Sacyr da Vallehermoso como garantí­a de Repsol

El capo exige su dinero

Sacyr ahora ha recibido un anticipo para hacer frente a la deuda. Botí­n necesita cobrar el crédito que dio a Sacyr. Y si falla Vallehermoso, se vende Repsol como sea. Su dinero y beneficios, sagrados.

0
0 votos
28-03-2009
Publicidad
Sacyr ha comunicado que asegurará el pago de la deuda que tiene con los bancos, ligada en su mayorí­a a Repsol y al negocio inmobiliario, con Vallehermoso como garantí­a. Así­ puede refinanciar la deuda de Repsol, garantizándola con la inmobiliaria Vallehermoso. La constructora tendrá que depositar las acciones de Vallehermoso como nueva garantí­a del préstamo que recibió en 2006 para adquirir el 20% de Repsol. Según los últimos datos aportados por la compañí­a, el valor bruto de los activos de Vallehermoso ascendió a 5.999 millones de euros en 2008, un 14% menos que un año antes. Las plusvalí­as latentes por este concepto representan 1.877 millones. Sacyr ha comunicado que asegurará el pago de la deuda que tiene con los bancos, ligada en su mayorí­a a Repsol y al negocio inmobiliario, con Vallehermoso como garantí­a. Así­ puede refinanciar la deuda de Repsol, garantizándola con la inmobiliaria Vallehermoso. La constructora tendrá que depositar las acciones de Vallehermoso como nueva garantí­a del préstamo que recibió en 2006 para adquirir el 20% de Repsol. Según los últimos datos aportados por la compañí­a, el valor bruto de los activos de Vallehermoso ascendió a 5.999 millones de euros en 2008, un 14% menos que un año antes. Las plusvalí­as latentes por este concepto representan 1.877 millones.
Sacyr entró en el accionariado de Repsol en octubre de 2006, con la compra de un 20% del capital. Se convirtió así en el primer accionista de la petrolera. La compra conllevó en su momento una de las mayores operaciones de financiación en España. El grupo de construcción invirtió más de 6.500 millones en la compra, con créditos de más de 40 entidades por 5.200 millones, una de las más destacadas, el Banco Santander. El problema de los créditos es que los mismos títulos de Repsol servían de garantía. Si caían de un determinado nivel (12,4 euros), Sacyr debía poner más garantías.
Sacyr ahora ha recibido un anticipo para hacer frente a la deuda. La mayor parte del anticipo ha sido aportado por Caja Madrid y Santander (150 millones). Aquí está la clave de operación que parece pasar desapercibida. Lo que continúa siendo una incógnita es la posible venta del 20% de Repsol. En pocas palabras, Botín necesita cobrar el crédito que dio a Sacyr. Y si falla Vallehermoso, se vende Repsol como sea. El capo exige su dinero.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad