Efemérides

El Imperio de los sentidos

Sada Abé se convirtió en un mito en Japón, en una sacerdotisa del amor y la muerte

0
0 votos
31-03-2009
Publicidad
Firmada por Nagisa Osina su estreno fue un escándalo, prohibida en muchos paí­ses , la mayorí­a de las veces la cinta se exhibió con numerosos cortes. La pelí­cula resultó escandalosa no tanto por las imágenes explí­citas de sexo sino por que dinamitaba todos los valores éticos y morales de Japón y Occidente. Basada en la historia real de los amantes Sada Abe y Kichizo que conmovió a la sociedad japonesa. Sada Abe, ex prostituta, asesinó y emasculó a su amante con su consentimiento,su antiguo amo, en un momento de éxtasis sexual. Mientras las autoridades condenaron a Abe a la cárcel en la sociedad se convirtió en un mito, en una sacerdotisa del amor y la muerte. Firmada por Nagisa Osina su estreno fue un escándalo, prohibida en muchos paí­ses , la mayorí­a de las veces la cinta se exhibió con numerosos cortes. La pelí­cula resultó escandalosa no tanto por las imágenes explí­citas de sexo sino por que dinamitaba todos los valores éticos y morales de Japón y Occidente. Basada en la historia real de los amantes Sada Abe y Kichizo que conmovió a la sociedad japonesa. Sada Abe, ex prostituta, asesinó y emasculó a su amante con su consentimiento,su antiguo amo, en un momento de éxtasis sexual. Mientras las autoridades condenaron a Abe a la cárcel en la sociedad se convirtió en un mito, en una sacerdotisa del amor y la muerte.
 
    Sada describía el éxtasis como “la pequeña muerte”. La única ley y religión de estos amantes era el placer. Sada se convirtió en una celebridad, en una autoridad en materia sexual y libertades en una sociedad tan tradicional y patriarcal como la japonesa. Publicó su autobiografía con gran éxito, Memorias de Abe Sade.
    Nagisa Oshima , director del Imperio de los Sentidos, pertenecía a la nueva ola del cine japonés a finales de los años 50 paralela a la corriente del Free Cinema británico y la Novellle Vague. La firma del armisticio y la ocupación militar de Japón por los EEUU supuso una humillación nacional para Japón. La bomba atómica destruyó Hirosima y Nagasaki. Esta nueva ola estaba recorrida por el espíritu contestatario y trasgresor frente a las tradiciones, el militarismo nipón y la ocupación estadounidense.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad