y concreta. Han obtenido beneficios todos estos años y ahora resulta que presentan un ERE sin más, sin dar ninguna explicación de que han hecho con todos los recursos económicos anteriores. Por eso algunos EREs los estamos rechazando.
Pero en la mayoría negociamos porque creemos que la estabilidad de los trabajadores y trabajadoras es muy importante.

Es una crisis muy dura y muy profunda que está afectando a mucha gente, no solo en grandes empresas, también en pequeñas. Y uno de los objetivos del diálogo social es estabilizar todo lo posible el empleo.

¿Cómo ve la posibilidad de una convocatoria unitaria de una huelga general en toda España?

Históricamente la UGT ha convocado huelgas cuando los gobiernos hacen leyes que les quitan derechos a los trabajadores. El Presidente del Gobierno se ha comprometido a no reducir ninguno de los derechos sociales. Si eso se cumple una huelga general no tiene mucho valor. Si una empresa o grupo de empresas está abusando, sí que hay que pelear. Pero ir contra un Gobierno que no ha propuesto ningún recorte… si no se producen la UGT no tiene previsto convocarla.

¿No cree que sería el momento, con el nuevo Gobierno,  de unirse en Euskadi entorno a puntos básicos contra la crisis que vayan en beneficio de las pymes y de los trabajadores?

Ojala que sea verdad. Y espero que nadie falte a la convocatoria cuando el nuevo Gobierno se constituya y Patxi López cumpla su compromiso. Y que ahí se marquen las líneas de qué queremos proponer cada uno y cómo lo queremos hacer.

Lo que creo es que si se produce que los sindicatos nacionalistas no quieren participar, que sigamos para adelante el resto de sindicatos, los empresarios y el Gobierno.

¿Cree que sería una buena medida reducir drásticamente los gastos de la Administración en Euskadi, no en gastos sociales, sino en gastos superfluos, despilfarro y acabando con las redes clientelares?

Algunos están pidiendo reducir impuestos y eso va a reducir gastos de todo, no solo los superfluos, también los sociales. Yo creo que la reducción de impuestos no se puede producir, ni impuestos de la Seguridad Social para garantizar el futuro de las pensiones, ni el resto de las prestaciones sociales.

Una de las cosas que parece que va a proponer el nuevo Gobierno es recortar gastos internos. Reducir la gente dedicada exclusivamente al Gobierno. Van a reducir incluso consejerías. El segundo paso es que hay tantísimas empresas públicas que nadie sabe a qué se dedican, que reorganizarlas y que den respuestas sociales me parece bien. Y las que queden eliminadas pues también.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad