Música

La Excepción confirma La Regla Discográfica

Objetivo: conseguir uno de los mayores éxitos de descarga y ventas de la historia de la música española. Gasolina para la demanda y que se animen muchos más.

0
0 votos
27-03-2009
Publicidad
Ayer salió lo nuevo de La Excepción, el vendaval "jí­ jó" de Pan Bendito que en poco tiempo se ha convertido en el principal referente de verso y rima al compás. De tres en tres se cuentan hasta ahora los años que pasan entre disco y disco - que van tres - y, por lo que se puede comprobar, lo son por algo: trají­n, carretera, rodaje y otras cosas. De por medio el grupo ha interpuesto una demanda contra su compañí­a discográfica Zona Bruta/Warner. El resultado: aunque han sacado el CD para su comercialización, empiezan por regalarlo. Ayer salió lo nuevo de La Excepción, el vendaval "jí­ jó" de Pan Bendito que en poco tiempo se ha convertido en el principal referente de verso y rima al compás. De tres en tres se cuentan hasta ahora los años que pasan entre disco y disco - que van tres - y, por lo que se puede comprobar, lo son por algo: trají­n, carretera, rodaje y otras cosas. De por medio el grupo ha interpuesto una demanda contra su compañí­a discográfica Zona Bruta/Warner. El resultado: aunque han sacado el CD para su comercialización, empiezan por regalarlo.
“La verdad más verdadera”, nombre del disco, nombre del single. Y también nombre del video que dirige Santiago A. Zannou, realizador de “El truco del manco”, por la que El Langui recibió dos premios Goya; Mejor Actor Revelación y Mejor Canción Original – “A tientas” -.

 Desde la Avenida de los Poblados, La Excepción se hizo y la hicieron. Juan Manuel Montilla, “El Langui”, Antonio Moreno Amador, “Gitano Antón”, y Javier Ibáñez, DJ “La Dako Style”. Juntos supieron – que ya sabían – tejer frases de noches a la fresca y corrillo en torno al bidón de hoguera, tratando el cheli con dignidad poética y humor con filo.

Han recibido el premio al mejor disco del año de la revista Rolling Stone, el Premio al Grupo Revelación del PEMOC, y el premio al mejor grupo en los MTV Europe Music Awards.

La Excepción ha incorporado una nueva forma de entender el hip hop. Alejándose del estilo de “lengua de serpiente” y ego profundo, han optado por una línea de cercanía desde la que de manera sencilla son mucho más contundentes a través de letras que hablan con claridad de lo que piensan un grupo de amigos de barrio obrero que transmiten la energía de los que no tienen nada que perder, solo que ganar.

Un buen ejemplo es la demanda que han lanzado contra su discográfica, porque como afirma su abogada, Mónica Sevil, “en la industria discográfica todavía existe la esclavitud”. Engaños en el contrato, condiciones abusivas, retrasos en los pagos… entre otras lindezas la compañía trató de imponer clausulas que comprometían los derechos de autor no sólo de por vida, sino hasta 70 años después de su muerte.

El coste real de la producción de un disco no llega al euro, sin embargo, una vez en las estanterías de venta ya alcanza los 15 o 20 euros. El contrato origen de la demanda estipulaba un 10% de beneficios para el grupo, descontando de este porcentaje un 25% por la fabricación del CD y su caja. Cuando la realidad es que el coste ronda en este caso de los 80 cts, el 10% de lo que después ha de pagar el distribuidor.

Todo un precedente el paso dado por la Excepción. Ahora lo que tenemos que hacer es descargar los temas, disfrutar con ellos y comprar después el CD. Recomendarlo, regalarlo, y hacer proselitismo activo promoviendo su venta. Objetivo: conseguir uno de los mayores éxitos de descarga y ventas de la historia de la música española. Gasolina para la demanda y que se animen muchos más.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad