Cuanto más baja el euribor, más suben los intereses de la hipoteca

El atraco del siglo

Antes nos saqueaban bajo la excusa de un euribor alto. Pero ahora, cuando el Euribor baja, no están dispuestos a reducir sus beneficios e incrementan todaví­a más el saqueo

0
0 votos
28-03-2009
Publicidad
El euribor, el í­ndice de referencia oficial de los préstamos hipotecarios, ha descendido un 60% desde marzo de 2008. Sin embargo, los intereses que los bancos nos cobran cuando firmamos una hipoteca han aumentado, en el mismo periodo de tiempo, un 10,2%. El tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios es el 5,64%, más del triple que el Euribor, situado en el mí­nimo histórico del 1,83%. La realidad es que, frente a las felices predicciones de los medios, que anunciaban sustanciales rebajas en las hipotecas al ritmo que descendiera el euribor, sucede exactamente lo contrario: cuanto más baja el euribor, más suben las hipotecas. ¿La razón de esta versión inversa del milagro de los panes y los peces? Muy sencilla. El diferencial bancario -el interés añadido que nos cobra el banco, y que constituye su ganancia- se ha sextuplicado, pasando del 0,56 al 3,01. Antes nos saqueaban bajo la excusa de un euribor alto. Pero ahora, cuando el Euribor baja, no están dispuestos a reducir sus beneficios e incrementan todaví­a más el saqueo.
 (EFE)
(EFE)
El euribor, el í­ndice de referencia oficial de los préstamos hipotecarios, ha descendido un 60% desde marzo de 2008. Sin embargo, los intereses que los bancos nos cobran cuando firmamos una hipoteca han aumentado, en el mismo periodo de tiempo, un 10,2%. El tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios es el 5,64%, más del triple que el Euribor, situado en el mí­nimo histórico del 1,83%. La realidad es que, frente a las felices predicciones de los medios, que anunciaban sustanciales rebajas en las hipotecas al ritmo que descendiera el euribor, sucede exactamente lo contrario: cuanto más baja el euribor, más suben las hipotecas. ¿La razón de esta versión inversa del milagro de los panes y los peces? Muy sencilla. El diferencial bancario -el interés añadido que nos cobra el banco, y que constituye su ganancia- se ha sextuplicado, pasando del 0,56 al 3,01. Antes nos saqueaban bajo la excusa de un euribor alto. Pero ahora, cuando el Euribor baja, no están dispuestos a reducir sus beneficios e incrementan todaví­a más el saqueo.
Prensa, radio y televisión nos anuncian la buena nueva de que, por fin, se abaratarán las hipotecas. Predicen que, con la drástica reducción del euribor, podemos ahorrarnos unos 2.500 euros anuales.

El problema es que, para que nosotros nos ahorremos dinero en el pago de la hipoteca, la banca debe de dejar de ganarlo. Y no parece que estén dispuestos a hacerlo

Hace un año, el Euribor señalaba el 4,59%. Ahora, está fijado en el histórico mínimo del 1,83%, y todos los indicios apuntan a que puede alcanzar muy pronto cifras inferiores al 1,5%.

Teóricamente, esta reducción del 60% en el euribor debía trasladarse a los intereses firmados en las nuevas hipotecas, y a la revisión de las hipotecas a tipo variable –más del 90% del total-.

Pero ha ocurrido exactamente lo contrario.

El tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios fue del 5,64% en enero, último mes con datos publicados. El tipo de las cajas de ahorros fue del 5,72%, mientras que los bancos prestaron a un tipo de interés del 5,63% y un plazo medio de 20 años.

En el último año, mientras el euribor descendía un 60%, los intereses que nos han cobrado los bancos en las hipotecas han aumentado un 10,2%. Y ese incremento aumenta progresivamente su velocidad. Si de octubre y noviembre, los bancos aumentaron el interés medio un 0,08%, entre diciembre y enero el aumento fue del 1,1%.

¿Qué ha pasado? Pues que los bancos enarbolan ahora el repunte de la morosidad o las tensiones de liquidez para incrementar hasta cotas de usura el diferencial, el interés añadido al euribor que nos cobran por prestarnos el dinero. Si hace un año estaba en el 0,562, ahora está en el 3,018… ¡seis veces más!

Y con las nuevas y anunciadas bajadas del Euribor, ese diferencial –expresión del grado de saqueo practicado por la banca- se ensanchará todavía más.

Tampoco se va a trasladar la rebaja del Euribor a las hipotecas se sean revisadas en abril. En los años de bonanza, la banca blindó sus beneficios, incluyendo en los contratos hipotecarios cláusulas como la del “suelo”, que nos obliga a pagar un interés mínimo por mucho que baje el Euribor. Ese interés mínimo ronda, como media, el 3,5%, el doble que el Euribor actual.

Por si esto fuera poco, el descenso en un 20% del precio de la vivienda está provocando ya que en algunos casos el valor actual del inmueble sea inferior al total de la hipoteca. Con lo que, para un hipotecado en apuros, ni siquiera vendiendo el piso es posible saldar la deuda con la banca.

¿Y qué hace el gobierno de Zapatero? Avalar el atraco bancario. ¿Por qué no se promulga una ley que obligue a los bancos a trasladar inmediatamente la reducción del Euribor a todas las hipotecas, las nuevas y las que deban revisarse?
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad