La oposición Venezolana llama a la desobediencia a los militares.

La consigna es balcanizar Venezuela

El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, llamó a la insubordinación de los militares, en la confirmación de alertas sobre la estrategia secesionista.

0
0 votos
30-03-2009
Publicidad
La Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) alertó que tales actos tienen la intención de generar un ambiente de caos social y el desconocimiento de las leyes venezolanas, así­ como incertidumbre social, basada en el miedo y el terrorismo. La Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) alertó que tales actos tienen la intención de generar un ambiente de caos social y el desconocimiento de las leyes venezolanas, así­ como incertidumbre social, basada en el miedo y el terrorismo.
La oposición venezolana, derrotada ampliamente en las urnas, acude hoy al separatismo, como opción al apoyo nacional al presidente Hugo Chávez, que según sondeos supera el 70 por ciento de respaldo.

Una reforma legal que permite al Estado venezolano retomar la administración de puertos y aeropuertos, desató la nueva ofensiva opositora que Chávez calificó de intento de dividir el paí­s.

En este contexto, el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, llamó a la insubordinación de los militares, en la confirmación de alertas sobre la estrategia secesionista.

"Hago un llamado a la Fuerza Armada Nacional a que tenga presente el concepto de la desobediencia de actos ilegales", afirmó Ledezma este sábado en un acto en San Cristóbal, capital del occidental estado de Táchira, fronterizo con Colombia.

La convocatoria a los militares se conjugó con la del presidente del partido opositor Un Nuevo Tiempo (UNT), Omar Barboza, a la movilización nacional.

La Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) alertó que tales actos tienen la intención de generar un ambiente de caos social y el desconocimiento de las leyes venezolanas, así­ como incertidumbre social, basada en el miedo y el terrorismo.

Este mes el parlamento venezolano reformó la ley de descentralización para permitir al gobierno nacional retomar el control de puertos y aeropuertos entregados a los gobiernos de los estados, que a su vez los habí­an dado en concesión a empresas privadas.

La decisión del parlamento busca terminar con el control de esas instalaciones por grupos que propician el narcotráfico y el contrabando de productos, sobre todo alimenticios.

La ofensiva opositora, que cuenta con el respaldo de los gobernadores de Zulia, Miranda, Táchira y Nueva Esparta (cuatro de los 22 estados del paí­s) se vincula a planes secesionistas latentes, que las autoridades alertan son alentados desde el exterior.

La proyección incluye la propuesta de Ledezma de realizar referendos regionales para determinar si los ingresos por impuesto al valor agregado (IVA) "se van a Caracas o le quedan a cada región".

Los intentos separatistas que, en opinión de las autoridades, son el fondo de los argumentos de defensa de la descentralización, llevaron a Chávez a advertir que en Venezuela "hay una sola República, no tres ni cuatro repúblicas" y un solo presidente.

En su opinión se trata de un plan para crear un poder paralelo, un intento peligroso que sustituye anteriores llamados de la oposición al diálogo luego del más reciente triunfo electoral de Chávez en un referendo que eliminó el lí­mite de mandatos para cargos públicos.

El resultado del referendo siguió a una abultada victoria en las elecciones regionales de los partidarios del mandatario, cuya aceptación es de 71,2 por ciento, según sondeo esta semana del Instituto Venezolano de Análisis de Datos.

"Si matan a alguien, si mandan a matar a alguien, si difaman e injurian, dan golpes de Estado, despiden trabajadores, se roban la plata del pueblo (...) como son de la oposición no se les puede tocar", señaló Chávez.

"Todo bandido, se mete a la oposición y ya está invulnerable. Al Capone, o Jesse James, vienen a Venezuela y se meten a la oposición y ya nadie puede tocarlos", prosiguió.

"Preso tiene que ir aquel al que se le demuestre que incurrió en algún delito, sea del gobierno o de la oposición. Aquí­ no hay vacas sagradas, nadie puede ponerse más allá de la ley", enfatizó.

La Revolución Bolivariana de Hugo Chávez sigue en la mira de poderosas fuerzas extranjeras aliadas a elementos nacionales venezolanos que promueven planes desestabilizadores en el paí­s. Todo pretexto es bueno. Por el momento es generar el caos interno.

La oposición se alzó en las elecciones de Noviembre de 2008 con seis gobiernos regionales, los candidatos de oposición ganaron en los estados de Miranda, Carabobo, Nueva Esparta, Táchira, Zulia y en la estratégica alcaldí­a metropolitana de Caracas, anterior gobernación de Caracas.

Hablan de persecución, falta de libertades, estado dictatorial. Pero en los hechos si fuera así­ hace tiempo que no se les dejarí­a soltar su venenosa diatriba. El problema que tienen es que todo lo que han intentado, hasta golpes de estado no han funcionado, el pueblo esta con la revolución bolivariana. Ahora que no pueden tirar ese proceso atrás, la consigna es crear reinos de Taifas, plagados de narcotraficantes y paramilitares.

Los gobernadores que con gran descaro se dan golpes de pecho y hablan de "golpe de estado" contra ellos, no van muy descaminados. Claro que el estado tiene que golpear e impedir una estrategia dirigida a desestabilizar y Balcanizar el estado. Estos reinos de Taifas que se han constituido apoyados por el imperialismo, su instrumento en la zona el Plan Colombia, pretenden conformar una Media Luna Venezolana.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad