La frase del dí­a

"Se retirarán las ayudas a Volkswagen si no adjudica a España la producción del modelo Q3 de Audi" (Jesús Candil, director general de Industria)

¿No decí­a el gobierno que no se podí­a hacer nada ante las ERE´s y deslocalizaciones de las multinacionales?

0
0 votos
28-03-2009
Publicidad
Por fin el Gobierno está dispuesto a imponer condiciones a las multinacionales que desangran el sector productivo español. El Ministerio está ya harto y ha decidido excluir a SEAT del Plan de competitividad del sector de la automoción, dotado con 800 millones euros y le ha dado un ultimátum de 10 dí­as para decidirse sobre la fabricación de Audi Q3 en nuestro paí­s. Por fin el Gobierno está dispuesto a imponer condiciones a las multinacionales que desangran el sector productivo español. El Ministerio está ya harto y ha decidido excluir a SEAT del Plan de competitividad del sector de la automoción, dotado con 800 millones euros y le ha dado un ultimátum de 10 dí­as para decidirse sobre la fabricación de Audi Q3 en nuestro paí­s.
La plantilla de SEAT  ha aceptado congelarse el sueldo, las administraciones (central y autonómica) le han diseñado un plan de ayudas a medida, ¡pero Volkswagen todavía no se pronuncia sobre dónde va a fabricar el Audi Q3 y ha aprovechado para pedir más subvenciones!

No es nuevo que las multinacionales –antes y, ahora, con la crisis- fuercen e impongan sus condiciones bajo amenaza de trasladar la producción y cerrar las fábricas.

Lo nuevo es que el gobierno no esté dispuesto a aceptar esta relación de chantaje. 
 
En época de bonanza se “hincharon” a punta de subvenciones, que no devuelven a pesar de irse de España, reducir la plantilla e incumplir las condiciones con la que fueron adjudicadas.

El trato que el gobierno le está dando a SEAT es la línea a seguir en todas las multinacionales que mantienen un pulso en nuestro país.

Imponer condiciones a las subvenciones, exigir reciprocidad para dar las ayudas, buscar las mejores condiciones para los trabajadores, entre otras, es el trato que debe darse en todos los disputas abiertas con otras multinacionales automovilísticas e industriales.

Por ejemplo, a Nissan que amenaza con aplicar un ERE a los empleados que no se apunten al “plan de bajas”.

¿No decía el gobierno que no se podía hacer nada ante las ERE´s y deslocalizaciones de las multinacionales?
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad