Cegasa en China

Jose Ángel Menocal, responsable del metal por CC.OO en Vitoria.

"El mayor problema hoy en Cegasa no es el problema de que se vayan a producir pilas o no. (…) ha sido una pérdida muy importante de una oportunidad del mantenimiento del empleo"

0
0 votos
26-03-2009
Publicidad
La aprobación del ERE de Cegasa en Vitoria afectará a 203 de los 360 empleados de la planta. Dejarán de trabajar, "hasta el 31 de diciembre" y cobraran solo las prestaciones por desempleo. La denuncia principal por parte de los sindicatos es que en de lo que se trata realmente es de una deslocalización, no de una pérdida de la producción. De un cambio de la producción de pilas a la planta que se abrió en China hace dos años.
 Antiguo logotipo de las Comisiones Obreras
Antiguo logotipo de las Comisiones Obreras
La aprobación del ERE de Cegasa en Vitoria afectará a 203 de los 360 empleados de la planta. Dejarán de trabajar, "hasta el 31 de diciembre" y cobraran solo las prestaciones por desempleo. La denuncia principal por parte de los sindicatos es que en de lo que se trata realmente es de una deslocalización, no de una pérdida de la producción. De un cambio de la producción de pilas a la planta que se abrió en China hace dos años.
DVd. El expediente de regulación de empleo para Cegasa ha sido finalmente aprobado por parte del Gobierno vasco, a pesar de que el primero había sido denegado. ¿Qué diferencia hay entre uno y otro?
 
J.A. Este ha sido coyuntural, mientras que el otro lo planteaban como algo estructural y con despidos. Ahora en teoría la empresa lo que hace es suspender la actividad de los trabajadores hasta el día 31 de diciembre de este año.
 
DVd. Lo han presentado como temporal, pero cada vez hay más datos de que lo que van a empezar a hacer es vender la maquinaria de la planta de Cegasa de Vitoria, ¿es eso así?
 
J.A. Sí, eso es así. Yo considero que este es un tema de deslocalización puro y duro. Ya lo veníamos diciendo desde el principio. El problema es que ya en su día, fue permitido tanto por el Gobierno vasco como por el sindicato mayoritario que estaba entonces, hace dos años el que se aprobase la creación de una fábrica en China, sin asegurar los medios para el mantenimiento del empleo en la planta de Vitoria. De aquellos barros vienen estos lodos.
 
DVd. Pero entonces aquí se abre una contradicción. Quiero decir el expediente plantea un suspensión temporal, pero si se trata de un traslado de la producción, ¿qué garantías existen para esto que se aprueba ahora se mantenga?
 
J.A. De momento no la hay. Lo único que puede ocurrir es que lo que hoy es coyuntural mañana sea estructural. Provocado por la falta de producción desde el día 31 de diciembre. El mayor problema hoy en Cegasa no es el problema de que se vayan a producir pilas o no. Desde comisiones consideramos que ha sido una pérdida muy importante de una oportunidad del mantenimiento del empleo.
 
DVd. La semana pasada se realizó el  referéndum en la planta de la SEAT en Barcelona, donde se aprobó reducción salarial a cambio de que no se produjeran despidos. ¿Qué repercusiones puede tener esto para las negociaciones colectivas?
 
J.A. Para nosotros es importantísimo el mantenimiento de las condiciones laborales. Precisamente una de las cosas que denunciamos es que las patronales van a intentar, en este momento de crisis, la rebaja de los derechos de los trabajadores. Una de ellas por supuesto va a ser la pérdida de poder adquisitivo.
 
DVd. Ahora que estáis de Congreso. ¿Qué hay detrás del cambio de nombre, de Federación minero-metalúrgica a Federación de Industrias?
 
J.A. Unidad. Al día de hoy, ya hay, digamos, una gran cantidad de mezcla entre unos sectores y otros, en las propias empresas de automoción se emplea a trabajadores de otros sectores y realizan juntos la actividad. Creemos que es hora de ir aglutinando a todos los que pertenecen a este tipo de sectores para tener una defensa mayor de cara a los trabajadores.
 
 
DVd. ¿Algo más que añadir?
 
J.A. Creemos que estamos en un momento muy delicado y los que tenemos que conseguir es que la responsabilidad la asuman las patronales. Lo que no puede ser es que la crisis la paguen los trabajadores. Eso seria inadmisible.  Sobre todo porque ellos no son los responsables del conflicto financiero. La causa es una política neoliberal que no ha tenido freno y donde el capital ha sustituido a los estados y eso no puede ser.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad