Nutrición

Reducir el consumo de carne roja, eliminar la carne procesada

Esta es la principal conclusión de un estudio presentado por el Instituto Nacional del Cáncer de EEUU hecho sobre 500.000 personas entre 51 y 70 años desde el año 95.

0
0 votos
27-03-2009
Publicidad
La batalla contra las enfermedades cardiovasculares en el terreno cientí­fico entra inevitablemente en el problema de la dieta. Y cuando lo hace, choca irremediablemente con los intereses de los monopolios alimentarios. La batalla contra las enfermedades cardiovasculares en el terreno cientí­fico entra inevitablemente en el problema de la dieta. Y cuando lo hace, choca irremediablemente con los intereses de los monopolios alimentarios.
    Roja menos, blanca más. Los números del estudio son claros, los individuos que comen más carne roja y carne procesada tienen un riesgo de mortalidad por cáncer o enfermedad cardíaca entre un 31% (hombres) y un 36% (mujeres) más elevado que la media, mientras que los que consumen mayormente carnes blancas tienen un riesgo menor. En el grupo femenino, destaca que las mayores consumidoras de carne roja tenían un  riesgo elevado un 50% de morir de enfermedad cardíaca.
 
    Se trata probablemente del mayor trabajo hecho para estudiar la relación de la carne roja y procesada y el riesgo de muerte, cáncer y enfermedad cardíaca..Los investigadores han procesado la información recogida durante diez años de forma que otros factores como (la obesidad, la historia familiar de cáncer, el consumo de alcohol o tabaco, y otros factores dietéticos o sociales, como el grado de educación) no influyeran en el resultado.
 
     ¿A qué alimentos se refiere el estudio? Carne roja se refiere a ternera y cerdo, mientras que la carne blanca es carne de ave y pescado. La carne procesada alude a ambos tipos, roja y blanca, en el momento en que la industria las trata y las presenta como perritos calientes, pizzas, lasañas, beacon, salchichas, hamburguesas, carnes precocinadas o curadas en forma de embutidos y fiambres, etc
 
     Los mecanismos no están del todo definidos, Rashmi Sinha, directora del estudio, señala que uno de ellos puede ser el hierro, la carne roja tiene mucho hierro, lleva hemoglobina y mioglobina. Tal vez la cantidad y composición de la grasa, por la forma en que son cocinadas las carnes, los aditivos que llevan o los compuestos que se forman a altas temperaturas.
 
      Claro que este estudio no establece una relación de causa efecto (hay que tener en cuenta el nivel de salud previo de los participantes o la influencia de otros componentes de la dieta como es la cantidad y la calidad de los hidratos de carbono y de grasas). Quien pretenda concluir de este estudio que la carne roja mata y hay que hacerse vegetariano pretende confundir. La Dra Sinha recomienda no sobrepasar los 500 gramos  de carne roja a la semana (no consumirla más de dos veces por semana) y eliminar del todo el consume de carnes procesadas. De esta forma, afirma que se puede evitar la muerte prematura en un porcentaje de casos.  
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad