Se preparan entre 60.000 y 100.000 millones de dinero público para el segundo plan de rescate bancario

Nos pasan la segunda factura

La primera factura del segundo plan de rescate bancario ya nos la han hecho pagar a todos los españoles. ¿Cuántas más serán necesarias para "salvar" a la banca mientras el paí­s se hunde?

0
0 votos
01-04-2009
Publicidad
Solbes acaba de firmar la autorización para los primeros 3.000 millones de avales públicos para sanear las cuentas de Caja Castilla La Mancha. Un informe de Credit Suisse afirma que serán necesarias inyecciones de dinero público por valor de 60.000 millones para rescatar al conjunto de cajas de ahorros amenazadas. Y el vicepresidente económico ha desvelado que los presupuestos de este año contemplan ya una partida de 100.000 millones reservada para conceder nuevos avales a los bancos. La primera factura del segundo plan de rescate bancario ya la hemos pagado forzosamente todos los españoles. ¿Cuántas más serán necesarias para "salvar" a la banca mientras el paí­s se hunde en la peor recesión de los últimos setenta años?
 (EFE)
(EFE)
Solbes acaba de firmar la autorización para los primeros 3.000 millones de avales públicos para sanear las cuentas de Caja Castilla La Mancha. Un informe de Credit Suisse afirma que serán necesarias inyecciones de dinero público por valor de 60.000 millones para rescatar al conjunto de cajas de ahorros amenazadas. Y el vicepresidente económico ha desvelado que los presupuestos de este año contemplan ya una partida de 100.000 millones reservada para conceder nuevos avales a los bancos. La primera factura del segundo plan de rescate bancario ya la hemos pagado forzosamente todos los españoles. ¿Cuántas más serán necesarias para "salvar" a la banca mientras el paí­s se hunde en la peor recesión de los últimos setenta años?
“Si la tasa de morosidad sigue subiendo al ritmo actual, las cajas necesitarán, de acuerdo a nuestros cálculos, una inyección de 60.000 millones de euros durante los próximos uno o dos años, aunque no esperamos una crisis sistémica”.
Así de contundentes se muestra el último informe del servicio de estudios del banco suizo Credit Suisse respecto a la crisis que atraviesa el sistema financiero español. Así, los 9.000 millones de euros con los que el Gobierno ha respaldado el rescate de Caja Castilla La Mancha (CCM) serían sólo la punta del iceberg del gasto público que se espera poner a disposición de la banca en este segundo plan de rescate bancario.
Los datos sobre la “salud” del sistema financiero español son suficientemente contundentes. En los últimos doce meses, el volumen de créditos en mora ha pasado de 8.600 a 39.300 millones. Buena parte de ellos corresponde a constructoras y promotores (que suponen la mitad de los créditos bancarios, el 70% en el caso de las cajas).  Si hasta 2007 su morosidad equivalía a 1.000 millones de euros, sólo el año 2008 elevó esta cifra a los 18.000 millones. Y todos los estudios admiten que ésta sólo puede ir en aumento, hasta alcanzar los 77.000 millones sólo en las cajas. Una cifra que hace insuficiente el capital actual de estas entidades, de 64.000 millones.
Toda esta inyección de dinero público destinada a salvaguardar los beneficios de la banca va a salir de nuestros bolsillos.
El ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha firmado ya la primera autorización de recursos para Caja-Castilla-La Mancha por un importe de 3.000 millones, el primer aval del Tesoro anunciado por el Gobierno para intervenir la caja de ahorros.
Pero este es sólo el principio. El mismo Solbes explicó que los Presupuestos Generales del Estado tienen una partida de 100.000 millones para avalar a las entidades financieras.
Casi al mismo tiempo, Zapatero respaldaba la intervención en CCM en virtud de la aplicación de una “política preventiva”, anunciando que el Banco de España está elaborando un protocolo ante los riesgos del sistema financiero. Una clara amenaza de que más intervenciones, financiadas con dinero público, no sólo son posibles sino casi inevitables.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad