Olmert reconoce tácitamente los ataques a Sudán

"Israel golpea cerca y lejos"

Forma parte este caso de "periodismo de investigación" de un aumento de la presión norteamericana al nuevo gobierno de Tel Aviv para marcarle los lí­mites?.

0
0 votos
28-03-2009
Publicidad
Rompiendo la norma no escrita - Israel no suele confirmar ni desmentir acciones militares en otros paí­ses, tanto si los realiza su Ejército como sus servicios secretos en el exterior, el Mosad- el primer ministro en funciones, Ehud Olmert, aludió indirectamente a las informaciones de que aviones hebreos bombardearon un convoy de armas en Sudán. En un lenguaje crí­ptico, ante las insinuaciones de la prensa acerca del ataque, que tuvo lugar en medio de la ofensiva contra Gaza, Olmert afirmó que "Israel golpea donde puede para detener el terrorismo, cerca y lejos". Rompiendo la norma no escrita - Israel no suele confirmar ni desmentir acciones militares en otros paí­ses, tanto si los realiza su Ejército como sus servicios secretos en el exterior, el Mosad- el primer ministro en funciones, Ehud Olmert, aludió indirectamente a las informaciones de que aviones hebreos bombardearon un convoy de armas en Sudán. En un lenguaje crí­ptico, ante las insinuaciones de la prensa acerca del ataque, que tuvo lugar en medio de la ofensiva contra Gaza, Olmert afirmó que "Israel golpea donde puede para detener el terrorismo, cerca y lejos".
Los hechos han sido dados a conocer ahora por la cadena estadounidense CBS, que el miércoles difundió en un reportaje que 39 personas murieron a principios de enero en el norte de Sudán, cuando cazabombarderos israelíes atacaron un convoy de armas dirigido a Gaza, donde Israel llevaba a cabo en ese momento una ofensiva militar. Según la versión de la CBS, el armamento procedía de Irán y fue desembarcado en un puerto sudanés, donde se cargó en diecisiete pequeños camiones que debían llegar a Gaza a través del Sinaí egipcio, fronterizo con la franja palestina.
 
Ayer, el ministro sudanés de Exteriores, Transportes, Ali al Sadeq, informó que el Gobierno sudanés ha confirmado que los aviones responsables eran israelíes, y no estadounidenses como al principio afirmaron, y señaló que la mayoría de los integrantes de los convoyes eran contrabandistas de los países del Cuerno de África. El gobierno sudanés negó sin embargo que los transportes atacados transportasen armas, e insistió en que se trataban de contrabandistas hacia la frontera de Egipto.
 
"Con estos ataques, Israel quería insinuar a la opinión pública internacional la existencia de un flujo de armas hacia Gaza desde países árabes, incluyendo Sudán", agregó Sadeq."Esto -agregó- es una flagrante violación de la soberanía de Sudán, así como de la ley internacional, y Sudán se reserva el derecho de actuar como corresponde". Además explicó que el retraso del Gobierno de Jartum en dar a conocer estas operaciones armadas sólo buscaba "no dar una excusa a Israel para desviar la atención sobre las graves violaciones a los derechos humanos en la franja de Gaza" durante sus ataques.
 
Sea como sea, llama la atención que sea ahora cuando la CBS –convenientemente informada al detalle por la inteligencia norteamericana- saque a la luz un ataque que ocurrió hace casi dos meses, y que Olmert, contra lo que suelen hacer los gobiernos israelíes –negar cualquier conocimiento de intervención externa- confirme el ataque.
 
Pero al fin y al cabo, Ehud Olmert ya no tiene nada que perder. Quien tendrá que lidiar con las consecuencias –si es que las tiene- de este ataque es el nuevo gobierno Netanyahu, cuyo rumbo choca frontalmente con el proyecto de la Casa Blanca. ¿Forma parte este caso de “periodismo de investigación” de un aumento de la presión norteamericana al nuevo gobierno de Tel Aviv para marcarle los límites?.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad