Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar

Entrevista a Antolí­n Goya

El interés de España deberí­a ser el de ser un paí­s fuerte, que sus puertos fueran interesantes [...] no al tráfico interno y que estemos en una continua pelea interna, sino captar tráfico exterior.

0
0 votos
28-03-2009
Publicidad
 Entrevista a Antolí­n Goya
El pasado 23 y 24, la convocatoria de huelga de la Coordinadora de Trabajadores del Mar fue un rotundo éxito, con seguimiento masivo, ¿no?

Si. Como últimamente viene siendo. No tenemos nada que objetar con nuestros afiliados. Cada vez que hemos pedido que la gente estuviese y siguiese las sesiones que planteábamos desde la organización los afiliados han respondido extremadamente bien.

La Huelga está motivada por la Reforma de la Ley de Puertos, ¿cuáles la exigencia o denuncia principal que os ha llevado a la Huelga?

Lo primero que estamos poniendo encima de la mesa es la falta de diálogo. La actitud con la que Puertos del Estado durante toda esta legislatura está tratando al sector de Puertos.

Se plantea un anteproyecto de ley sin haberlo consensuando con ninguna de las partes, ya no digo con los estibadores portuarios, sino con nadie en el sector, ni con las empresas estibadoras, ni con las empresas navieras, a espaldas del sector absolutamente. Independientemente de que las partes pedíamos diálogo y una vía de negociación, pero no ha sido posible. Simplemente nos hacen llegar un borrador, que parece ser que ni si quiera es el texto que se ha mandado al Consejo de Ministros, texto que a día de hoy tampoco conocemos.

Queríamos denunciar con esta huelga que ese talante del que Zapatero hace gala, en lo que se refiere a puertos es exactamente todo lo contrario; una actitud dictatorial, con sordera crónica y planteando un texto que está anclado en los años 80´, que para nada se ajusta a la realidad.

Y en el peor momento, en un momento de crisis cuando los tráficos de trasbordo son muy volátiles, con una competencia voraz en el mediterráneo… y de repente aparece la Administración que nos mete un anteproyecto de ley desestabilizador, sin consenso, sin responder a los intereses de nadie…

¿Cuáles son los problemas concretos que presenta el anteproyecto?

El texto que conocemos, porque ni si quiera conocemos el texto que al final aprobó ayer el Consejo de Ministros, carece de sistema. Se plantea la convivencia entre las sociedades de estiva y las agrupaciones portuarias, dos modelos totalmente diferenciados.

Oiga, si usted, Puertos del Estado, apuesta por la participación pública en las sociedades de estiba entonces apueste por la participación pública, pero esa ambigüedad en la gestión del “pool” de trabajadores lo único que va a conseguir es que los puertos españoles se hagan competencia desleal unos a otros. Yo creo que el interés de España debería ser el de ser un país fuerte, que sus puertos fueran interesantes de cara al tráfico que pasa por nuestras costas, no al tráfico interno y que estemos en una continua pelea interna, sino captar tráfico exterior que es lo que da trabajo y calidad.

Otro tema importante es la falta de garantías en el servicio. Se dice que esto es un servicio público aunque no lo describe así, y se olvida de que como servicio público debe tener unas garantías en la formación del personal que lo lleva adelante. Todo el paquete de formación se pasa por alto.

Y luego lo más evidente es que es un sistema, el que se plantea, arcaico de los años 80´s, basado en imponer la obligación a las empresas de tener un número determinado de fijos de empresa. Nosotros entendemos que el 100% de los trabajadores son fijos de empresa porque todos tienen un contrato indefinido, todos pertenecemos a la sociedad de estiba o a la agrupación portuaria, deberíamos estar ahora todos en agrupaciones portuarias, y el 100% de nuestros costes los asumen las empresas.

Se empeña la Administración en volver a potenciar la figura de relación laboral común sin saber exactamente a qué responde. Supone un encarecimiento a las empresas estibadoras, obligados a mantener el “pool” de los trabajadores y obligados a mantener otro grupo de trabajadores, independiente del “pool”, que también son estibadores portuarios y que realizan la misma actividad. Un encarecimiento sin necesidad.

Lo bueno que tiene el “pool” actual es que las empresas estibadoras comparten los costes fijos de este equipo de trabadores; el día que tienen trabajo contrata a este personal y cubre sus costes, y el día que no tiene trabajo eso lo asume otra empresa. Eso ha hecho que en los últimos años el sector haya crecido por encima del 9%, que no sé si habrá otro sector en España que lo haya hecho; eso ha hecho que traigamos tráfico de fuera, que las empresas sean rentables, que se hayan hecho inversiones multimillonarias en los puertos y que las plantillas hayan crecido.

Ahora volvemos a la obligación de tener un número mínimo de fijos de empresa. Y van más allá, porque se atreven a modificar el Estatuto de los Trabajadores; les obligan a las empresas, para poder negociar un convenio colectivo, a cumplir con un 25% inicialmente, y luego un 50% del RLC – Relación Laboral Común -, y eso pasa por encima del Estatuto de los trabajadores. Supongo que el Ministerio de Trabajo les habrá obligado a corregir ese tema
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad